Noticias

Nueva demanda contra Harvey Weinstein acusa a Disney de ser cómplice de los abusos del productor

Harvey Weinstein está cumpliendo una condena de 23 años por varios casos de violación y agresión sexual, sin embargo, las nuevas acusaciones no se detienen y esta vez las agredidas señalan a Disney y Miramax por tener conocimiento del comportamiento del exproductor

Desafortunadamente los abusos de poder y las agresiones sexuales perpetuadas por Harvey Weinstein continúan saliendo a la luz, haciendo más que evidente que el ex productor de Hollywood no podía haber actuado sin tener cómplices de por medio. Esta vez una demanda que incluye cuatro casos de violación también acusa a Bob Weinstein y Walt Disney Company, quienes alguna vez fueron propietarios de Miramax.

También te podría interesar: Guía Tomatazos HOT SALE 2020: ofertas de Amazon que te hacen sonreír

Los últimos años fueron cruciales para la lucha contra el abuso sexual dentro de Hollywood. El movimiento #MeToo puso en alto el testimonio de decenas de mujeres que habían sido víctimas de violación y otro tipo de agresiones dentro de la industria. Destacaba el nombre de un hombre que durante décadas estuvo detrás de la producción de exitosas películas como Tiempos Violentos - 94% y El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo - 91%. Actualmente Harvey Weinstein se encuentra cumpliendo una condena de 23 años por sus delitos, además de enfrentarse a una deteriorada salud que incluso lo hizo vulnerable a contraer el COVID-19.

La pandemia pudo detener algunos procesos legales, pero la demanda de cuatro mujeres que acusan a Weinstein de abuso sexual en Nueva York ha logrado proceder exitosamente y poner sobre la mesa hasta dónde podía llega el ex productor de Hollywood. El juicio por jurado que busca llegar hasta la Corte Suprema, afirma que en 1994 Harvey violó a una actriz de aproximadamente 17 años. Después del ataque, el hombre amenazó a Jane Doe II (nombre con el que se conoce a la víctima), y dijo que si no guardaba silencio, se aseguraría que no volviera a actuar en ninguna película y que sus asociados la rastrearían y dañarían junto a su familia.

Sin duda este testimonio es una ferviente de prueba del poder que Harvey Weinstein tenía en la industria cinematográfica hollywoodense. En este tono, la demanda señala que Bob Weinstein, hermano del acusado y ex socio comercial de Disney, quienes alguna vez fueron dueños de Miramax, encubrieron los actos delictivos del degenerado productor o al menos pretendieron que no sucedía nada. “[Weinstein] hizo que su comportamiento fuera ratificado u ocultado por los superiores, gerentes y directores”, declaró el representante legal de las cuatro mujeres que se suman a la lista de víctimas del hombre que produjo Mini Espías - 93% (vía Deadline).

Un portavoz de la compañía del ratón le dijo a Deadline lo siguiente:

Te recomendamos: Kevin Spacey equipara su situación con la angustia que vive la gente por el Covid-19

Los Weinstein operaron y administraron sus negocios con autonomía virtual. No hay absolutamente ninguna base legal para reclamos contra la compañía y nos defenderemos enérgicamente contra ellos.

A pesar de la defensa de Disney, las situaciones en las que las cuatro víctimas fueron abusadas sexualmente nos recuerdan a otros escenarios descritos por sus demás víctimas, lo que hace bastante evidente que el productor no podía actuar sin el conocimiento y la protección de más personas. La demanda detalla ampliamente cómo Weinstein mantuvo a Jane Doe I en su habitación de hotel en el Festival de Cine de Cannes de 1984. Asimismo, el documento de 68 páginas describe cómo violó a Jane Doe III en un hotel de Nueva York en 2008 y agredió a Jane Doe IV en 2013 en el Festival de Cine de Venecia.

Harvey Weinstein fue sentenciado a pasar 23 años tras las rejas el pasado 11 marzo. Actualmente el ex productor está fuera de aislamiento por el COVID-19 y se encuentra cumpliendo su condena en el Centro Correccional Wende de máxima seguridad. El caso del magnate al que por años muchas personas dentro de Hollywood rindieron honor y afecto, ha sentado un precedente de lo que puede ocurrir con cualquier que incurra en delitos de este tipo. Esto también pone en duda la inocencia de la compañía del ratón y las demás personas que compartieron con el productor y permanecieron en silencio durante las últimas décadas.

Más que nunca, la comunidad de actrices no está dispuesta a sufrir abusos de hombres que utilizan su poder para violar mujeres y dañar sus vidas y carreras.

No te puedes perder: Serie documental de Jeffrey Epstein en Netflix revela que Bill Clinton visitó su isla de orgías

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos