Noticias

J.K. Rowling explota contra activistas por publicar su información personal pero en redes sociales la critican

La escritora británica no se libra del escándalo y recientemente vuelve a ser critica en Internet.

J.K. Rowling es una de las figuras más controvertidas de la industria del entretenimiento desde hace algún tiempo y es imposible que se deshaga de la mala reputación que se ha hecho. La escritora británica vuelve a ser el centro de la controversia debido a que acusó a un grupo de activistas por “doxear” o exponer información personal de su hogar en Inglaterra. Las redes sociales se han ido contra ella porque no tiene sentido quejarse por datos que son de conocimiento público.

No te pierdas: Al director de Harry Potter y la Piedra Filosofal le dijeron que no podría contratar a Daniel Radcliffe

Exitosa en todo el mundo por la saga de Harry Potter, Rowling cayó de la gracia colectiva por una serie de tuits publicados en 2020 en los cuales ofende a la comunidad transgénero, diciendo que “sólo las mujeres mentrúan”. Lo anterior la condenó a la cancelación de las redes sociales, pero aunque su fortuna no se ha visto terriblemente afectada, sí que se ha ganado el repudio del público. Las cosas han llegado tan lejos que ni siquiera aparecerá en el especial de 20 años de Harry Potter que llegará a la plataforma de HBO Max en 2022.

A través de su cuenta en Twitter, J.K. Rowling informó ayer que un grupo de activistas se posó frente a su casa, tomaron fotografías exponiendo la dirección y las compartieron en redes sociales. La escritora asegura que fue víctima de doxxing y agradece a todos aquellos que reportaron el material con las personas a cargo de la red social; además, aplaudió el trabajo de la policía local por tomar cartas en el asunto y por no permitir el acoso en su domicilio. Aquí el inicio de su extenso hilo sobre el caso:

Te invitamos a leer: Chris Columbus quiere lanzar su versión de 3 horas de Harry Potter y La Piedra Filosofal

El viernes pasado, la dirección de mi familia fue publicada en Twitter por tres activistas que se tomaron fotos frente a nuestra casa, posicionándose cuidadosamente para asegurarse de que nuestra dirección fuera visible. Quiero agradecer enormemente a todos los que reportaron la imagen a TwitterSupport. Su amabilidad y decencia marcaron la diferencia para mi familia y para mí. También me gustaría agradecer a la Policía de Escocia por su apoyo y asistencia en este asunto.

Pero aunque la publicación de Rowling cuenta con miles de likes, la creadora del Mundo Mágico no se salvó del escarnio público. La dirección de su casa es bien conocida por los fans y existen muchas, muchas imágenes de la propiedad que circulan libremente por la red, así como varios artículos que hablan a profundidad sobre el acaudalado condominio. No fueron pocos los usuarios de las redes que criticaron a J.K. por su actitud ante los activistas, señalando de hipócrita su postura como víctima. Aquí una compilación de posts:

La casa de J.K. Rowling tiene su propia página de Wikipedia y aquí está actuando como si estuviera siendo doxeada por información que ya es pública, y enviando a sus fanáticos tras activistas trans. La mujer nunca deja de repugnar.
¿Cómo puede J.K. Rowling afirmar que está siendo expuesta cuando su casa está literalmente en un sitio web público del gobierno como un punto de referencia?
No puedes hacer doxxing a J.K. Rowling. Una de cada dos personas en Edimburgo te señala con orgullo dónde está su enorme casa. Imprimen fotos de su puerta en los tabloides cuando se meten en problemas con el ayuntamiento por sus setos. Como, su casa es la versión de Edimburgo del castillo de Enya.
J.K. Rowling dice: ‘wahhh, no me expongas', pero la primera línea de Harry Potter es ‘esta perra vivía en el número cuatro de Privet Drive’. ¿Dónde termina la hipocresía?
Oh, ¿hiciste clic en la tendencia de J.K. Rowling? ¿Sabías que su casa ya tenía un artículo completo en Wikipedia? El maldito doxeo no se puede aplicar. Ah, y cuando hiciste clic, ¿te mostró en el tercer resultado lo que es una terf?
Oh, no, acabo de doxear a J.K. Rowling a pesar de que su dirección está disponible públicamente en línea. A continuación, doxearé al famoso presidente estadounidense Joe Biden buscando la dirección de la casa blanca que está disponible públicamente en línea para que comprendan lo tonto que es esto.
Si bien creo que J.K. Rowling sólo está jugando a la víctima llorona, tratar de exponerla sólo le permite avanzar en su narrativa anti-trans. Deje que la vieja bruja se arrugue en la oscuridad como se merece.

También puede interesarte: Las mejores enseñanzas de Harry Potter

Comentarios

  • Tomatazos (2)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos