Artículos

Trilogías que tuvieron una tercera película decepcionante

Hollywood ama hacer que el público vuelva con secuelas de películas exitosas, pero lo que estas trilogías tienen en común es que cerraron su ciclo con películas que muchos consideran como decepcionantes.

Quizás lo más difícil de lograr en Hollywood es producir una historia que se contará en tres partes. Las trilogías y las franquicias ya tienen suficientes problemas para cumplir con las expectativas establecidas por la película original, que es la que inició todo el asunto. Tener que estar a la altura de lo que enganchó a la audiencia por primera vez cuando se hace una secuela ya es difícil, y lo es más cuando tienes que seguir la película original y su primera secuela. Pocos viven para contarlo de forma positiva, y muchas trilogías son recordadas por tener una tercera parte que fue una completa decepción.

No te lo pierdas: Grandes villanos del cine con muertes decepcionantes

Si la secuela es buena o no puede hacer o deshacer las expectativas establecidas para la tercera parte, esas mismas expectativas pueden jugar un papel importante en la forma en que es recibida por el público en general. Si la primera secuela fue buena, entonces hay una gran presión sobre los creadores de la trilogía para mantenerse a la altura de las películas anteriores puesto que hacer una tercera parte superior es mucho más complejo y raro de encontrar. Por otro lado, si la primera secuela fue mala, entonces hay aún más presión para la trilogía porque tiene que encontrar la manera de traer de vuelta a los fanáticos que perdieron la confianza en la franquicia gracias a su deslucida predecesora.

De cualquier manera, los cineastas que trabajan detrás de escenas en una tercera parte suelen tener mucho en contra. Hacerlo bien no es imposible, pero en Hollywood es más común encontrarnos con trilogías que tuvieron un cierre que desilusionó a la gente y frustró a la crítica. Incluso debido a la experiencia, muchos esperan que la tercera película de una trilogía sea la peor porque es lo que más están acostumbrados a ver. Uno de los ejemplos más populares en los últimos años es el de la trilogía de Spider-Man que dirigió Sam Raimi: la primera gustó al público, la segunda es considerada por muchos como la mejor adaptación de superhéroes y la tercera… bueno, nadie quiere hablar de ella.

Sin embargo, como la mayoría de nosotros sabemos, cuando una trilogía es mala, francamente puede ser terrible. Lo suficientemente terrible como para destruir una franquicia, de hecho. Algunas películas de esta lista son tan malas, e incluso si algunas de estas películas no lo son, hay aspectos de estas películas que decepcionaron profundamente a los fanáticos acérrimos de la película original o de las dos primeras. Sin más preámbulos, aquí están las películas que cerraron sus trilogías de una forma decepcionante.

Te recomendamos: Los enfrentamientos finales más decepcionantes del cine y la televisión

Alien

De Alien podemos decir que las dos primeras películas son obras maestras absolutas, mientras que la tercera es una diferencia abismal, y esa es incluso una forma generosa de decirlo. Alien³ - 44% resultó ser el filme de David Fincher, y fue claramente un esfuerzo de un novato en comparación con todo lo que hizo después. Para ser justos, es más que probable que la intromisión del estudio sea lo que empañó su debut. Aún así, Alien 3 es claramente un intento mediocre de seguir a Alien - El Octavo Pasajero - 97% y Aliens - 98%, y decepcionó a los espectadores debido al hecho de que parece una desviación de la cinta original y la secuela. Está tan en contra de lo que vino antes que comienza matando a todos los personajes principales, excepto a Ripley. El Assembly Cut fue mejor recibido por los fans.

Blade

Blade: Trinity - 26% fue un desafío que mató a la franquicia Blade, y es fácil ver por qué. A pesar de compartir la misma calificación R, Blade: Trinity se siente más como si estuviera dirigida a una audiencia PG-13. Las adiciones de caras nuevas como Ryan Reynolds y Jessica Biel le dan a la película una sensación de producto destinado a un público adolescente. Además, para una franquicia que se enorgullece de ser una representación valiente y algo realista de los vampiros, la adición de Drácula se siente fuera de lugar en todo momento. De hecho, poner a Drácula como antagonista es una razón por la cual esta película se siente tan incoherente. Lo que no tiene de sustancia, lo tiene de película cursi.

El Caballero de la Noche

La llegada de Christopher Nolan al universo de DC con la trilogía The Dark Knight supuso una reinvención del género con una versión oscura y realista del justiciero de los cómics. Después de lo increíble que fue Batman: El Caballero de La Noche - 94%, posiblemente la mejor película de superhéroes de todos los tiempos, siempre iba a ser una tarea casi imposible, y para ser justos con Nolan, El Caballero de la Noche Asciende - 87% sigue siendo una gran película, pero debido a que dejó la vara tan alta con la secuela y las expectativas tras las dos películas anteriores, se sintió como un pequeño paso atrás para el director.

El Hombre Araña

Irónicamente, gran parte de las críticas a El Hombre Araña 3 - 63% se referían a su carácter cursi, que es consistente en las películas anteriores de la franquicia. El Hombre Araña - 89% y El Hombre Araña 2 - 93% fueron igualmente cursis, pero quizás a la tercera película se le fue el asunto de las manos para que el público no lo soporte. Si bien la tercera entrega también está llena de acción, esta fue criticada por su historia, que se dijo que no coincidía con la calidad de lo anterior. Se siente abarrotada por sus tres antagonistas, ninguno de los cuales coincide con la representación sorprendentemente compleja de Alfred Molina como el Doctor Octopus. En general, parece que Spider-Man 3 optó por crecer en escala en comparación con las últimas entradas, y terminó siendo demasiado grande; tan grande que terminó desmoronándose al final. Curiosamente, fue un éxito en la taquilla, pero no sirvió para que Sam Raimi pueda hacer una cuarta película.

El Padrino

Pocas películas son tan veneradas como las dos primeras películas de El padrino y la segunda parte es considerada la mejor secuela en la historia del cine. Seguirla nunca sería una tarea fácil, y El Padrino: parte III - 67% no cumplió con las expectativas. Fue un éxito moderado pero no alcanzó la misma aclamación que sus predecesores y hubo críticas a la que señalan mala edición y una trama complicada, pero la principal crítica fue la actuación de Sofia Coppola, sobre todo porque su romance en pantalla con Andy Garcia no era creíble y carecía de química.

Iron Man 3

Tony Stark fue el héroe moderno perfecto para liderar el Universo Cinematográfico de Marvel en sus primeras tres fases, y es justo decir que se ha convertido en una leyenda cinematográfica gracias a su trabajo en las películas de Marvel Studios. Seguir una historia de origen casi perfecta es una tarea difícil y Marvel no hizo un trabajo horrible, pero las películas posteriores fueron mucho más olvidables que la primera. Exploraron el estado mental de Tony Stark increíblemente bien, y quién puede olvidar el final de Iron Man 3 - 79%, pero lamentablemente no estuvo a la altura de lo que había creado su primera película. Además, la revelación de El Mandarín es algo que aún le resta muchos puntos cada vez que los fans hablan de las películas pertenecientes a la franquicia.

Matrix

La secuela Matrix Recargado - 73% no tenía mucho para destacar, pero por derecho propio fue una cinta entretenida con una gran dosis de acción, y el final de la trilogía solo podía comenzar a partir de ahí. Sin embargo, Matrix: Revoluciones - 36% optó por ir cuesta abajo. Lamentablemente, todo en Revoluciones se estancaba hacia el enfrentamiento final entre Smith y Neo en el clímax, y a pesar de lo entretenida que fue la escena de la pelea, no fue lo suficientemente satisfactoria como para hacer que las dos horas anteriores parezcan un tiempo bien gastado. La trilogía merecía terminar con un estallido, pero no lo consiguió.

Star Wars - las secuelas

La ilusión de muchos fans de Star Wars volvió cuando se confirmó que J.J. Abrams iba a dirigir la tercera entrega de la trilogía de secuelas. Dicha ilusión quedó hecha pedazos cuando la película llegó a cines y desde ese momento hubo incluso personas que decidieron pretender que la última trilogía no existe dentro de su imaginario canon. Lo cierto es que Abrams no pudo conciliar las partes que habían quedado divididas luego del estreno de Star Wars: Los Últimos Jedi - 91% y, por si fuera poco, Star Wars: el ascenso de Skywalker - 61% fue considerada rápidamente como una de las peores películas de toda la franquicia.

Unbreakable

M. Night Shyamalan se convirtió en uno de los directores más prometedores a finales de los años noventa después de su película El Sexto Sentido - 85%. Luego continuó con su película de superhéroes El Protegido - 68%, protagonizada por Bruce Willis. Casi 20 años después, siguió con su película Fragmentado - 75%, esta vez centrada en el personaje de James McAvoy, que lucha con un trastorno de identidad disociativo. Cuando Shyamalan intentó combinar ambos mundos en Glass - 45%, no estuvo a la altura de las dos películas anteriores y sufrió demasiados giros en la trama y una trama desordenada.

X-Men

Después de dos éxitos, Bryan Singer dejó la franquicia y Brett Ratner se hizo cargo. Cuando X-Men: La Batalla Final - 58% llegó, no se parecía en nada a sus predecesoras. La división creada entre humanos y mutantes (e incluso entre ellos mismos) que impulsó las dos primeras películas tuvo un papel secundario. La disposición de matar a los personajes principales por el gusto de hacerlo no gustó a los fans y tanto el Profesor X como Jean Grey no llegaron al final de la película, técnicamente, pero eso no se compara con el patético arco de la historia en el que Cyclops está atrapado como un novio deprimido, antes de que lo maten a la mitad de la película.

Continúa leyendo: Por qué X-Men: La Batalla Final es mucho mejor de lo que se dice y está infravalorada

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos