Noticias

Chris O'Donnell, famoso por su participación en Batman y Robin, ahora es vendedor de pizza

En los noventa el joven actor era una de las grandes promesas de Hollywood.

El mundo de la actuación, especialmente en Hollywood, es un arma de doble filo. Un día puedes ser la persona más popular y prometedora de toda una generación y al otro te conviertes es una figura olvidada por el público. Algunos casos son genuinamente interesantes, como el de Leonardo DiCaprio que inició su carrera muy joven, se convirtió en un ídolo juvenil y ahora se mantiene como un actor comprometido, talentoso y multipremiado. Otros rápidamente comprenden que su vida no está atada al espectáculo y se retiran jóvenes para seguir sus propios sueños. Algunos más mezclan un poco de ambas cosas, dedicándose todavía a la actuación, pero sin enfocarse sólo en esa vía.

También lee: Razones por las que Batman Eternamente es mejor de lo que se dice y está infravalorada

Ya sea por necesidad económica, salud mental, por alejarse de los reflectores, o por no sentirse enteramente satisfechos en la carrera, la gran mayoría de los artistas se dedican a otros trabajos muy alejados de la actuación. Esto, por cierto, no es causa de vergüenza o pena ajena, pues no es raro que algunos comenzaran su carrera desde niños sin posibilidad de elección, o que eventualmente se dan cuenta que las exigencias particulares de Hollywood no van con ellos. Esto es lo que sucede con alguien como Chris O'Donnell, quien muchos creen que su participación en Batman y Robin arruinó cualquier posibilidad de seguir en el cine con éxito.

Chris O´Donnell fue una de las prometedoras figuras de los noventa gracias a su participación en títulos como Los Tres Mosqueteros, junto a Charlie Sheen y Kiefer Sutherland, y Perfume de Mujer - 88%, donde le ganó el papel de Charlie al mismísimo DiCaprio. El actor se consolidó como amor platónico de muchas jovencitas por su trabajo en Amor Loco, que protagonizó con Drew Barrymore, y por su Robin en Batman Eternamente - 41%. Sin embargo, un par de años después se estrenó Batman & Robin - 11% de Joel Schumacher, considerada como la peor cinta del famoso héroe.

Parecía un proyecto infalible, después de todo el personaje es uno de los más amados por el público y no había muchas opciones de superhéroes que arrebataran la atención que ya tenía. En taquilla fue un éxito moderado en Estados Unidos, pero uno muy grande a nivel mundial. O´Donnell ya había sido bien recibido como Robin, así que nadie esperaba el desastre que significó la cinta protagonizada por George Clooney, Arnold Schwarzenegger, Uma Thurman y Alicia Silverstone, otra de las actrices favoritas de la época.

También te puede interesar: Por qué el Batman de Joel Schumacher es importante para la representación LGBTQ

Batman Eternamente ya se presentó con cierta rareza, pero el público fue más abierto al respecto y a la fecha se ha buscado que se reconozca su estilo campy pero efectivo, especialmente por el trabajo de Jim Carrey como El Acertijo. Incluso se ha hablado sobre un corte del director más oscuro y complejo que podría otorgar el perdón a esa historia. En cambio, Batman & Robin sólo ha empeorado con el paso del tiempo, siendo su posible interpretación LGBTQ lo único que la rescata en conversaciones sobre las adaptaciones de Batman.

Uno no puede culpar a Clooney o a O´Donnell, quienes simplemente seguían un guión torpe, pero la carrera del actor parecía sufrir las consecuencias. Cada vez trabajaba menos y las películas que protagonizaba, como El Soltero y Límite Vertical, no fueron precisamente un éxito. Lo peor, o lo mejor, fue cuando se confirmó que no habría una nueva entrega de Batman donde pudiera repetir su personaje. Los papeles cambiaron cuando DiCaprio se quedó con el protagónico de Titanic - 88%, aunque O´Donnell era el favorito. James Cameron lo tuvo en consideración cuando él estaba desarrollando la adaptación de El Hombre Araña - 89% que terminó en manos de Sam Raimi con Tobey Maguire como el arácnido.

Muchos fanáticos se sorprendieron al ver que Chris O´Donnell ahora vende y reparte pizzas.

Parece que o Forsetes e o Sath gostam bastante do Homem de Ferro

A photo posted by Level Up (@levelup) on

¿Tan mal terminó su carrera? La respuesta es: no realmente. El actor reclutó al chef Daniele Uditi, experto en pizzas, y decidió comenzar un negocio propio junto a Candace Nelson, más conocida por su imperio de cupcakes, que llamaron Pizzana. La pizza es famosa por tener una corteza peculiar e inigualable y el restaurante ha sido todo un éxito, con largas filas de clientes esperando la oportunidad de entrar. O´Donnell apoya en las entregas cuando puede y es que su vida se volvió mucho más tranquila de lo que alguna vez Hollywood esperó. Para mantenerse cerca del negocio, y de su esposa e hijos, el actor se dedica a la serie de NCIS Los Angeles, que se estrenó en 2009, y que puede filmar sin necesidad de viajar. Aunque la carrera del actor parecía ir en otra dirección hace veinte años, en realidad él se muestra muy satisfecho de poder seguir actuando bajo sus términos y de seguir con su exitoso negocio de comida.

No te vayas sin leer: Rumor: El Robin del universo de The Batman va a ser más oscuro y va a estar loco

Comentarios

  • Tomatazos (5)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos