Noticias

ENTREVISTA | Feral: Una vuelta de tuerca realista a las desgastadas historias de terror con temas cristianos

Andrés Kaiser, director de Feral, habló con Tomatazos sobre su ópera prima y explicó qué aspectos la distinguen de otras películas del género.

Con un estreno en festivales hace tres años, este 2021, Feral - 100% se prepara para tener su lanzamiento en cines mexicanos, luego de que la pandemia de Covid-19 y otros aspectos de distribución se interpusieron para que la ópera prima de Andrés Kaiser viera luz. Ganadora del premio México Primero del Festival Internacional de Cine de los Cabos, en 2018, la cinta cuenta la historia de un sacerdote dedicado al psicoanálisis que decide reintegrar a la sociedad a tres niños ‘salvajes’ que encontró en el bosque.

Te puede interesar: RESEÑA: Feral | El terror de la naturaleza humana

Ambientada en la sierra de Oaxaca y contada a manera de falso documental, Feral es una cinta con características del cine de terror y de thriller que espera sorprender a los amantes de estos géneros con una historia que toma su inspiración en sucesos reales. En entrevista para Tomatazos, el director Andrés Kaiser contó que la idea de la película le vino luego de leer la obra de teatro de Vicente Leñero , Pueblo rechazado, en donde narra lo acontecido en el monasterio psicoanalista de Santa María de la Resurrección, en el que surgió una crítica radical a la vida contemplativa.

Leñero fue maestro de Kaiser durante cinco años, en un taller, y a partir de la revisión de ese texto, el cineasta se puso a investigar y cuestionó al escritor sobre lo que había pasado con los monjes. No obstante, no obtuvo muchas respuestas, pues el literato no conoció a todos los involucrados, pero eso le permitió al director armar una historia que después tituló como Feral.

Me contó esta historia y yo me quedé perplejo, porque nunca había oído hablar de ella, una historia enterrada, entonces ahí pensé ‘¿qué había pasado con los monjes?’ y como él no los conocía a todos, pues no me supo responder mucho, pero ahí empecé con la idea de ¿qué hubiera pasado con uno de estos monjes, que tiene esta experiencia psicoanalista? y entonces me lo imaginé en contemplación, en el bosque y ahí entonces ¿qué pasa con esta naturaleza?, pues se encuentra al salvajismo brutal que es representado con el niño salvaje.

Consciente de que su película se diferencia de la propuesta que predomina actualmente en el cine del terror, Kaiser explicó que Feral no está interesada en lo sobrenatural, al contrario, prefiere apostar por lo real para transmitir ese miedo desde las emociones más humanas. Asimismo, para el director, las historias sobre temas cristianos se han explotado de la misma manera en este cine, por lo que quiso darle una vuelta de tuerca.

La película no está interesada en describir un mundo sobrenatural, al contrario. Eso no la hace más o menos del género […] Me parece que quizá se ha cometido un abuso o se ha desgastado esta idea traída de los americanos de la perpetua explotación de temas cristianos o que tienen que ver con propaganda cristiana, como los fantasmas, las posesiones. Me parece que tratar de darle una vuelta de tuerca desde lo realista, también puede contribuir a crear un mundo igual de terrorífico e igual de imaginativo e igual de terrible para los personajes.

Uno de los aspectos más distintivos de Feral es que está contada a manera de falso documental, lo que la dota de un realismo aterrador que se queda en la memoria de los espectadores. Sobre esto, el cineasta comentó que si bien tenía claro que quería hacer una cinta de terror, pues el género siempre le ha interesado, lo de la narrativa surgió después gracias a una convocatoria en la que con poco dinero se prometía hacer un falso documental.

Te recomendamos: Las mejores películas mexicanas de terror de todos los tiempos

Para Kaiser, el cine de terror y el cine en general se trata de crear mundos únicos, pues eso es lo que quedará en la mente de los espectadores. Por esta razón, en Feral se esforzó por hacer que su mundo se sintiera real, a través de diferentes instrumentos, para que resuene en la memoria de quien la vea.

Hay muchos aspectos que contribuyeron a eso, el género, la forma, tanto el falso documental, como el metraje encontrado, el uso de diversos formatos, las locaciones [...] y creo que justo se trata de esto, de que el espectador tenga una experiencia única y pueda hacer realmente un viaje a un lugar totalmente desconocido y ya después viene la experiencia temática, si prendiéndose las luces todavía sigue con la película en la cabeza, entonces habremos tenido éxito.

Finalmente, el director explicó que una de las aristas más realistas —y aterradoras— de Feral es la del peso que tienen las creencias, aún hoy en día, en un país como México. Asimismo, el cineasta dijo que la radicalización y el fanatismo religioso es algo que todos podrán entender y que, sin duda, es lo que más resonará entre los espectadores.

Al final del día, es una película que habla del peligro que puede traer cuando nos aferramos a nuestras creencias, cueste lo que cueste. Cómo podemos entrar en un terreno de radicalización, de fanatismo, que puede extinguir la vida de los demás. Esta idea es algo que resuena, porque sigue sucediendo. No es necesario tener una tragedia con gente quemada para entender que sí, que la radicalización afecta la vida de todos y que los grupos de poder están ahí, imponiendo sus ideas. Creo que este terror cristiano o católico puede resonar en la mayoría de la gente que la vea.

No te vayas sin leer: Cine mexicano contemporáneo que vale la pena ver

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos