Artículos

Personajes asiáticos que son estereotipos racistas en los cómics

Cuando el racismo hacia las comunidades asiáticas era el pan de cada día, surgieron personajes altamente racistas

Hace unos días se estrenó Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos - 95%. Para bien o para mal, la película trajo a la mesa una discusión que no se ha apagado del todo con el pasar de los años. El hecho de que en el pasado varios personajes de cómics eran la encarnación de estereotipos racistas.

No te pierdas: Eternals: esta es la pareja gay de la película que revolucionará el MCU

Al hablar de estereotipos raciales vinculados con los asiáticos es inevitable hablar del peligro amarillo. ¿Qué es esto se han de estar preguntando? Es una metáfora racista propia del siglo XIX y XX que fue utilizada por los países occidentales para justificar su colonización de Asia. ¿En qué consiste? En pensar que los asiáticos son subhumanos que representan un peligro para la sociedad “civilizada” de occidente. Esto se tradujo en general en estereotipos de estas personas como criminales incapaces de integrarse a las sociedades de esta parte del mundo y en dibujarlos con la piel con un tono amarillo. Uno de los personajes más famosos de este tipo es Fu Manchú, de Sax Rohmer.

De hecho, Kevin Feige tuvo que asegurarle a un crítico de cine chino que Fu Manchú no va a formar parte de la película ni tienen ningún interés de aparezca:

Fu Manchú no es un personaje que poseamos o que queramos poseer. Fue cambiado en los cómics hace muchos muchos años. Nosotros nunca tuvimos la intención de que fuera parte de esta película. Definitivamente Fu Manchú no está en esta película, no es el padre de Shang-Chi y, reitero, no es un personaje de Marvel ni lo ha sido por décadas.

Dicho eso, por lo mismo no se ha podido estrenar en dicho país. Hemos decidido dejarlos otros ejemplos igualmente problemáticos

Mandarín

Mandarín es el que reemplazó a Fu Manchú en la nueva película del MCU, pero, cabe decir, que no en los cómics. Este villano hoy en día ha sido actualizado para verse y comportarse más como una persona que como una colección de estereotipos en forma humana. La manera principal de lograr eso es darle una apariencia más normal y que el hecho de ser villano no esté intrínsecamente relacionado con su etnicidad. En la actualidad es básicamente el Ra's al Ghul de Iron Man. En la antigüedad, era básicamente la versión de Fu Manchú de Tony Stark. Con un traje no tan diferente, pero con una máscara, bigotes y una urgente necesidad de ir a visitar al dentista.

Egg Fu

Este personaje es uno de los casos más extremos e intensos. El problema comienza desde su nombre. Se llama así en honor al egg foo young, el cual es un tipo de omelette de vegetales muy típico de la comida china de Estados Unidos. Se llama así porque, como es evidente, es un huevo gigantesco y amarillo que habla con un acento muy y marcado y tiene bigotes estereotípicos. Cabe decir que no están de adorno. Él los usaba como látigos contra sus enemigos. Sobra decirlo, pero él es una versión aún más exagerada de los rasgos típicos de las caricaturas del peligro amarillo. Es increíble pensar que a alguien le pareció buena idea hacer que un huevo gigantesco con bigotes fuera un villano de la Mujer Maravilla, pero definitivamente eran otros tiempos. Como se podrán imaginar, en años más recientes se le ha tratado de quitar estos elementos y hasta redimirlo. De hecho, en la actualidad se llama Chang Tzu y es parte del equipo de superhéroes chino The Great Ten (Shi Hao Xia).

Claw

Otro caso que lleva al peligro amarillo a sus límites es este villano de Daredevil, pero no el de Marvel, sino el de Lev Gleason Publications y que hoy en día es parte de Image Comics y un antagonista de Savage Dragon. Igual que Egg Fu, este villano es una muestra de lo que pasa cuando se lleva el peligro amarillo hacia sus límites. Si el otro son los limites bizarros y risibles, en su caso son los grotescos y monstruosos. En una primera instancia sus apariencia es como la de Fu Manchú o el Mandarín, pero con la diferencia de que él es literalmente un monstruo con una apariencia vagamente dracónica y la capacidad de hacer toda clase de cosas, incluyendo cambiar el clima de la Tierra. En la época dorada de los cómics, él llegó a lavarle el cerebro al Presidente de Estados Unidos y, por ello, conquistar a ese país.

También lee: Actores que son parte del MCU y del DCEU

Nagma

Una cosa innegable es que los mangas y los animes son tremendamente populares en Francia Uno puede subirse al metro en París y ver un espectacular de One Piece. Todo eso llegó para quedarse. El problema es que algunos viejos dibujantes de cómics no se lo tomaron a bien. Ése es el caso de Albert Uderzo , creador de Asterix y Obelix. Eso lo dejó claro en su novela gráfica ¡El cielo se nos cae encima! (2005). Así en pleno siglo XXI. En ella dos razas alienígenas en pugna visitan a los galos, se trata de los dyswaltianos y sus enemigos los nagma. Como pueden ver nombres nada sutiles. Los segundos les roban la tecnología a los primeros para derrotarlos y ambos quieren la pócima de Asterix para derrotar a sus rivales. Sobra decir que todo esa historia es una no muy velada burla a los mangas y los aliens están dibujado de una forma que nos remite al peligro amarillo; en este caso, una invasión cultural a partir del plagio y la degradación de la animación occidental. Muchos lectores y críticos vieron a este cómic por la queja racista que es y eso causó una mella en la reputación de Albert Uderzo de la que no se recuperó.

Chin-Kee (aunque esté es en tono de crítica)

Gene Luen Yang. Él es uno de los mejores escritores y dibujantes de cómics actuales y uno que particularmente ha reflexionado sobre la experiencia asiática en América y en el mundo. Por lo mismo, además de sus novelas gráficas originales, él ha sido contratado por varias editoriales para escribir historias centradas en personajes asiáticos. Una de sus novelas gráficas más famosa es American Born Chinese (2006). En ella se burla y reflexiona sobre los personajes del Peligro Amarillo. Ese libro cuenta tres historias, que en un principio parecen no tener conexión entre sí. Una de ella es sobre un chico estadounidense llamado Danny que un día es visitado por su primo chino Chin-Kee. Él es una encarnación del peligro amarillo y de todos los estereotipos racistas hacia los chinos, los cuales van del color de piel, los dientes, los ojos exageradamente rasgados, los dientes, y un comportamiento digno del peor de los acosadores sexuales. De hecho, su nombre es un juego de palabras con un término derogatorio para las comunidades asiáticas: chinky. Éste a su vez viene de chink, que básicamente es el equivalente de la palabra con N, pero para insultar a las personas de provenientes de países como China. Chin-Kee es una manifestación de los miedos sobre su identidad asiática que tiene el protagonista de la historia, derivado de vivir en una sociedad racista.

Pilón: Yellow Peri

A diferencia de todos los demás personajes de esta lista Yellow Peri no es ni una villana ni una encarnación de estereotipos en contra de las comunidades asiáticas. De hecho, como pueden ver, ella es blanca. Por eso es el personaje de pilón. Es una joven llamada Loretta York que se convierte en una hechicera cuando encuentra un grimorio. Su nombre, sin ninguna duda es una referencia al peligro amarillo y un juego de palabras. Ella es amarilla porque es rubia, Peri es un tipo de espíritu alado de la cultura persa, su equivalente, en un sentido de las hadas, y es un peligro porque sus hechizos nunca acaban bien. En ese sentido es una suerte de villana accidental de Superboy. Ella pertenece a una época en la que los personajes eran más serios y, por eso estuvo desaparecida por muchos. Eso y que hoy en día a nadie se le ocurriría hacer juegos de palabras con insultos raciales.

Sigue leyendo: Shang-Chi y la leyenda de los Diez Anillos: La importancia de la representación asiática alejada de los estereotipos y cómo se rompen en la película

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos