Artículos

Entrevista: Muerte al verano | Cuando el amor y la música se convierten en el escape de la cruda realidad

El equipo de Tomatazos entrevistó al elenco y al director de esta cinta mexicana.

Muerte al verano - 89% es la ópera prima de Sebastian Padilla Padilla, un coming of age mexicano que cuenta con las actuaciones de Yojath Okamoto,Ana Valeria Becerril, Joshua Okamoto, Diego Lavalle, José Murillo, Roberto Rodríguez, Sergio Quiñones, María del Roble, Gustavo Cruz, Eryka Fernández, Guido Gueta, Ricardo Traviezo y Ramón López. El equipo de Tomatazos tuvo la oportunidad de entrevistar al director de la película y a los protagonistas de esta obra que estrena este fin de semana en salas cinematográficas.

Te recomendamos leer: RESEÑA | Muerte al verano: El retrato de una juventud efímera

Dante, un joven que vive en la ciudad de Monterrey con su madre, una apasionada vendedora de zapatos y su hermano mayor, quien se encuentra en estado de coma. Dante escapa de su realidad escuchando música o patinando junto a sus mejores amigos con quienes tiene una banda de death metal. Cuando se anuncia un concurso para convertirse en los próximos teloneros de una importante banda de metal, el grupo de amigos se prepara para ganar, pero las cosas se complican con la llegada de Lucy, la cuñada de Dante, una joven que enfrenta un grave conflicto en su hogar. Este grupo de chicos se descubren a sí mismos entre acordes, cadáveres, patinetas, sueños y aventuras.

Cuestionamos a Padilla, director de la cinta, acerca de cómo nació la idea de llevar esta historia a la pantalla grande, él nos explicó que además de su necesidad de querer hacer cine, también es una historia que tiene ciertas situaciones que conectan con él:

Nace de la inquietud de querer hace algo dentro de la expresión del cine, en base a eso empecé por lugares comunes que conocía, experiencias que me han tocado y algunas de las que yo hubiera vivido y en base a eso le agregué unas notas de creatividad o expresión personal para hacer más expresiva la propuesta.

El director afirma que es una historia con la que él puede identificarse a nivel personal y asegura que a cualquier artista le resulta imposible poder despegarse por completo de la obra que realiza:

…supongo que para cualquier director, para cualquier actor que acaba tocando un papel, un garabato, un teléfono, de forma inconsciente termina conectándose con él, al final está imposible zafarse de sí mismo.

El realizador espera que cada espectador pueda darle su propia interpretación a la cinta, ya que aclara que no le gusta predicar acerca de cuál es el mensaje que debe llevarse el público al salir de ver esta cinta, pero advierte que hay ciertos aspectos que vale la pena reconocer en ella.

Lo más chido es que cada quien levante su propia lectura (…) al final la pieza tiene varios mensajes en diferentes direcciones. A nivel personal, algunos personajes cambian, algunos no tanto. A nivel general creo que es una lectura de que aún adentro de esta nube gris que cada día nos aplasta más, siempre vienen a florecer este tipo de amores adolescentes que hacen que parezca que el dolor no existe.

Ana Valeria Becerril, quien interpreta al personaje de Lucy, nos cuenta que su personaje le enseño a ser un poco más desapegada, a ser despreocupada y a divertirse. La actriz nos cuenta que esta película fue una experiencia que disfrutó mucho porque fue una de las primeras en su carrera.

Esta peli para mí significa muchísimo, de las primeras pelis que hice, con las que arranqué mi carrera y fue un rodaje que disfruté mucho porque lo hicimos en familia.

La mayor parte Muerte al verano - 89% se filmó en Monterrey, el rodaje abarcó ocho semanas y Becerril nos detalla la experiencia de filmar bajo las altas temperaturas del norte de la república mexicana:

Nos costó sudor y un montón de esfuerzo porque nos fuimos a filmar en plena canícula regiomontana y, eso de verdad impregnó el rodaje, el hecho de que fuera tan caluroso el ambiente.

Este proyecto se filmó hace cuatro años, Becerril, protagonista de la serie Control Z - 80% y ganadora del Premio Ariel a mejor revelación femenina por su interpretación en Las Hijas de Abril - 58%, nos comparte que está se siente muy orgullosa de que finalmente la película se estrene en salas cinematográficas.

Los primeros proyectos de cada persona siempre son como bebés; la filmamos hace cuatro años, la estrenamos hace dos años en Morelia y que llegue ahora a salas cinematográficas me hace sentir muy orgullosa del trabajo de todos. Espero que toda la gente tenga la oportunidad de ver este proyecto que se hizo con un montón de esfuerzo y un mucho entusiasmo.

Podría interesarte: Las mejores películas mexicanas de 2020 según la crítica

Yojath Okamoto, protagonista del filme, señala que en el momento de las grabaciones, él al igual que Dante estaba pasando por una etapa de autodescubrimiento, incluso asegura que su personaje tiene muchas cosas de él y viceversa. El actor también asegura que el rodaje fue una experiencia muy divertida:

Esta película fue muy amena de grabar por la familia que se hizo tanto en el cast como en producción. Hay muchas escenas que también el proceso de grabarlas fue muy divertido.

Joshua Okamoto, quien interpreta a Román, uno de los mejores amigos de dante dice que con la parte que más se sintió identificado con su personaje fue con ese lado de desfachatez, cinismo y descaro que le demandó su papel. Por otro lado, el actor asegura que rodar esta película con gente que quiere y admira le pareció un gran augurio para su carrera, además, resultó ser una experiencia muy gratificante:

Yo tenía la sensación de que estaba iniciando mi carrera con el pie derecho porque todas las personas eran muy cercanas a mí, queridas y admiradas, con muchas ganas de seguir teniendo proyectos con gente tan bonita. Sentirme tan apapachado fue como un gran augurio y dije claro así quiero trabajar, fue un proyecto muy grato de rodar.

Diego Lavalle, quien interpreta a Jorge, relata que al igual que su personaje padece de una preocupación excesiva o fatalista con las cosas y también es un poco hipocondriaco, así mismo, revela que en la prepa tenía muchos complejos e inseguridades como Jorge, sin embargo, en el rodaje las cosas fueron distintas, ya que el trabajo de preparación con el director le resultó muy favorable:

Fue increíble, desde que pude conocer a Sebastián en el proceso de casting, me di cuenta que era un cuate muy clavado, que quería las cosas exactamente como se las había imaginado. Me encantó mucho que pudimos trabajar en un proceso donde ensayamos y pudimos homologar el acento y el tono que íbamos a usar (…) estuvimos trabajando mucho antes, tuvimos la oportunidad de conocernos y se formó un gran equipo y eso se acaba reflejando en pantalla…

Continúa leyendo: FICM 2019: Muerte al verano | Un coming of age metalero, pero blando al corazón

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos