Artículos

¿Qué fue de Julia Stiles, protagonista de 10 Cosas que Odio de Ti?

La actriz que saltó a la fama con 10 Cosas que Odio de Ti ha estado un poco ausente de Hollywood, pero es cuestión de tiempo para que volvamos a escuchar de ella gracias a sus nuevas películas.

Si creciste en los años 90, es muy probable que hayas visto a Julia Stiles en la pantalla en más de una ocasión. Fue una vez una prometedora reina del cine adolescente, pero la actriz ya ha crecido y con el paso del tiempo ya no se la ha visto tanto como antes. La carrera de Julia Stiles estaba en la cresta de la ola a finales de la década de 1990 y principios de los años 2000, cuando la actriz salía de su papel estelar como Kat Stratford, una adolescente inteligente, audaz y feminista en la exitosa comedia para adolescentes 10 Cosas que Odio de Ti - 61%, que se estrenó hace más de 20 años. La película catapultó a Stiles al estrellato, pero se destacó entre sus compañeros de elenco al elegir papeles posteriores en películas como Hamlet y Pasión y Baile - 53%.

No te lo pierdas: Actores que desaparecieron de Hollywood cuando sus series de televisión llegaron a su fin

La versátil actriz tuvo cuidado con los papeles que eligió a medida que ascendía en las filas de Hollywood y, después de consolidar su estatus como una de las mejores actrices del cine adolescente, la estrella se tomó un descanso de Hollywood para obtener un título universitario. Sin embargo, cuando entró en la edad adulta, descubrió que se hacía más difícil encontrar roles adecuados para ella, y cuando lo hacía no recibía la misma admiración que en el pasado. El primer crédito de actuación de Julia Stiles, tal como aparece en IMDb, fue en la serie de misterio infantil Ghostwriter, entre 1993 y 1994, pero uno de sus primeros papeles por poco fue el de Claudia, la niña vampiro que interpretó Kirsten Dunst en Entrevista con el Vampiro - 61%.

Según The Telegraph, Stiles era demasiado “vieja” para interpretar al personaje de acuerdo con lo que dijo el director Neil Jordan, pero la actriz no se rindió y empezó a ganar pequeños roles en producciones de cine y televisión. Cinco años después, obtuvo el papel principal de 10 Cosas que Odio de Ti a pesar de que aún se la consideraba un talento nuevo en Hollywood, y con esto le ganó al resto de candidatas entre las que estaban Katie Holmes y Kate Hudson, quienes eran más reconocidas en ese entonces. En una entrevista de 2019 que Stiles concedió a InStyle dijo que la razón por la cual deseaba tanto poder interpretar a Kat es porque ella era una chica diferente a las que se suelen ver en las comedias románticas.

La razón por la que quería tanto esa parte era porque pensaba que era muy refrescante, ver a una adolescente ser luchadora y obstinada y ser un pez fuera del agua, pero con orgullo.

Te recomendamos: ¿Qué fue de Mara Wilson, protagonista de Matilda?

En 2019, la directora de casting contó a The New York Times que habían hecho pruebas a dos parejas de actores; la que conformaron Josh Hartnett y Eliza Dushku y la que finalmente se quedó con el papel: Heath Ledger y Julia Stiles, cuya química se notó desde el primer momento. Y no es una sorpresa que los papeles que le siguieron al de 10 Cosas que Odio de Ti fueron muy similares en el sentido del tipo de personaje que interpretó.

Cuando Julia Stiles apareció por primera vez en Hollywood, gravitó hacia papeles femeninos inteligentes y descarados, a diferencia de los que aparecen en la mayoría de las comedias románticas para adolescentes centradas en una adolescente que se somete a un cambio de imagen para ganar a un chico. Después de su rol en dicha cinta, la célebre actriz protagonizó tres películas basadas en obras de William Shakespeare con poco tiempo de diferencia entre sí. No es que se propuso buscar estas adaptaciones, sino que no se iba a negar a la oportunidad de ganar experiencia.

En el apogeo de su éxito y popularidad como actriz, Julia Stiles hizo lo impensable: dejó la vida de Hollywood para estudiar en la Universidad de Columbia. Se graduó con una especialización en literatura inglesa en 2005, y dos años después dijo en una entrevista con Independent que no estaba segura de si su título la ayudó a obtener papeles.

Es gracioso, porque ser cerebral no es necesariamente lo mejor para una actriz. Es en términos de entender un rol o entender qué roles quieres elegir, pero en términos de ser un actor visceral y reaccionar emocionalmente a las cosas, puede ser un obstáculo. Tiendo a pensar demasiado en las cosas.

Stiles se alejó brevemente de la pantalla para trabajar en teatro. En 2005 protagonizó la obra Oleanna, en Londres, donde tuvo el papel de Carol, y compartió escena con Aaron Eckhart. La obra solo consta de dos actores: un profesor universitario y su alumna que está reprobando un curso. En 2009 volvió a protagonizar la misma obra, pero esta vez en Broadway donde su co-estrella fue Bill Pullman.

Dos años después de su participación en la obra de teatro, asumió el papel de una mujer que se asoció con un asesino en serie cuando protagonizó la temporada 5 de la exitosa serie Dexter. Al interpretar a una víctima de abuso llamada Lumen Pierce, Stiles buscó venganza de sus abusadores con la ayuda del personaje principal del programa, y ​​el romance florecería entre la pareja a lo largo de la temporada. Stiles se sintió atraída por el papel porque Lumen no era solo una víctima; ella era un personaje con muchas dimensiones, y pudo matar a alguien en la pantalla. Ella le dijo a The Hollywood Reporter que le emocionaba la idea de que su personaje iba a estar involucrado en la vida secreta de Dexter, a diferencia del resto. Por este papel recibió una nominación al Emmy como Mejor Actriz invitada en una serie de drama, pero aunque no ganó, sí que disfrutó interpretar a Lumen.

En la actualidad, divide su tiempo entre su familia y su carrera, que está despegando de nuevo. En 2019 fue una de las protagonistas de Estafadoras de Wall Street - 92%, una película que se centra en un grupo de strippers que estafan a sus clientes adinerados, y Stiles interpretó la parte de la periodista que las entrevista sobre sus crímenes. La película está basada en una historia real y se inspiró en el artículo de 2015 de la periodista Jessica Pressler que apareció en The Cut.

Su nuevo proyecto es Orphan: First Kill, la precuela de La Huérfana - 60%, que cuenta nuevamente con Isabelle Fuhrman en el papel de Esther y será también co-protagonizada por Rossif Sutherland. Esto sin duda representa otro paso importante para establecerse de nuevo en Hollywood.

Continúa leyendo: Los peores finales de series de televisión

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos