Noticias

Revista "blanquea" la piel al protagonista de Ya No Estoy Aquí

El whitewashing o blanqueamiento es una práctica que se debe combatir, la piel morena no debe ser ocultada bajo la luz de los reflectores

El pasado 27 de mayo llegó a Netflix una película elogiada por la crítica y ganadora del Premio del Público a Largometraje Mexicano y Ojo a Largometraje Mexicano en el Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) 2019, Ya no estoy aquí - 100%, cinta que muestra la vida diaria de una subcultura urbana conocida como los cholombias, surgida en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, y a través del protagonista vemos las dificultades de la sociedad mexicana en los estratos económicos más bajos. El actor debutante Juan Daniel Garcia Treviño logró ganarse el corazón del público y ahora que gracias al éxito de la película comienza a dar sus primeros pasos como celebridad, fue fotografiado por la revista Badhombre, pero como ha sucedido antes, decidieron iluminarlo de tal manera que su piel morena se oculta como si se tratara de algo vergonzoso.

También te puede interesar: METE-CRÍTICA | Ya no estoy aquí, para que el cine mexicano vuelva a estar del todo aquí

El whitewashing (blanqueamiento) en los medios de comunicación es algo tan común como reprobable, un caso similar lo vimos a principios de 2019 con la protagonista de Roma - 99%, Yalitza Aparicio, cuando en una portada de la revista ¡Hola! apareció demasiado blanca a criterio de muchos. El caso de Garcia Treviño y la revista Badhombre es más radical, pues realmente su piel morena desaparece bajo una luz fría, y ello ha provocado que algunos usuarios levanten la voz en Twitter para quejarse.

También te recomendamos: Guillermo del Toro dice que Ya no estoy aquí lo conmovió y comparte su reseña

Ante la discriminación racial que ha existido a lo largo de la historia de Occidente, es justo pedir que si ésta se va a combatir se haga bien y eso significa que las personas no deben ser “blanqueadas” para aparecer en una revista de moda o en un cartel publicitario; es necesario que se normalice que existen varios tonos de piel que van más allá de la piel blanca.

En Estados Unidos el racismo es un tema que se toma con mucha seriedad, pero en México recientemente se ha comenzado a cuestionar, pues a lo largo de la historia del país se negó que existiera racismo, “es clasismo”, se decía, pero racismo y clasismo son realidades que se complementan, no se anulan la una a la otra.

Si bien la portada de la revista no hizo justicia a Juan Daniel Garcia Treviño y a los cholombias, Ya no estoy aquí es un retrato conmovedor de una tribu urbana que llamaba la atención por su peculiar forma de vestir y que se caracterizaba también por su amor a la cumbia colombiana. En la película dirigida por Fernando Frias (Rezeta) vemos a su vez problemáticas que recorren el territorio mexicano como la inseguridad desencadenada y exponenciada por la guerra contra el narcotráfico que comenzó el presidente Felipe Calderón en 2006 y que se ha cobrado hasta la fecha cientos de miles de vidas.

Otra problemática social tratada en Ya no estoy aquí es la de los inmigrantes mexicanos en Estados Unidos, que deben dejar su tierra natal no por voluntad propia, sino orillados a ello por la situación terrible en la que viven, ya sea la pobreza y la falta de oportunidades o la ya mencionada inseguridad que se recrudeció en los últimos 14 años.

No te vayas sin leer: Los peores ejemplos de whitewashing en el cine del siglo XXI

Ya no estoy aquí estuvo en el primer lugar de lo más visto cuando se estrenó en Netflix y llamó la atención de críticos y espectadores, e incluso el director Guillermo del Toro (El Laberinto del Fauno - 95%, La Cumbre Escarlata - 71%, La Forma Del Agua - 92%), ganador del Óscar a Mejor Director y Mejor Película, tuvo palabras elogiosas hacia el filme mexicano.

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos