Artículos

Las peores películas mexicanas de 2017 según la crítica

Películas que no ayudan en nada a una industria nacional que aún lucha por lograr solidez

Las campañas de publicidad nos dicen que debemos apoyar el cine mexicano, como si fuera un lisiado o un perro callejero que merece lástima. La industria nacional ha logrado generar buenos ingresos gracias a comedias que ofrecen al público un escapismo a la cruda realidad de un México violento y corrupto; sin embargo, la calidad no va de la mano con la popularidad muchas veces. El cine funciona en buena medida con base en fórmulas, pero cuando las fórmulas dejan dinero, a los productores y realizadores poco o nada les puede importar si la ecuación realmente da resultados decorosos en el plano artístico.

Lee también: Sebastián del Amo inicia la filmación de El Complot Mongol

Las películas a continuación mencionadas van desde ese humor clasista y ramplón recalcitrante hasta obras con pretensiones de “cine de arte” que poco o nada ofrecen al público que no sea el de festivales. La crítica habló y consideraron que las siguientes cintas no daban el ancho en términos de propuesta y narrativa, esto a pesar de que en algunos casos el público sí respondió de manera positiva.

Lee también: Las Hijas de Abril y el espejismo de los galardones europeos

Las Hijas de Abril - 58%

Sin importar el premio obtenido en Cannes, Michel Franco no logró convencer a varios con este melodrama con tintes telenovelescos en los que una madre hace y deshace a sus hijas. La puesta en escena y el guión dejan mucho que desear y la supuesta crudeza de la trama se pierde en situaciones bastante risibles.

Cuando los Hijos Regresan - 55%

La enésima comedia del año y con la que cerramos 2017 es una cinta más que nadie pidió, incluidos los mismos actores que mostraron una amplia apatía al promocionarla. Lugares comunes y cansados que, a pesar de haber gustado a algunos críticos, dejaron fastidiados a otros con tendencia al desdén.

Hazlo Como Hombre - 50%

A pesar de las nobles intenciones del cineasta chileno Nicolás López por abordar el tema de la discriminación a la comunidad gay, esta cinta tropieza con un humor pueril que no consigue dignificar el tema principal. De buenas intenciones está pavimentado el camino al infierno.

Yo Soy la Felicidad de Este Mundo - 17%

Cinta autoindulgente y sin rumbo que, a pesar de sus pretensiones artísticas como drama gay sobrio, sólo se estrelló con la crítica nacional e internacional. De las cintas que dan el semanazo en cartelera y nadie nunca se entera que alguna vez se estrenó.

El Tamaño Sí Importa - 17%

El prototipo de comedia sin cerebro ni humor que sólo fastidia en lugar de entretener, ni hablar de los chistes clasistas y sexistas. El humor políticamente incorrecto puede funcionar y es muy necesario en el séptimo arte, pero hasta para eso se necesita inteligencia, cosa por demás ausente en esta lamentable producción. Los que insistan en que el cine de ficheras era de mal gusto van a tener que reconsiderar su postura con este tipo de cintas contemporáneas.

3 Idiotas

Lo más pútrido del cine comercial mexicano, un deleznable remake de una joya de Bollywood que no sólo no sabe tropicalizar la trama, sino que además contradice todos los mensajes de la original. Desde su humor escatológico hasta su ridículo número “musical” que intenta emular las danzas del cine de la nación asiática. Este bodrio es suficiente razón y argumento para que la India rompa relaciones con México de forma indefinida.

Lee también: Las películas mexicanas más taquilleras producidas por Imcine en 2017

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos