Artículos

Resumen de cine mexicano, marzo: thrillers, comedias, remakes, FICUNAM y un poco más

Marzo vio una cantidad de estrenos considerable en cuanto a producciones nacionales se refiere

No cabe duda que los números de producción en cuanto a cine mexicano se refiere se encuentran considerablemente altos, sin embargo, esto no significa que ya exista una industria como tal. Para que ello ocurriera tendría que haber un sistema de estudios, un sistema de maquilado de películas y un sistema de exhibición y distribución que garantizara que todo lo que se filma tuviera su debida exhibición así como promoción. La realidad es que buena parte del cine mexicano existe en un limbo: se filma, se llega a exhibir en algunos festivales, se estrena de forma casi clandestina en algunas salas de cine y después desaparece para no dejar rastro. Algunas películas llegan a aparecer en plataformas de streaming o video, pero otras no y con esto pierden la oportunidad de que un mayor público las vea.

Lee también: El cine mexicano estrenado en marzo 2018, bajo el escrutinio de la crítica

Existe el problema de la calidad, la cual no necesariamente va a la par de la ya mencionada cantidad. Producir cine en este país es algo que varios desean que se vuelva una labor del estado, pero lo cierto es que la iniciativa privada es la que debe entrar con mayor fuerza a este rubro y arriesgarse a invertir en otro tipo de historias, no solo en comedias románticas. Pedir que el gobierno este tan involucrado en la producción puede tener efectos secundarios negativos y es que nada impediría que después las mismas autoridades que permiten el uso de recursos públicos para fondear películas pretendiera dictaminar que tipo de historias pueden ser o no producidas.

Existe también una combinación de miopía e incluso falta de confianza de los realizadores, una inseguridad enorme a la hora de referirse su propio trabajo. Por un lado se pretende vender a la gente comedias de nula calidad bajo la idea de que el respetable ira a ver lo que sea con tal de distraerse y olvidarse de sus problemas. Varios géneros continúan marginados en las producciones nacionales y cuando son abordados se evidencia la falta de oficio para hacerlo. Finalmente, la campaña de ir a ver cine mexicano solo por su lugar de origen es una campaña fundada no en un orgullo nacionalista como las campañas mediáticas del cine chino, sino en la pena y lastima. Se pide la atención de la audiencia como si fuera una limosna (estamos nominados nos dicen en los anuncios), como si ver cine mexicano fuera casi un acto de caridad cuando en varios casos son los productores los que deberían pagarle a la gente por ir a ver las abominaciones que escupen con desdén en las salas de cine.

Este recuento del mes pasado incluye además de lo estrenado en cartelera comercial--desde los complejos cinematográficos masivos hasta las salas de arte-- algunas de las cintas mostradas en la última edición de FICUNAM (cintas sin estreno comercial pero que muestran otros estilos de hacer cine en México) además de una película que se estrenó sin publicidad alguna en enero en algunas salas (Mañana Psicotrópica). La intención de estos recuentos, una vez más, es tratar de llevar un registro del cine que llega a las salas de cine y, por supuesto, hablar de su calidad o la falta de la misma. Una vez más, este ejercicio puede ayudar a entender porque un sector del público aún tiene una aversión al cine hecho en México. Existen propuestas interesantes sin duda que buscan hacer una ruptura, pero también existe una cantidad amplia de cintas que insultan la inteligencia de cualquiera que las vea. Una poderosa razón por la cual hay que tener reservas antes de festejar los números de producción actuales. Hacer cine es un gran esfuerzo y consume tiempo, dinero y recursos. ¿No es eso mayor motivo para realmente esforzarse en hacerlo con calidad y profesionalismo? En fin, empecemos con el repaso de lo estrenado en marzo, en orden cronológico de acuerdo a como se estrenaron las cintas durante el mes.

Lee también: Todo Mal | el humorismo mexicano mal y de malas

De las muertas

Que existan intentos por hacer thriller contemporáneo en México ya es sin duda algo notable y es que este es un tipo de cine que siempre tiene presencia en la cartelera de otros países, pero rara vez en el nuestro. Esta cinta intenta tomar un tema tan urgente como el de los feminicidios para narrar una historia en la que un hombre acusado de asesinar jovencitas puede o no ser culpable. Sin embargo, las ambiciones de la cinta ahí terminan, porque tanto la puesta en escena como el guión impiden que la trama alcance su potencial. La hechura, desde la dirección hasta las actuaciones, es propia de un videohome. La trama pretende desorientar a la audiencia con diferentes versiones de varios personajes, pero esto no es Rashomon - 100% y los protagonistas son clichés cansados del género policíaco que carecen de algún grado de complejidad. Para rematar, el ritmo de la narrativo avanza con pies de plomo y esto termina de hundir todas las buenas intenciones que pudo tener la cinta, la cual también se queda muy corta en su lado de denuncia social. Hacer un buen thriller de suspenso requiere mucho oficio y saber marcar las pautas narrativas para mantener al público expectante y tenso. Los guionistas y directores que pretendan hacer este tipo de cine en México tendrán que aplicarse si esperan poder competir con la oferta internacional.

Marcianos vs. Mexicanos - 9%

Los creadores de Huevo Cartoon regresaron a la pantalla grande con una producción que pretende ser un deleite para los fans de las primeras animaciones que surgieran en internet hace ya varios años. El problema es que esta nostalgia por el pasado de los realizadores se traduce en ocurrencias en extremo anacrónicas que emulan el formato de sketch de video de YouTube, pero que no dan para una película completa. Gag tras gag de lo desmadrosos que somos los mexicanos, estereotipos cansados de gente de clase media de la capital del país y, por supuesto, muchos chistes de flatulencias. Si son fans de Huevo Cartoon probablemente quedarán fascinados, pero el resteo probablemente salio fastidiado de la sala luego de ver el enésimo intento por romper la cuarta barrera para explicar un chiste que no necesitaba explicación.

La Libertad del Diablo - 88%

Luego de recorrer festivales y exhibirse durante el ciclo de Ambulante de 2017, finalmente este documental logró estrenarse comercialmente en marzo de este año. La cinta de Everardo González no es otro trillado y tibio documento de "denuncia" de los que abundan y que realmente no dicen nada. Sabemos todos perfectamente que la situación de seguridad de México es trágica, sin embargo, más allá de las cifras de ejecutados y desaparecidos existe todo un laberinto en el que conviven sicarios, miembros del ejército, de la policía federal y las victimas del crimen organizado. Todos estos habitan el mismo país, uno que se encuentra sumido en un grado de descomposición moral del cual parece ya no haber marcha atrás. Everardo enfrenta a la audiencia con los rostros de los que podrían ser sus vecinos o familiares, rostros cubiertos por máscaras pero que no dejan de mirarnos fijamente. Sin duda el documental más importante en años y uno de los mejores estrenos nacionales de este 2018.

Todo Mal - 36%

Issa López pasa de triunfar con Vuelven - 100% a regresar a la comedia mexicana rutinaria y desgastada con este intento de reproducir la formula de una cinta como que paso ayer. Aquella tenía a tres personajes con personalidades definidas y que despertaban empatía en el respetable. Aquí solo tenemos a una tercia de borrachos mienta madres, hoyos negros de carisma, que avanzan por una trama hilada en torno a ocurrencias, todo esto mientras la palabra "verga" se repite infinidad de veces. Todo Mal hace honor a su título y de principio a fin demuestra la profunda confusión que existe a la hora de realizar cine de comedia. Mentar madres no es hacer un chiste y tener a personajes que se comportan con mala leche tampoco es sinónimo de hilaridad.

Tuya, Mía… Te La Apuesto - 20%

Tu amigo que culpa de todo a Televisa y el fútbol y a que este último lo llama "cortina de humo del gobierno" sentirá que se le dio toda la razón a sus diatribas con este lamentable remake de una comedia colombiana de hace ya varios años. La cinta tiene en su protagonista, interpretado por Adrián Uribe, al estereotipo más recalcitrante posible que ha plasmado el cine y televisión de México durante años. Un Godínez capitalino con actitud nefasta, irresponsable, machista, arrimado, mediocre y resentido que siempre quiere resolver todo con el mítico "ingenio mexicano" en lugar de comportarse como un adulto maduro. El fanatismo hacia el deporte más bello del mundo es celebrado en una comedia sin chistes y con pautas dramáticas propias de telenovela de la tarde. Contrario a lo que dice tu amigo que ve cortinas de humo por todos lados, el fútbol no idiotiza, pero este tipo de películas si que lo hacen.

El Vigilante - 85%

Pareciera que incluso cuando el cine mexicano intenta acercarse a algún género cinematográfico que no sea la comedia o el melodrama este lo hace con timidez y miedo, con lo que solo logra tropezarse en el proceso. El Vigilante empieza como un aparente thriller, pero esta idea es abandonada a favor de un ensamble de subtramas que no van a ningún lado, que aparentemente buscan hacer una suerte de denuncia del México actual, pero que tampoco funciona como tal. La historia de un vigilante de una obra que decide no asistir al nacimiento de su hijo a favor de pasar toda una noche enfocado en resolver estas subtramas quiere abarcar muchas capas narrativas, pero no profundiza una sola de estas. La dirección, fotografía y trabajo actoral están muy bien cuidados, es una pena que esa atención no se le haya dado al guión.

Hasta Que La Boda Nos Separe - 91%

Remake de la cinta rusa Gorko! de 2013, la cual básicamente calca escena por escena la trama de la original, solo que con sus respectivos cambios y tropicalizaciones. Los personajes se mueven dentro de los viejos estereotipos de las clases sociales en México, por un lado vemos a los ricos arrogantes y por el otro a clase medieros con pocos modales pero muchas energías. Los chistes cumbre de la cinta son albures por el estilo de "larrykañonga, jorge nitales" y otros del mismo corte. Si ese es su tipo de humor estarán aquí en buenas manos, pero los que no tengan paciencia para estos diálogos o para ver las ya también clásicas escenas de borracheras (con Adal Ramones en una de estas) es probable que prefieran otro tipo de opción. Dicho sea en otras palabras, la cinta forma parte de la regla y no des la excepciones en cuanto a la comedia hecha en México se refiere.

Nocturno

Si bien cada cinta busca hacer algo diferente, comparada con los otros thrillers que se estrenaron en marzo (De las muertas y El Vigilante) Nocturno esta mucho más lograda y con un enfoque más claro. En este caso es un thriller psicológico, con una sola locación y un grupo reducido de actores en escena. Una mujer es contratada para cuidar a un hombre de la tercera edad, con quien tiene una conexión particular. La fotografía en blanco y negro y la estética se inclina hacia lo abstracto y desea crear varios momentos sórdidos que confronten a la audiencia. El segundo acto se vuelve algo reiterativo y la resolución pudo haber sido más fuerte. Sin duda un esfuerzo loable, un diamante en bruto que definitivamente requiere estar en el estado de ánimo correcto para intentar involucrarse en su trama.

FICUNAM

David. El regreso a la tierra

Documentales acerca de personas (muchas veces el mismo director) que busca hablar de sus padres, ausentes o presentes, son bastante comunes en el circuito de festivales mexicano. Afortunadamente esta cinta logra evitar ciertos lugares comunes de este tipo de cintas y consigue mostrar un retrato humano de su protagonista, sin cursilerías o discursos políticos. Un hombre que busca sus raíces en Haití es un viaje que, entre otras cosas, deja muy claro lo difícil que es conseguir un acta de nacimiento en la nación caribeña. En resumen, una mirada honesta a la necesidad de un hombre para lograr definir su identidad en este mundo.

Esta película la hice pensando en ti

FICUNAM es un espacio que procura darle voz a cine experimental que difícilmente se ve en la cartelera comercial y si bien esto suena a una encomienda noble esto también significa que la calidad puede variar bastante. Definitivamente no todo mundo está obligado a ser el próximo Kenneth Anger o Chris Marker, pero si debe existir una exigencia para quienes realicen este tipo de cine. La historia de una mujer que busca a un padre que no conoció (un tema ya fetiche en varias cintas mexicanas) se convierte aquí en una serie de lugares comunes del cine estudiantil experimental que no le dicen nada al espectador. De repente vemos a la mujer tocar la puerta de una casa para preguntar por su padre, luego recitar una suerte de mantra hasta que la imagen se disuelve en una cruda gráfica en 3D y luego vemos otra vez la misma puerta de la misma casa hasta cuatro veces. Cansada, trillada y hasta con cierto humor involuntario, la cinta hace todo menos interesar al espectador en lo que ve en pantalla. Esto no es un experimento arriesgado, es un ejercicio autocomplaciente totalmente hueco.

Mano de metate

Si bien la anterior cinta era un cansado recordatorio de todos los malos clichés del cine experimental de festival, Mano de Metate es la cúspide absoluta de la arrogante frivolidad que envuelve a este tipo de productos fílmicos festivaleros, hechos más por capricho que por tener algo genuinamente relevante que aportar a la estética o narrativa cinematográfica. El combinar material de archivo es algo que el ya mencionado Kenneth Anger perfeccionó hace ya varias décadas. Mano de Metate pretende usar esta técnica para contar una historia, una que rápidamente se descompone y es reemplazada por desdibujadas peroratas acerca del petróleo y la tortilla como símbolos de México o algo así. Quien sabe y a quien le importa, solo sé que para el momento que la silueta de una mano que sostiene un celular apareció en la pantalla sabía que estaba ante la tontería pretenciosa más descarada que he visto en lo que va del año. Mención especial también a una escena en la que una mano señala una diapositiva sobre una tortilla. Si creen que exagero solo lean la sinopsis:

Las películas pueden contener la potencia de un conjuro, una ceremonia que se repite y transforma en cada puesta en marcha. Eugenia, una sobreviviente de 6 años que tiene la capacidad de moverse entre diversos puntos de espacio-tiempo, es la conexión entre las partes para alinear la cerradura de una puerta entre los pliegues del tiempo.

Santo cielo, hasta alguien asiduo a Zona Maco se echaría a reír a carcajadas luego de leer eso.

La de Barney tiene emoción y gracias a dios NO es Mano de Metate...
La de Barney tiene emoción y gracias a dios NO es Mano de Metate...

Bonus

Mañana Psicotrópica

Básicamente una cinta stoner con aspiraciones artísticas y un tanto motivacionales. La historia gira en torno a un joven que intentó suicidarse y que emprenderá un viaje con su primo que lo llevará a probar todo tipo de sustancias alucinógenas: hongos, marihuana y otras linduras de la madre naturaleza. Durante el viaje nuestro protagonista comprenderá el valor de la amistad y lo que se siente estar vivo. Esa sinopsis suena como a una película de Richard Linklater en buena forma, pero Mañana Psicotropica es mucho más rudimentaria en su narrativa. Vemos escenas de los personajes en las que fuman mota, prueban ácidos, solventes, peyote y toda la parafernalia que el buen Hunter S. Thompson usaba para alimentar su prosa. Desafortunadamente la cinta no es tan articulada como lo era el escritor de Rolling Stone y no va más allá de observar a los personajes ponerse bien "high". La trama no se molesta en desarrollarlos fuera de estas secuencias, las cuales se tornan bastante repetitivas. Si este tipo de material es afín con el espectador puede que exista una conexión, para todos los demás que alguna vez probaron un "joint" y no les pareció esa experiencia psicomagica extrasensorial que les prometían difícilmente recordaran la cinta al final del día. Estrenada en enero solo en el circuito de salas de arte, no debe sorprender que no pudiera llegar a salas comerciales de mayor afluencia.

Resultados:

Mejor película: La Libertad del Diablo
Peor: Todo Mal y Mano de Metate
Número de películas de 2018 en la que el gato de los protagonistas muere sin explicación: Dos, Todo lo demás y Mañana Psicotrópica.
Número de veces que la palabra "verga" es pronunciada por los personajes de Todo Mal: Aproximadamente en más de 30 ocasiones.
Esperanzas de que en el resto del año la oferta fílmica mexicana mejore: 6%. En abril se estrenó la dinámica La 4ª Compañía - 93% pero también viene otra avalancha de comedias pueriles y sin gracia.

Lee también: Tomates a la mexicana: Doña Macabra

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos