Noticias

Darren Aronofsky sigue recibiendo correos de odio por ¡Madre|

La cinta protagonizada por Jennifer Lawrence causó mucha controversia por su violento final

Darren Aronofsky es uno de esos directores que busca y sabe cómo provocar al público. Más allá de si sus películas son o no son explícitas, es la forma en la que aborda los temas lo que realmente lo separa de otros creadores. Desde Pi, el Orden del Caos - 87% hasta Noé - 76%, es claro que sabe qué fibras tocar. Por supuesto, esto también ha hecho que se le considere como un director muy odiado. Con Réquiem por un Sueño - 78%, por ejemplo, el público no logró superar la desagradable escena final de Jennifer Connelly, donde tiene que hacer un espectáculo sexual para un montón de hombres sudorosos y gritones con tal de obtener un poco de droga para sobrellevar la noche.

Sigue leyendo: ¡madre!: top de críticas, reseñas y calificaciones

En esta misma línea se encuentra ¡madre! - 69%, protagonizada por Jennifer Lawrence y Javier Bardem. Cuando se estrenaron los primeros avances, la película parecía ser una historia de terror donde la protagonista descubriría los secretos de su esposo y la extraña casa donde habitan. Sin embargo, el resultado final fue mucho más complejo de lo esperado y el tercer acto era lo único de lo que la crítica y el público podían hablar. A estas alturas ya todos saben que la historia tiene al menos dos interpretaciones. La primera es donde el personaje de Lawrence funciona como una representación de la Madre Tierra y Bardem como Dios Creador del Hombre. La otra va directamente ligada a esta representación, donde Bardem es un artista y Lawrence la musa explotada por y para el arte.

En la última parte de ¡madre!, la protagonista da a luz a un bebé que su esposo quiere compartir con el mundo. Sin permiso de ella, él pasa al recién nacido entre sus fanáticos que terminan por matarlo, desmembrarlo y comerlo. Esta escena marcó definitivamente la película y generó mucha controversia porque supuestamente era demasiado explícita. De hecho, este momento es tan importante que muchos deciden odiar u amar la cinta a partir de él.

Acostumbrado al odio, a la crítica y a los ataques, Darren Aronofsky parece hasta buscarlos y encontrar en ellos un impulso para seguir creando. En una reciente masterclass que el director dio en el Festival de Cine El Gouna, en Egipto (vía Variety), comentó que después de cuatro años todavía recibe correos y mensajes de odio por ¡madre! El también responsable de El luchador - 98% explicó:

Estábamos nerviosos por lo controversial que podía ser, pero cuando estrenas una película al mundo, y hay tantas personas enojadas, comienzas a preguntarte: “Esperen, ¿qué hice?” Recibo los mejores correos de odio, lo cual es grandioso.

También te puede interesar: Don´t Look Up: Leonardo DiCaprio y Jennifer Lawrence quieren salvar al mundo de un cometa en primer tráiler filtrado

El director también reveló que una persona particularmente furiosa con la película de alguna forma obtuvo su número privado y le mandó una serie de mensajes donde prometía hacer el mayor daño ambiental que pudiera como una especie de protesta. Aronofsky no lo recuerda exactamente como algo negativo, pues finalmente es una de las tantas respuestas que podía tener su trabajo, y al final del día una reacción es una reacción.

Por otro lado, él asegura que este tipo de situaciones desconciertan, pero no lo hacen dudar de lo que puede lograr:

Pero fuera de eso, el tipo de emoción y pasión que recibes de otras personas que realmente conectan con la película te recuerda por qué haces esto.

Para muchos, ¡madre! es ya un título de culto, pero para otros es sólo una entrega pretenciosa de un director igualmente presumido y con aires de grandeza. Sea como sea, la película se mantiene vigente gracias a este tipo de debates y discursos, así como los constantes análisis a la alegoría que propone, aunque el resultado en taquilla fuera más bien decepcionante.

Darren Aronofsky ahora está enfocado en un nuevo proyecto llamado The Whale que adaptará la obra de teatro del mismo nombre escrita por Samuel D. Hunter. Brendan Fraser, quien parece estar a un paso de su exitoso regreso a la industria, protagoniza esta historia sobre un hombre de mediana edad que pesa más de 200 kilos y que ahora piensa en las decisiones que tomó, cómo abandonó a su familia y qué puede hacer para arreglar la complicada relación que lleva con su hija.

No te vayas sin leer: Darren Aronofsky volverá a trabajar con Jared Leto en película de horror

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos