Noticias

Mente Indomable y Eterno Resplandor de una Mente sin Recuerdos son elogiadas por mostrar a sus personajes masculinos llorar

Que los hombres expresen sus sentimientos en la gran pantalla sigue siendo extraño para la mayoría

Mucho se habla sobre cómo se representan a las mujeres y a la comunidad LGBTQ en las series de televisión y el cine. Años de reafirmar clichés negativos, limitados e ignorantes fomentaron actitudes y expectativas fantasiosas y equivocadas en la vida real; después de todo, estos medios reflejan la sociedad en la que se crean y a la vez sirven de inspiración para la audiencia. Por supuesto, ya existen muchas vías que permiten que tanto el creador como la audiencia se eduquen mucho más sobre estos temas y aprendan a pedir una representación más actualizada y realista.

También lee: Tres elementos de masculinidad tóxica en el MCU y su contraparte de masculinidad positiva

Por desgracia, de lo que poco se habla es de la figura masculina heterosexual y blanca. Ya que el machismo que representan todavía permea la sociedad es muy común olvidar que también entre ellos se pueden ver los resultados negativos de dicho sistema. El hombre blanco heterosexual clásico es la figura idílica del macho alfa que no se permite expresar sus sentimientos porque cualquier tendencia que te lleve a llorar es automáticamente vista como femenina y débil. Si analizamos con cuidado las películas y las series donde personajes así lloran en verdad, sin que sea motivo de burla, o sin que sea un único segundo donde el velo de su seguridad se pierde un instante, la realidad es que estamos ante pocos ejemplos.

Pop Culture Detective publicó hace unos días un video ensayo llamado Boys Don´t Cry (Except When They Do) donde analiza el contexto y la forma en que se presentan estos momentos donde el protagonista y otro personaje masculino derrama lágrimas genuinas. La revelación es que de manera inconsciente el espectador recibe mejor el llanto cuando el personaje es de color, gay o se toma por patético para las risas del público. También explica cómo sólo bajo ciertas circunstancias que no amenacen su masculinidad clásica el hombre puede llorar, pero todavía es poco común encontrarse con personajes que lo hacen a causa de una sensibilidad mayor.

Mente Indomable - 97% es un claro ejemplo de esto. Mientras que otras películas necesitan mostrar la guerra o la pérdida de un ser amado (usualmente una mujer violentada) para que el protagonista llore un poco, esta cinta protagonizada por Matt Damon nos muestra a su personaje llorando en un momento donde todo sentimiento lo rebasa, el amor, la incertidumbre, la tristeza, etc. Lo que hace este momento todavía más relevante es el hecho de que no escode su sentir y en vez de eso busca consuelo en el abrazo del personaje interpretado por Robin Williams.

También te puede interesar: Ensayo critica las pocas ocasiones en que los hombres lloran en pantalla

Otro ejemplo es Eterno Resplandor De Una Mente Sin Recuerdos - 93% cuando el personaje interpretado por Jim Carrey está llorando en su coche. Ciertamente se trata de un momento en el que llora a solas, pero no lo hace para ocultar sus sentimientos y seguir siendo un macho frente a otros; en realidad lo hace en ese instante porque es cuando ya no puede ignorar lo que siente y con ello viene una revelación sobre sus relaciones románticas. Parte importante para que este tipo de llanto en la figura masculina sea visto como más positivo es que tiene un trasfondo de conexión emocional.

Lo común es ver llorar por un segundo a un personaje que en unos minutos seguirá luchando contra el mal; o verlos llorar de manera solitaria sin perder tiempo para poder volver a su fachada masculina. Incluso el verlos derrumbarse ante la locura sigue siendo una necesidad narrativa drástica para tener este tipo de escenas. En cambio, la manera más efectiva de derrumbar los prejuicios es mostrando en pantalla hombres que lloran por diversas razones y que pueden hacerlo frente a otros hombres que tratarán de ayudarlos en vez de burlarse o minimizar el momento.

Es muy común tener escenas donde las mujeres pueden hablar con franqueza sobre lo que sienten, desde desamor hasta miedo, con sus amigas. Usualmente en estos momentos hay muchas lágrimas, palabras de reafirmación y contacto físico para demostrar su unión. En cambio, esto es realmente extraño de ver en pantalla, pero definitivamente es necesario que se normalice para que los hombres se liberen de ciertos prejuicios que todavía cargan sobre la idea de que “los hombres no lloran” o que la expresión de sus sentimientos ante otros hombres es “gay”.

No te vayas sin leer: Critican a Will Ferrell y Adam Sandler por ridiculizar las lágrimas masculinas

Comentarios

  • Tomatazos (1)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos