Noticias

Game of Thrones: Emilia Clarke revela que sufrió dos aneurismas luego de filmar la primera temporada

La protagonista del programa de HBO compartió su historia de sobrevivencia

Si algo le debe Emilia Clarke a Game of Thrones - 98% es que la lanzó al estrellato. La actriz británica saltó de la TV al cine de franquicias de películas como Terminator - 100% o Star Wars en Han Solo: Una Historia de Star Wars - 56%, pero el viaje a la fama se vio nublado por una tragedia personal cuando ella tuvo, no uno, sino dos graves aneurismas que pusieron en riesgo su vida luego de filmar la primera temporada de la exitosa serie de televisión de HBO.

No te pierdas: Emilia Clarke desestima los desnudos de Game of Thrones y revela que lloró amargamente al despedirse de todos

Fue en una columna en The New Yorker, que Emilia Clarke reveló cómo es que fue diagnosticada con dos aneurismas, inflamaciones de las paredes de una arteria, en el cerebro poco después de que terminó de grabar la primera entrega de Game of Thrones. Luego de tres procedimientos la recuperación fue muy difícil para la intérprete que tuvo problemas para recuperar sus habilidades de lenguaje y memoria a causa de las intervenciones.

Justo cuando todos mis sueños de la infancia parecían haberse vuelto realidad, casi pierdo mi mente y luego mi vida. [...] Tenía un aneurisma, una ruptura arterial. Como aprendí más tarde, un tercio de los pacientes mueren inmediatamente o poco después. Para los pacientes que sobreviven, el tratamiento es urgente para sellar el aneurisma y hay un riesgo muy grande de una segunda hemorragia fatal.

Clarke relata que el incidente sucedió cuando estaba en el gimnasio con su entrenador. La aquejó un dolor de cabeza muy fuerte, al grado de llamar a la ambulancia. La primera intervención fue de invasión mínima y lograron reparar la arteria. Todo se complicó cuando un mes después se encontró otro aneurisma, más pequeño que el primero, pero que podría ser también peligroso, el procedimiento para atenderlo requirió atravesar el cráneo de la actriz.

El segundo incidente ocurrió cuando Clarke estaba en la gira promocional de la serie. Recuerda que se sentía muy insegura, no sólo por sus problemas de salud, sino porque la abrumaba toda la atención que despertaba su personaje y el caos que el programa podría significar en su vida personal. Incluso llegó a negar públicamente los rumores de que había sido operada.

Te recomendamos: Game of Thrones: las mejores escenas de sexo de toda la serie

En Game of Thrones - 98%, Clarke da vida a Daenerys Targaryen, la última desciende de su casa y heredera legítima al Trono de Hierro. Su personaje pasa, al principio de la serie, por grandes problemas cuando es vendida al líder de los guerreros Dothraki por su hermano a cambio de una ejército capaz de vencer a los Baratheon. Aunque los ejecutivos del show sabían de la salud de la actriz, ella decidió seguir adelante con la gira de prensa y regresar para la segunda temporada.

A pesar de estos percances, la actriz decidió seguir en la serie y con ello darnos a uno de los personajes más icónicos de Game of Thrones - 98%, que regresará con su temporada final este 14 de abril, pero más importante para Emilia Clarke es que, no sólo conservó la vida, sino que decidió comenzar una obra de caridad para conseguir fondos para el tratamiento de pacientes con enfermedades cerebrales llamada SameYou.

Continúa leyendo: Game of Thrones: ¿Qué nos revela de la trama la duración de los primeros episodios?

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos