Artículos

Ahora son 13, de Steven Soderbergh, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

Ahora son 13 es uno de los ejemplos más destacados que hay para afirmar que existen películas cuyo objetivo es redimir malas secuelas

En 2001, Steven Soderbergh iniciaba uno de los proyectos que, con el tiempo, se convertiría en uno de sus más representativos: La Gran Estafa - 82%, un remake de la cinta clásica de Lewis Milestone 11 a la Media Noche - 48%, la cual es recordada por su alucinante elenco compuesto por Frank Sinatra y Dean Martin, los crooners que engalanaban las noches de juego, tragos y glamur en Las Vegas que, además, eran acompañados por Sammy Davis Jr., Peter Lawford y Joey Bishop, entre otros. Con tal precedente, Soderbergh tenía claro que uno de los grandes atractivos de Ocean’s Eleven (el título original de la cinta) era el reparto, fue así como para su versión fichó a los actores más varoniles, atractivos y mediáticos de Hollywood para armar a la nueva pandilla obteniendo en la tercia principal a George Clooney como Danny Ocean, el líder de la banda; seguido de Brad Pitt y Matt Damon.

Podría interesarte: Ocean’s 8: Las Estafadoras ya tiene Certificado de Calidad

El éxito arrollador de crítica y taquilla que consiguió La Gran Estafa motivaron a que el estudio impulsara la creación de una secuela titulada La Nueva Gran Estafa - 56% cuyo resultado fue simplemente decepcionante aun cuando el elenco se hacía mucho más atractivo con la adición de Catherine Zeta-Jones. Tratando de olvidar el pésimo resultado de la secuela, el estudio y el director finalmente entregaron en 2007 Ahora son 13 - 70%, la cinta que cerraría la Trilogía Ocean y la historia de estos galantes estafadores. Fue entonces que los creativos dieron en el clavo y la tercera entrega queda como uno de los ejemplos más destacados que hay para afirmar que existen películas que sirven para redimir malas secuelas.

Lee también: Steven Soderbergh recuerda cómo Lucasfilm lo rechazó

Si bien la cinta fue un vuelta de tuerca afortunada tras haber mostrado una confianza inaudita en la camaradería de sus estrellas en la segunda parte, Steven Soderbergh apostó en Ahora son 13 por una fórmula narrativa muy cercana a la que utilizó en La Gran Estafa - 82% para desarrollar una relato emocionante, divertido y lleno de trampas no sólo para que la banda de Danny Ocean llevara a cabo otro mítico atraco, sino también para saciar su sed de venganza para recordarle a un millonario empresario llamado Willy Bank, qué significan los códigos de honor a partir de que despide y traiciona a Reuben Tishkoff (Elliott Gould), el amigo y mentor de Danny. El director de Sexo, Mentiras y Video - 98% también acertó al incluir a dos leyendas del cine como Al Pacino (como el empresario Willy Bank) y Ellen Barkin.

Continúa leyendo: Steven Soderbergh: temo que por el movimiento #MeToo se dejen de contratar mujeres en Hollywood

La lección de honor que da la banda de Ocean al magnate fue también una lección para Steven Soderbergh cuyo relajamiento en la ejecución de su historia lo recompensó, en su mayoría, con críticas positivas ya que, una trama sencilla, diálogos despreocupados y el mero entretenimiento entregaron una de las mejores películas de escapismo para ver, desechar y pasarla bien. Algo que destacaron los especialistas como un acierto fue el buen tino que tuvo el director de construir una historia cartografiada en el mismo terreno de La Gran Estafa, aunque sin llegar al nivel de ésta. Y a pesar de ser una cinta bastante irregular, el resultado final de Ahora son 13 - 70% es el de una película pulcra y entretenida.

En seguida recordamos qué dijo la crítica especializada en sus reseñas cuando ocurrió el estreno de Ahora son 13:

También podría interesarte: La Estafa de los Logan ya tiene Certificado de Frescura en el Tomatómetro

Kenneth Turan, de Los Ángeles Times, advirtió:

Mejor que el fiasco que fue Ocean’s Twelve, (¿cómo podría no serlo?) pero no tan fascinante como Ocean’s Eleven.

Rene Rodriguez, de Miami Herald, dijo:

Cuando la película te mantiene así de entretenido sin estar insultado tu inteligencia, es difícil quejarse.

Claudia Puig, de USA Today, afirmó:

Tan frívola y sin complicaciones como una margarita en una cálida noche de Las Vegas.

Chris Hewitt (UK), de Empire, expuso:

Puedes ganar a la casa, o puedes saltar la banca: las secuelas siempre tienen las apuestas en contra por la norma de que van hacia abajo. Pues bien: Ocean’s Thirteen lo acaba de conseguir.

Lou Lumenick, de New York Post, señaló:

Un entretenimiento hábilmente representado, pero no esperes recordarla mucho al día siguiente.

Oti Rodríguez, de ABC, comentó:

…cine entretenido, lleno de estrellas y ‘glamour’.

Roger Ebert, de Chicago Sun-Times, señaló:

Se desarrolla con diálogos despreocupados, una estudiada sencillez y un montón de cosas, ninguna de las cuales me importaba mucho porque el filme no se para a desarrollar los personajes, que se ven obligados a conformarse con ser estrellas de cine.

Wesley Morris, de Boston Globe, aseguró:

Esta podría ser la primera película sobre escapismo que tiene como propósito el servicio público.

Mark R. Leeper, de rec.arts.movies.reviews, dijo:

El guión es divertido y despreocupado y no debe tomarse tan en serio.

Sean Burns, de Philadelphia Weekly, opinó:

Es bastante encantadora, extremadamente bien armada, y la próxima semana dudo que recuerde haberla visto.

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos