Artículos

Las 10 mejores bandas sonoras de 2018

Este año, las partituras han sido tan eclécticas como las películas que musicalizaron, la selección va de Pantera Negra hasta hipnóticos paisajes sonoros para películas como Mandy, Aniquilación y Nunca Estarás a Salvo.

Uno de los rubros que mejor complementa una película es la banda sonora o soundtrack, hay veces que dicha música es tan poderosa que trasciende a la misma película o, en el mejor de los casos, se hacen inseparables. Este año, las partituras han sido tan eclécticas como las películas que musicalizaron, por ejemplo, Paddington 2 - 100%, If Beale Street Could Talk, el cóctel sangriento de Mandy - 92% o la triunfal Pantera Negra - 90%. En cuanto a compositores nos encontramos con los talentos de Jonny Greenwood (El Hilo Fantasma - 97%) y Justin Hurwitz (El Primer Hombre en la Luna - 90%) que desarrollaron scores musicales para películas muy galardonadas, así como Amelia Warner (Mary Shelley - 31%), Laurent Eyguem (Nostalgia) y Caroline Shaw (Madeline’s Madeline), además, este año también las películas extranjeras contaron con partituras dignas de mención como la realizada por Mowg para la aclamada Burning - 94% o la de Khaled Mouzanar para Cafarnaúm: La Ciudad Olvidada - 75%.

Podría interesarte: The Favourite, Roma y la Muerte de Stalin, encabezan las mejores películas de 2018 según indieWire

La siguiente lista corresponde a la selección de las 10 mejores bandas sonoras del 2018 realizada por el crítico David Ehrlich para indieWire y aunque al final no quedó la espléndida música de Nace Una Estrella - 92% o el de la nueva versión de Suspiria: El Maligno - 55%, te aseguramos que las siguientes 10 partituras son un regalo para los sentidos.

10. Paddington 2 - Dario Marianelli

Dario Marianelli ya tiene un Óscar en su estantería por la banda sonora de Expiación, Deseo y Pecado - 83%, pero su más reciente trabajo en Paddington 2 - 100% le ha significado uno de los retos más desafiantes de su carrera debido a que ha logrado hacer una partitura dulce sin llegar a ser empalagosa, sensible pero nunca sentimentaloide, siempre tan flotante y encantadora como el osito peruano, sensaciones a las que se llegó gracias a la presencia del glockenpiel como uno de los instrumentos principales en las melodías que siguen diferentes géneros: samba, marcial e incluso música de cámara.

9. The Old Man & the Gun - Daniel Hart

Aunque The Old Man & the Gun se ha perdido en la vorágine de los estrenos de fin de año con miras a la temporada de premios, esta película es el testamento cinematográfico de Robert Redford y una de las películas más estimulantes de ladrones. La música de esta película también ha destacado por la sensibilidad de las composiciones de Daniel Hart quien ha añadido toques melancólicos a algunas de sus melodías para hablar de otros tiempos más inocentes y que resulta realmente eficaz para seguir la vida de un anciano ladrón de bancos que está llegando al final de su vida.

8. Aniquilación - Ben Salisbury y Geoff Barrow

Resulta difícil encasillar una película como Aniquilación - 84%, sin embargo, es cierto que se trata de una película atmosférica por lo que su banda sonora tenía que equiparar esas sensaciones que despertaba el misterioso resplandor entre los personajes. El compositor Ben Salisbury, quien ya había hecho equipo con Alex Garland en Ex Machina - 93%, y el instrumentista de la agrupación Portishead, Geoff Barrow, fueron los encargados de crear un paisaje sonoro más que un soundtrack al uso, éste fue igual que el inhóspito mundo tras el amenazante destello luminoso, es decir, denso, amorfo y evolutivo ya que, hacia el final de la película, éstos sonidos toman vida propia.

7. Pantera Negra - Ludwig Göransson

La intervención del famoso Kendrick Lamar en Pantera Negra - 90% emocionó a muchos debido a que podría garantizar uno de los mejores soundtracks del año, sin embargo, no todo estaba dicho y la mayoría de los espectadores pensaron que la película sobre el rey de Wakanda iba a ser acompañada con el genérico trabajo musical de las películas de superhéroes, pero fue gracias a la intervención del compositor Ludwig Göransson quien elevó esta banda sonora a otro nivel entregando sonidos contundentes y llenos de vida apoyados en tambores sudafricanos y senegaleses que seguían el pulso de la epopeya de Ryan Coogler.

Lee también: 10 momentos memorables del cine en 2018

6. El Legado del Diablo - Colin Stetson

El Legado del Diablo - 96% fue una de las películas más aclamadas del año y que al igual que Aniquilación, apela a los sentidos del espectador con sus atmósferas solo que aquí, el director y escritor Ari Aster hace guiños al cine de terror. Para generar las sensaciones más desagradables y aterradoras, la película se valió de la partitura compuesta por Colin Stetson cuyo instrumento base fue el saxofón, además de que cada nota que emerge de este hipnótico score nos predispone a algo siniestro.

5. If Beale Street Could Talk - Nicholas Britell

Nicholas Britell y Barry Jenkins hacen magia juntos, así lo demostró su mancuerna en Luz de Luna - 98%, pero si entonces la música resultó fundamental para impulsar el desarrollo de aquella trama, en If Beale Street Could Talk ésta tiene un papel más prominente. Los instrumentos de cuerda acompañan esta celebración del amor de dos personajes afroamericanos a través del tiempo, así, estos acordes asumen la misma capacidad lánguida de las imágenes que captura Jenkins.

4. Eighth Grade – Anna Meredith

En Eighth Grade - 98% nada es convencional y la música no podía ser la excepción en la que es considerada la película más polémica del año. Dirigida por Bo Burnham, el cineasta lanza una declaración de intenciones con este descarnado retrato de la vida estudiantil en la secundaria, el elemento que mejor patenta su audacia lo encontramos en la banda sonora cargada de sintetizadores a cargo de Anna Meredith, una compositora británica que debuta en el cine con un paisaje sonoro actual, ruidoso y vibrante que acompaña la vida de una de adolescente de 13 años.

3. Mandy - Jóhann Jóhannsson

Para hablar de la banda sonora de Mandy - 92%, es el último trabajo del destacado compositor Jóhann Jóhannsson, indieWire se permitió citar un fragmento de la reseña escrita por su crítico en jefe, Eric Kohn, en un intento por exponer la grandeza de esta partitura, traducción que reproducimos a continuación:

En Mandy, Nicolas Cage va en busca de venganza, pero la trama de la película pasa a un plano secundario en contraposición a la experiencia de verla. El seguimiento del director Panos Cosmatos a una atmósfera similar a la vista en Beyond the Black Rainbow es un poema en tono de heavy metal, repleto de chaquetas de cuero, paisajes sombríos y estallidos de furia sin filtros. Gran parte de su poder expresionista proviene de una corriente oculta en la música que envuelve casi todos los momentos, evocando temor y asombro en dosis iguales.
La banda sonora de Mandy es una de las mejores del año, un arreglo emocional y feroz de tristes sintetizadores y guitarras sombrías, entremezclados con erupciones discordantes de percusión, todo lo cual demuestra la compleja visión del compositor islandés Jóhann Jóhannsson, quien murió en febrero a la edad de 48 años, poco después de que Mandy se estrenase en Sundance.

Te recomendamos: Las mejores películas de 2018 según Cahiers du Cinéma

2. El Primer Hombre en la Luna - Justin Hurwitz

Ganador del Óscar por su trabajo en La La Land: Una Historia de Amor - 92%, Justin Hurwitz volvió a hacer mancuerna con Damien Chazelle en El Primer Hombre en la Luna - 90%. Para el compositor, hacer la música para esta película no fue tarea fácil ya que esta tenía que ayudar a construir el puente que viera a Neil Armstrong como símbolo del pueblo estadounidense, así como el Armstrong humano y afligido que tuvo que emprender el viaje a la luna para obtener una redención. Para acompañar este viaje emocional, Hurwitz echó mano del theremín, uno de los primeros instrumentos musicales electrónicos para crear esas notas que se debaten entre la esencia terrestre y la vida tecnológica. La partitura fue tan fundamental que al grado de que ciertas secuencias como el alunizaje están totalmente vinculadas a la imagen.

1. Nunca Estarás a Salvo - Jonny Greenwood

Venía de una nominación para el Óscar por la excepcional partitura que hizo para El Hilo Fantasma - 97% y Jonny Greenwood volvió a entregar otra de sus inimitables sinfonías disonantes para la película de Lynne Ramsay, Nunca Estarás a Salvo - 79%. La música de Greenwood, al igual que su fracturado personaje, un violento sicario a sueldo interpretado por Joaquin Phoenix, se deforma y transmuta en una infinidad de sensaciones que van desde el pánico, pasando por la violencia hasta la resonancia. Esta es una película retorcida, pero Greenwood la envuelve en ternura.

También podría interesarte: Globos de Oro 2019: los grandes ignorados y las sorpresas de las nominaciones

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos