Noticias

Andy Serkis: la tecnología hace un gran trabajo, pero no crea al personaje

Durante su visita a México, el actor reflexionó sobre el legado de la franquicia El Planeta de los Simios ahora que se estrena la conclusión de esta trilogía

Conocido por ser el maestro del motion capture, Andy Serkis visitó nuestro país para promocionar El Planeta de los Simios: La Guerra - 93%, película que cierra la trilogía iniciada por 20th Century Fox en 2011 con el título, El Planeta de los Simios (R)evolución - 82%. Teniendo un consenso favorable de la crítica internacional e incluso siendo aclamada como una de las mejores trilogías de toda la historia de la cinematografía, el actor que interpretó a Gollum en El Señor de los Anillos, compartió con la prensa mexicana sus sentires al tener que dejar a uno de sus personajes más amados, el simio César, las posibilidades que tiene esta franquicia de continuar y, también, si es que la actuación a través de la captura en movimiento (motion capture) merece una categoría especial y el por qué esta película es uno de los blockbusters más inteligentes de la actualidad.

Podría interesarte: El Planeta de los Simios: La Guerra: top de críticas, reseñas y calificaciones

Sobre la forma en que construyó a su personaje, Andy Serkis quien nunca pensó en César como un chimpancé, sino en un ser inteligente con un viaje extraordinario al que se refiere como “su hijo”, dijo que para él fue vital acercársele a través de una visión humana ya que es una criatura que conoció la bondad de las personas en la primera cinta y, posteriormente, en El Planeta de los Simios: Confrontación - 90% tuvo que aprender a ser simio y ahora, en El Planeta de los Simios: La Guerra a convertirse en un líder creador de una nueva sociedad, para el actor, son estas características las que hacen de esta franquicia una metáfora a la condición humana:

Lo que es una contradicción, porque en estas películas, casi en la mayoría de los humanos, las emociones se vuelven más animales. Todas estas películas son una alegoría a la condición humana y queríamos entregar a la audiencia esta historia vista a través de los ojos de César y la manera en cómo experimenta el sufrimiento y la pérdida y cómo es capaz de ser empático una vez más.

En este sentido, la franquicia es una de las que se ha diferenciado del resto de películas “de verano” o blockbusters que llegan a la cartelera, en palabras del propio Andy Serkis, tanto él como el director Matt Reeves fueron “muy afortunados” de realizar estas películas que tuvieron un significado fresco de una forma emocional y entretenida:

Mira, me parece que actualmente hay muchas películas que nos fatigan con secuelas y constantes reboots de franquicias pero que no tienen nada fresco que decir y es realmente cínico porque muchos filmes solamente quieren hacer dinero. Creo que es por eso por lo que mucha gente realmente aprecia estas películas porque son inteligentes porque provocan, son emocionales no desde el lado del espectáculo, no sólo para impresionar.

Lee también: Hollywood seguirá apostando por sus franquicias más exitosas

Algo que ha llamado la atención de los especialistas ha sido el estilo que eligió Matt Reeves para desarrollar la trama de El Planeta de los Simios: La Guerra, principalmente a través de los planos cerrados (close ups), las miradas y el lenguaje de señas; una propuesta visual narrativa que no le reste en ningún momento el nivel de espectacularidad al filme y donde se encuentra la parte medular de su innovación:

Sabes, ahí está el punto, gran parte de esta película la lente está sobre el rostro y eso es por lo que se siente realmente fresca y nueva en este ambiente de blockbusters, lo cual es una cosa realmente poderosa y también para el estudio que permitió Matt hiciera una película en la que el 60 o 70 por ciento de la película se desarrolla sobre lo que sucede con los ojos (las miradas) y no las grandes explosiones, ni lo espectacular. En El Planeta de los Simios: La Guerra es mucho sobre la guerra, pero también sobre el alma de César, el conflicto interno, así como el conflicto interno del Coronel y el de cada uno de los personajes. Y creo que por eso esta franquicia tiene el potencial de continuar, hay algunos directores que han hecho estas metáforas de la vida de forma muy entretenida.

El actor en cuyos créditos también figura el haber interpretado a otro gorila mítico de la cinematografía (King Kong (2005) - 84%), aseguró que la actuación en motion capture no hace ninguna diferencia sustancial o al menos, para él no hay distinción entre la actuación “real” ya que dice, un actor que no utiliza los sensores de captura de movimiento también tiene que caracterizarse, ya sea a través del maquillaje y el vestuario, es por eso que no considera que se requiera una categoría especial de premiación, sino más bien que los votantes entiendan que la actuación en motion capture tiene el mismo valor que la tradicional:

Para mí no hay distinción. La tecnología le hace honor a la interpretación del actor dentro del personaje. La tecnología hace un gran trabajo, pero no crea al personaje, son los actores quienes lo hacen.

También podría interesarte: ¿Andy Serkis debería ser nominado al Óscar por sus actuaciones motion capture?

El actor, quien remarcó que El Planeta de los Simios: La Guerra, así como las dos anteriores películas de la saga, hace una gran reflexión sobre la humanidad, se mostró esperanzado en cuanto a la continuación de la franquicia:

Este es el final del ciclo de César, lo que no significa que sea el fin de la franquicia. Queríamos darle a César un sentido de leyenda y colocarlo en un nivel mítico como el de una figura religiosa, pero este no es el final de las películas de El Planeta de los Simios.

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos