Artículos

Los duelistas, de Ridley Scott, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

Con esta épica cinta sobre dos hombres y su eterno duelo de espadas, Ridley Scott no solo conquistó Cannes, sino que empezó una carrera cinematográfica que se extiende varias décadas después.

Antes de hacer clásicos del cine como Alien - El Octavo Pasajero - 97% y Blade Runner - 90%, o incluso esta pieza de época poco vista, Ridley Scott ya tenía mucha experiencia y confianza detrás de la cámara. Después de su primer cortometraje, el cineasta se convirtió en diseñador de escenarios y junto con su hermano trabajó haciendo cientos de comerciales durante los siguientes años. Al mismo tiempo, Scott quería hacer su primer largometraje y se exploraron varios proyectos no realizados, incluido uno de temática de atraco y otro de terror medieval llamado. Pero pronto se interesó en un cuento de Joseph Conrad basado en dos oficiales húsares reales, Pierre Dupont y François Fournier-Sarlovèze, y sus más de 30 duelos en el transcurso de 20 años, comenzando en 1794.

No te lo pierdas: RESEÑA | El Último Duelo: Una lección histórica vigente

La historia de Conrad, llamada The Duel o, a veces A Point of Honor, combinó la ficción con estas figuras de la vida real a través de sus tenientes D'Hubert y Feraud. La película se abre en Estrasburgo en el año 1800 y dura hasta las Guerras Napoleónicas, terminando en 1814. Cuando Feraud (Harvey Keitel) hiere al sobrino del alcalde en un duelo, el General de Brigada ordena a D'Hubert (Keith Carradine) que coloque a Feraud bajo arresto domiciliario, lo que Feraud toma como un insulto personal de parte de D'Hubert. Desafía a su compañero a un duelo con sables, y ambos hombres sobreviven después de que D’Hubert asesta un golpe a Feraud que impide que su oponente continúe.

El rencor de Feraud regresa en una serie de encuentros casuales a lo largo de los años, y su conflicto en curso se gana una reputación legendaria; por esa razón es que la película es conocida como Los duelistas - 91%. Ridley Scott consiguió un presupuesto de casi un millón de dólares después de llevar el proyecto a Paramount Pictures, estudio que aceptó producirla. El director originalmente quería que Michael York y Oliver Reed interpretaran a D’Hubert y Feraud, pero sus salarios resultaron demasiado caros; entre los actores asequibles se encontraban Carradine y Keitel, ambos convencidos de participar. El rodaje duró poco más de dos meses y abarcó Francia, Inglaterra y Escocia, y solo se utilizaron estructuras e interiores existentes porque su presupuesto no permitía la construcción de escenarios.

En total, Scott no tenía más de unas pocas docenas de extras a su disposición y, sin embargo, en cada fotograma, su uso de ángulos inteligentes y bloqueos ocultaba sus limitaciones presupuestarias. Los fanáticos de la película encontrarán el libro de Joseph Conrad un poco más suave, pero no menos entretenido que la brutal historia que llegó a la pantalla grande, la cual narra hechos difíciles de discernir en cuanto al punto exacto en el que inició la serie de veinte años de duelos entre los dos oficiales.

Te recomendamos: Razones por las que Aliens es la mejor película de terror feminista de la historia

Cabe destacar que el juego de espadas es real, ya que los actores llevaron a cabo estas escenas no con armas artificiales, sino con bordes desafilados en espadas reales. El equipo que trabajó en el proyecto, especialmente quienes se encargaron de la coreografía, se aseguraron que los actores no se mataran entre sí, pero ese aspecto de "amenaza de muerte" en un posible accidente realzó ambas actuaciones centrales. Por esta película, Ridley Scott ganó el premio a la Mejor Ópera Prima en el Festival de Cine de Cannes que se celebró en 1977.

A continuación, les compartimos lo que opinó la crítica sobre Los duelistas:

David Hughes de Empire:

La riqueza de las imágenes de Scott, la excelencia de las interpretaciones y la profundidad de los temas se combinan para hacer una obra maestra menor.

Mark Chalon Smith de Los Angeles Times:

Scott obtiene fuertes actuaciones de su elenco de apoyo y es capaz de salvar la película a través de la alquimia de las impactantes imágenes.

Del staff de Variety:

Keitel es alegre y amenazante y Carradine más determinado y un poco preocupado, pero también atrapado en esta extraña necesidad de que uno demuestre honor y el otro apague una naturaleza retorcida.

Vincent Canby de New York Times:

Es preciso, inteligente, civilizado, y porque nunca se equivoca ni por un momento en su propósito narrativo.

Dave Kehr de Chicago Reader:

La película está más cerca de funcionar de lo que tiene derecho a hacerlo, dado el curioso reparto (Keith Carradine y Harvey Keitel) y la incapacidad del director Ridley Scott para mantener la tensión dramática o construir una escena coherente.

Del staff de Time Out:

Keitel lucha valientemente contra un Carradine de madera, pero las influencias estadounidenses dislocan aún más un guión que ofrece poca observación, psicológica o social, sobre su disputa en curso.

Del staff de TV Guide:

El acercamiento de Scott a su material parece esencialmente estilístico; se impone a la historia en lugar de viceversa, dando un relato de las guerras napoleónicas que carece de pasión y profundidad, a pesar de los visuales expertos.

Mike Massie de Gone With The Twins:

Es un esfuerzo ambicioso para el director debutante Ridley Scott, cuyos florecientes estilos cinematográficos son evidentes incluso en este primer trabajo.

Continúa leyendo: Gladiador, de Ridley Scott, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos