Artículos

La Bella y La Bestia, de Gary Trousdale y Kirk Wise, ¿qué dijo la crítica de este clásico de Disney?

La galardonada película de Disney, protagonizada por una joven llamada Bella y un príncipe que fue convertido en un monstruo, mantiene su calidad intacta luego de tres décadas de su estreno.

El cine animado ha evolucionado bastante en las tres últimas décadas, y sin embargo, los clásicos de Disney aún son referentes importantes para las historias que los estudios ofrecen al público en este tiempo. De seguro el proceso para trabajar en estas películas le ha facilitado la vida a los animadores, pero es difícil negar que, dejando de lado la nostalgia, estos relatos mantienen su magia a pesar de que algunos de ellos están terriblemente desactualizados para las situaciones actuales. La Bella y La Bestia - 93% ha envejecido bastante bien en comparación con otras películas, no solo por su historia ni la calidad de su animación, sino también porque es una de las que más se ha destacado en los años de existencia de The Walt Disney Company.

No te lo pierdas: 10 veces en que Disney alteró las historias originales para no arruinar nuestra infancia

La película animada de 1991 de Disney, La Bella y La Bestia - 93%, que se basa en el clásico cuento de hadas francés del mismo nombre, y la trama de seguro muchos la conocen de memoria. La cinta presenta a una joven inteligente llamada Bella que se ha cansado de su predecible vida en una pequeña ciudad. Quiere leer y aprender, y anhela la aventura, lo que la convierte en una rareza entre sus aldeanos, que piensan que una chica hermosa como ella debería establecerse y tener una familia. Pero a ella no le interesa eso. Rechaza repetidamente las propuestas del galán de la ciudad, Gastón, un fanfarrón vanidoso y musculoso que jura que no dejará de insistir hasta que Bella acceda a casarse con él.

Bella finalmente termina en el castillo de un príncipe que se ha transformado mágicamente en una bestia. En un esfuerzo por salvar a su padre, la joven abandona sus sueños de aventuras y acepta permanecer indefinidamente en la casa de la Bestia, que cuenta con objetos inanimados encantados, de los cuales se revela que en realidad eran sus sirvientes quienes también fueron maldecidos por culpa de su arrogancia. Sin que Bella lo sepa, hay algo que puede revertir el hechizo colocado sobre la Bestia, pero si no sucede a tiempo, el príncipe permanecerá para siempre en su forma monstruosa. Mientras tanto, el persistente pretendiente de Bella, Gastón, gasta su energía para hacer, literalmente, cualquier cosa para tenerla, incluso si eso significa dañar a sus seres queridos.

La Bella y La Bestia - 93% ayudó a marcar el comienzo del Renacimiento de Disney, una era que vio éxito tras éxito para el estudio con sus musicales animados. La película dirigida por Gary Trousdale y Kirk Wise recibió cinco nominaciones a los premios de la Academia, incluida la de Mejor Película, y tiene la distinción de ser la primera película animada en ser nominada en esa categoría. Mantuvo su estado como la única en lograrlo hasta que Up, Una Aventura de Altura - 98% repitió la hazaña. Como era de esperar, destacó en el apartado musical y el compositor Alan Menken ganó la estatuilla a Mejor Música Original y Mejor Canción Original. Fue también la primera cinta animada en ganar el Globo de Oro a Mejor Película de comedia o musical.

Te recomendamos: Mejores y peores modelos a seguir en las princesas Disney

Fue tan grande el éxito de esta película que se convirtió en la primera de Disney en ser adaptada a musical de Broadway. La Bella y La Bestia - 93% iba a llegar a cines originalmente entre las décadas de 1930 y 1950, pero la adaptación de Walt Disney fracasó y el proyecto nunca vio la luz. Después de La Sirenita - 92%, el estudio decidió volver a intentarlo, y la idea inicial era una película no musical; sin embargo, Jeffrey Katzenberg, el jefe de Disney en esa época, dio la orden para que la adaptación sea un musical como el de La Sirenita.

Con un presupuesto de US$25 millones, su recaudación de US$331 millones en todo el mundo la colocó como una de las películas más taquilleras de la compañía durante la época en la que se estrenó. Desde ese entonces, y hasta ahora, ha recibido muchos elogios por su animación y el romance que describe su historia, además de que la escena del baile entre los protagonistas suele considerarse como una de las mejores cosas hechas por Disney. Por lo que representa para la compañía, esta fue una de las primeras cintas que el estudio volvió a llevar a la pantalla grande en formato de acción real.

A continuación, les compartimos lo que dijo la crítica sobre este clásico animado:

Jonathan Romney de Sight & Sound:

Si esta es una película de cosas buenas y malas, es por la forma en que se han organizado los ejércitos de animadores ... la música, sin embargo, es la característica más consistente de la película.

Duane Byrge de The Hollywood Reporter:

En estos días estériles y tecnológicos en los que las creaciones de la arquitectura, las películas y otros esplendores son inferiores a los clásicos de épocas pasadas, esta obra maestra hecha a mano es quizás lo más cerca que llegaremos a una catedral gótica.

Henry Fitzherbert de Daily Express (UK):

Puro escapismo de cuento de hadas que no cuenta con ningún engaño digital, voces en off de celebridades o acciones innecesarias.

Leigh Paatsch de Herald Sun (Australia):

El resultado final salvó y revitalizó la división de animación del estudio: una combinación sublime de narración magistral y magníficos interludios musicales (supervisada por el legendario compositor de pantalla Alan Menken).

Michael Sragow de New Yorker:

Tiene vigor y claridad narrativa, animación brillante y ecléctica y un ingenio musical juguetón.

Ralph Novak de People Magazine:

Una vez más, el amor redimirá a la bestia, y los relojes danzantes y las tazas de té cantantes de Bella se combinarán maravillosamente con el tintineo de las campanas en esta temporada navideña.

Stephen Hunter de Baltimore Sun:

Es la película animada más dinámica jamás realizada, y la brisa de su cámara, la sensación de penetración en su acción, la pirotecnia de edición de ritmo brillante le dan un crepitar de vida mucho más abundante que cualquier otra característica anterior.

Dave Kehr de Chicago Tribune:

La Bella y la Bestia es sin duda un entretenimiento adecuado para las fiestas de los niños y sus padres más indulgentes... Pero la película tiene pocas instalaciones técnicas, una caracterización vívida y un impacto emocional del pasado de Disney.

John Hartl de Seattle Times:

Es excepcionalmente difícil lograr que una audiencia se preocupe por los personajes animados a menos que sean sirenas o animales o insectos antropomorfizados, pero los animadores de Disney, con una gran ayuda de los talentos vocales de un elenco soberbio, lo han logrado.

Christopher Tookey de Daily Mail (UK):

La combinación más perfecta de Disney de animación, narración de historias y canciones seguramente debe ser este amoroso tributo al viejo cuento de hadas.

Continúa leyendo: Personajes de Disney que se han convertido en íconos LGBT

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos