Artículos

Tres elementos de masculinidad tóxica en el MCU y su contraparte de masculinidad positiva

Como verán a continuación, Black Panther es el personaje que encarna mejor a la masculinidad positiva en el MCU.

La masculinidad tóxica es un elemento omnipresente no sólo en nuestra cultura popular, sino en nuestro día a día. Es la verdad. Eso no implica que no pueda haber ejemplos de otras expresiones de la masculinidad que puedan ser mucho más positivos. El MCU ha hecho despliegue de varios elementos de masculinidad tóxica que van del trato que los hombres le dan a las mujeres a la manera en que resuelven sus problemas. Un ejemplo de libro es el comportamiento del nuevo Capitán América en el cuarto capítulo de Falcon y el Soldado del Invierno - 97%. El personaje, en general, ha mezclado varios elementos de masculinidad tóxica vinculandos con la milicia. Aquí vamos a ver tres ejemplos de masculinidad tóxica y positiva en el MCU. Curiosamente la mayoría de los últimos están centrado en T’Challa / Black Panther. El difunto Chadwick Boseman interpretó a un personaje que sin duda es un ejemplo a seguir en estos rubros.

Suscríbete aquí a Disney Plus

La presencia / ausencia de las madres en el MCU en contraste con la relación de T’Challa con su madre

Kara M. Kvaran escribió un artículo académico llamado "Super Daddy Issues: Parental Figures, Masculinity, and Superhero Films". En él argumenta que en el mundo cinematográfico de los superhéroes las madres se convierten en una multitud invisible. Los padres están presentes y en muchos sentidos son las figuras que los hijos quieren seguir. Es su legado el que se tiene que continuar. Esto por supuesto:

refuerza la idea de que sólo los personajes masculinos son inspiraciones o deben ser emulados […] [y] le da más fuerza a la noción de que la masculinidad es construida y basada en las opiniones de otros hombres, de otra forma haciendo que la opinión de las mujeres sea irrelevante.

Un ejemplo muy claro de esto en el MCU son los padres de Tony Stark. Howard Stark es una figura que claramente dejó una huella indiscutible en su mundo. Sin todo su genio y sus invenciones no existiría ni Iron, ni el Capitán América, ni S.H.I.E.L.D. Parte del arco de Tony ha sido superar su muerte y querer demostrar que está a la altura de su legado. Por otra parte, Maria Stark lo dio a luz y lo quiso mucho… Hay que dejar muy claro que la muerte de ambos fue un elemento que le generó trauma y lo marcó como personaje. Lo que hace que los Avengers estén fragmentados al final de Capitán América: Civil War - 90% es el hecho de que Bucky haya sido el que los mató. Tony Stark hace un énfasis tremendo en que no le va a perdonar que haya matado a su madre, aunque haya sido básicamente una marioneta cuando lo hizo. El problema con esto es que a diferencia de Howard a Maria sólo sale unos segundos en un flashback. Es un personaje que realmente no está construido de ninguna forma, mientras que el padre es una presencia constante.

En ese sentido la mamá es un ejemplo de Fridging o “Muejeres en refrigeradores” como dijo la escritora de cómics Gail Simone . Básicamente es un lugar común en el que los personajes femeninos sólo aparecen para morir, por ejemplo, aparecer descuartizadas en un refrigerador, con la única intención de que eso detoné un arco emocional en el personaje. Los dos padres mueren, pero Howard está lo suficientemente construido para que su muerte no sea lo único que marque el camino de su hijo.

No te quedes sin leer: 10 cómics de Marvel que queremos ver adaptados al cine

Otro ejemplo lo tenemos con Loki y Thor. Odín y Frigga están literalmente presentes, pero lo que más caracteriza al camino de ambos personajes es seguir el legado y conseguir la aprobación paterna. Literalmente por la carencia de ésta es que Loki se va al camino del mal. Odin es un elemento central en el camino de ambos personajes. Su muerte es un elemento que ayuda a restablecer la relación de los hermanos y comenzar la culminación del arco de redención de Loki, así como marcar el inicio del camino de autodescubrimiento de Thor. Inclusive tras su muerte, sigue apareciéndose en visiones ante su hijo para ayudarlo. Por otra parte, Frigga muere para que Loki comience su camino de redención. Es sólo el detonador de su retorno al camino de la luz. No tiene la cantidad de desarrollo ni la importancia de su esposo. Cuando vuelve a aparecer en Avengers: Endgame - 95%, sólo es para ayudar a Thor en el bache que se encuentra tras haber fallado en Avengers: Infinity War - 79%.

Nadie va a afirmar que en Pantera Negra - 90% no hay una exploración del duelo a partir de un legado paterno. T’Challa siente mucha culpa por no haber podido salvar a su padre, T’Chaka, del atentado en las Naciones Unidas. La diferencia es que en esa película, por una parte, se explora el lado positivo del difunto rey de Wakanda, pero también el negativo. Por otra parte, y eso es lo más importante aquí es que explorar y desarrollar el legado de una figura paterna no tiene porque implicar que lo materno aparezca menos o sea opacado. Éste es un gran ejemplo. La reina madre Ramonda y su hermana Shuri son parte importante de la vida y el proceso de duelo del personaje. Gracias a la guía y el apoyo de ambas es que puede superar tanto su duelo y crisis emocional como la amenaza más tangible que fue Eric Killmonger.

El miedo a demostrar las emociones / demostrarlas sin dudarlo

Muchos personajes del MCU tienen vergüenza o están asustados de expresar sus emociones. Personajes como Peter Quill las ocultan bajo una fachada arrogante y humorística. Por otra parte, básicamente ese es el elemento nuclear en toda la historia de Bruce Banner; no saber controlar sus emociones y dejar que las más negativas tengan una manifestación tangible: Hulk. Paulatinamente su arco evoluciona a que aprenda a controlarlas y aceptarlas. Esto literalmente se manifiesta en la forma que vimos en Endgame. Por otra parte, esto no quita que personaje como Tony Stark, Bucky e inclusive Falcon no son buenos expresando sus emociones. Recientemente, pudimos ver esto a detalle en el segundo capítulo de la serie. Literalmente hizo falta que la doctora Christina Raynor (Amy Aquino) pusiera frente a frente a los dos protagonistas para que expresaran sus emociones y lo que en verdad sienten.

En contraposición, T’Challa no teme hacer gestos que demuestran su afecto al saludar tanto a su madre como a su amigo W´Kabi. De la misma forma cuando está enojado no teme expresarlo por completo. No intenta reprimir su furia u ocultar con sarcasmo o comentarios irónicos. Cuando Falcon y Bucky se enojan sobra decir que la ironía está a flor de piel. Su relación más agresiva que otra cosa con el nuevo Capitán América, Jon F. Walker, ha estado llena de comentarios de este tipo para evitar mostrar sus verdaderas emociones. Aunque la furia que han estado guardando ya está a punto de salir.

La ironía y los comentarios sarcásticos no son la única manera de expresar las emociones de una forma negativa en el MCU. Hemos visto otras. Tony Stark recurrió al alcoholismo para ocultar sus sentimientos. Steve Rogers los ha expresado golpeando un saco de boxeo. ¿Qué hace T’Challa con sus emociones? Cuando sufre una crisis de fe en su padre al ver sus errores, enfrenta directamente a sus emociones no las oculta.

Resolver las cosas con violencia o buscar otra alternativa

En el género de superhéroes en general es común que los personajes resuelvan las cosas con violencia y que expresen sus emociones con la misma. Ya puse el ejemplo de Steve Rogers y literalmente tenemos que Bruce Banner expresa su ira demoliendo ciudades en forma de Hulk. Hay que admitir que en muchos casos las mismas tramas y los villanos bidimensionales o simplemente muy convencidos de que lo que hacen es lo correcto hace que no haya otra alternativa. Thor no le dio en la cabeza a Thanos y eso desencadenó el mundo postapocalíptico que vimos en Endgame. Por otra parte, cuando se lo volvieron a encontrar ya era un hombre diferente que sólo esta disfrutando una sopa cuando Thor no dudó en matarlo como una forma de enmendar su error, cuando ya sólo estaba acabando con un hombre derrota.

En Civil War, Zemo se aprovecha de esto para hacer que Tony Stark y Steve Rogers pelen entre sí. No se matan, pero el equipo queda fracturado. La película nos deja muy claro que esto se debe a que ambos se están dejando consumir por sus emociones negativas. En contraposición, cuando Black Panther tiene la oportunidad de matar al hombre responsable de la muerte de su padre (Zemo), no lo hace. En su lugar justo se avienta un discurso sobre el control de las emociones y evita que éste se suicide.

En muchos sentidos, este tema ha sido uno de los centros, junto con la discriminación, de Falcon y el Soldado del Invierno. Eso quedó más que claro en el capítulo cuatro de la serie. John F. Walker se muere por resolver las cosas con violencia. Cuando Sam está tratando de evitar un conflicto y razonar con Karli Morgenthau, líder de los Flag Smashers, el “héroe” se precipita y hace que las negociaciones terminen mal. En este sentido Falcon ha estado mostrando un aspecto de masculinidad positiva como una manera de contrastar con el hombre que fue elegido por el gobierno para reemplazar a Cap. Es sin duda una estrategia para que veamos quién era la elección correcta. Esto quedó aún más claro al final de ese capítulo. Cuando Battlestar / Lemar Hoskins es asesinado accidentalmente por Morgenthau. Todos se quedan conmocionados. Ella y su grupo de disidentes políticos captan la gravedad de lo que acaba de pasar y se detienen horrorizados. Walker no trata de controlar sus emociones ni hacer lo correcto. Por el contrario, entró en un estado de furia ciega que terminó en la muerte de uno de los Flag Smashers, el cual pidió clemencia. La escena tiene claros ecos de la brutalidad policiaca que se vive día a día en el mundo, pero particularmente en Estados Unidos. A este personaje le hizo falta aprender del rey de Wakanda.

No te quedes sin leer: Las similitudes entre La Liga de la Justicia de Zack Snyder y Avengers: Infinity War / Endgame

Comentarios

  • Tomatazos (2)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos