Noticias

Kit Harington asegura que fue un niño de género fluido

El actor británico habla sobre sus días de infancia libres de barreras sobre el género

Ha pasado un largo tiempo desde que Game of Thrones - 59% terminó y poco hemos sabido sobre Kit Harington. De vez en cuando escuchamos sobre su marcha hacia el MCU o alguno de los proyectos que tiene en camino, sin embargo, esta vez se coloca en el centro de la noticia por un tema que no suele abordar. El intérprete del famoso Jon Snow habla con los medios sobre género fluido y masculinidades frágiles en medio de un contexto que le ha dado gran importancia al tema debido a la evolución de narrativas que hemos experimentado en los últimos años. Tal parece que el antiguo Rey en el Norte tiene las cosas bastante claras.

No te pierdas: Kit Harington: el mundo ya no necesita más héroes masculinos

En Game of Thrones, Kit Harington interpreta al joven heredero real de la Casa Targaryen, criado por la familia Stark y durante muchos años ajeno a su identidad noble. Jon Snow es un líder nato que mantiene una expresión siempre firme, en pocas ocasiones lo vemos mostrar debilidad ante los otros y prefiere guardar sus emociones en vista de su posición de autoridad. Jon siempre pensó en verse fuerte para inspirar a los suyos y para no mostrar vulnerabilidad ante los enemigos, sin embargo, Kit tiene una opinión muy específica sobre este comportamiento e incluso comparte una parte importante de su vida que lo convierte en alguien opuesto a su personaje.

Durante una nueva entrevista con The Telegraph, Kit Harington habló sobre su infancia y lo importante que fue su madre para él, quien lo ayudó a tener una niñez fluida en la que no existieran barreras por el género. Puedes leer sus declaraciones a continuación:

Yo idolatraba a mi madre. La seguí por la casa. Fue por ella que quise ser actor. Solía llevarnos al teatro al menos dos veces por semana. Le pedí un Mighty Max y ella me compró un Polly Pocket. Pedí un Action Man y obtuve una muñeca, era muy fluido desde el principio. Y me crié con eso.

Te invitamos a leer: George R.R. Martin revela la escena de Game of Thrones que más detesta

El actor de 33 años también habló sobre un tema muy interesante, la llamada "hombría", las características heredadas de padres a hijos y que le impiden a los hombres mostrarse vulnerables (llorar o exhibir sus sentimientos). Para Kit, este fenómeno tiene una raíz histórica profunda y dolorosa, y opina que en la ficción ya no es necesario mirar personajes así.

Siento que emocionalmente los hombres tienen un problema, un bloqueo, y ese bloqueo viene de la Segunda Guerra Mundial, transmitido de abuelo a padre a hijo. No hablamos de cómo nos sentimos porque muestra debilidad, porque no es masculino. Habiendo interpretado a un hombre que estaba en silencio, que fue heroico, siento que, en el futuro, ese es un papel que ya no quiero jugar. No es un rol masculino del que el mundo necesita ver mucho más.

Gam of Thrones terminó para siempre y los dos personajes principales, junto con muchos otros, finalizaron con amargos resultados, aunque muy en el fondo siempre supimos que las cosas no acabarían bien para todos. Si tan solo los guionistas se hubieran tomado las cosas con mayor calma y se hubieran enfocado en desarrollar a su personajes de una manera creíble, entonces las críticas negativas no hubieran tenido lugar. Nunca sabremos por qué David Benioff y D.B. Weiss concluyeron la octava temporada con tan solo seis episodios y toda la prisa de la Tierra. El final de la octava temporada será recordado como uno de los peores en la historia de la televisión pero eso es lo que pasa cuando una historia pierde el amor de sus realizadores.

Pero no vale la pena llorar sobre la leche derramada. Game of Thrones ha terminado para siempre y muy pronto llegará House of the Dragon (porque obviamente necesitan continuar haciendo dinero a partir de Westeros), serie que presentará la historia de los Targaryen, su llegada al continente en dragones y la posterior conquista 300 años antes del nacimiento de Daenerys. El libro Fuego y Sangre es el objeto a adaptar; la producción no contará con los mismo showrunner y este hecho seguramente hará que los nuevos creativos no cometan los mismo errores que los observados al final de Juego de Tronos. Por el momento no existe fecha de estreno ni reparto confirmado.

También puede interesarte: Showrunners de Game of Thrones desatan polémica por su nueva serie en Netflix

Comentarios

  • Tomatazos (1)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos