Noticias

Por qué Rebecca está siendo destrozada por la crítica

La nueva película de Netflix, Rebecca, no se compara con la versión de Hitchcock, y logra una mala recepción entre la prensa

Este 21 de octubre llegó a Netflix Rebeca - 64%, la esperada adaptación de la novela homónima escrita por Daphne Du Maurier . Es protagonizada por Lily James y Armie Hammer, estrellas bastante conocidas de la industria del entretenimiento, pero aunque sus nombres se encuentren involucrados y el título se ubique entre los primeros lugares del top mundial en la plataforma, la crítica no está siendo amable. Los expertos en materia están arrojando todo tipo de comentarios negativos en contra de la película, demostrando que no han quedado satisfechos con la forma en que Ben Wheatley, el director, ha manejado el trabajo.

No te pierdas: Los estrenos de Netflix en noviembre de 2020

En Rebecca, una joven contrae matrimonio con un aristócrata y se traslada a vivir a su mansión, de nombre Manderley, situada en Cornualles. Sin embargo, ahí continúa presente la sombra de Rebeca, la anterior mujer del millonario, fallecida en extrañas circunstancias. La novela de Du Maurier es uno de sus trabajos más conocidos, mujer pionera de la literatura gótica y con una historia de vida caracteriza por el escándalo y el misterio. Pero aunque Netflix ha hecho el intento por trasladar el texto al cine de forma satisfactoria, los resultados han sido los esperados.

Y es que la nueva película de Netflix tiene fuerte competencia: Rebecca - 100% de Alfred Hitchcock, una obra maestra del drama y el suspenso estrenada en 1940 y protagonizada por los inmortales Laurence Olivier y Joan Fontaine. Además de la gran sombra que la versión de 2020 tiene enfrente, los críticos aseguran que los personajes principales no fueron bien ejecutados por Hammer y James, y que incluso se debieron contratar a otros actores. ¡Ouch! Aquí la severa crítica encontrada en Time:

Te invitamos a leer: Cobra Kai, Ratched y Enola Holmes, entre lo más visto de Netflix en 2020

Wheatley, que se especializa en thrillers con un aire macabro, como Kill List y High-Rise, maneja y trabaja en exceso la masa de la historia básica de Du Maurier. Su película es a veces tonta, a veces aburrida y a veces entretenida; simplemente no sabe lo que quiere ser, y esa falta de visión agota su poder potencial.

Otro de los grandes fallos de Rebecca es la falta de ingenio para explotar el material original y llevarlo al terreno del cine. The New York Times señala que "no hay nada seductor, desconcertante o incluso especialmente interesante que ocupe tu mente mientras miras los vestuarios". Por su parte, The Hollywood Reporter fue bastante riguroso con Hammer: "Parece más un playboy cosmopolita con su traje de lino dorado que un hombre todavía atormentado por la pérdida de su esposa menos de un año antes". Está claro que tal vez Armie no fue la mejor elección para un papel tan notable como el de Maximilian de Winter.

Pero las críticas hacia el personaje de James tampoco son escasas. Se ha señalado que Wheatley intentó dar a su adaptación algunos toques modernos, y mientras que la segunda esposa es en la versión de Hitchcock es insegura y cargada con los tormentos de la mansión; la versión de Lily es firme y decidida, sin temor a las amenazas, concediéndole el llamado toque "girl-power" tan característico en las series y películas con personajes femeninos. Pero no todo es malo para Rebecca, hay quienes rescatan la valentía de su guión y la belleza de sus imágenes.

También puede interesarte: Jamie Foxx será un cazavampiros en nueva película de Netflix

Comentarios

  • Tomatazos (2)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos