Artículos

Personajes de Disney que se han convertido en íconos LGBT

La representación del mundo actual en las películas de Disney a lo largo de sus años de existencia nos ha dejado con una serie de personajes que han sido recibidos por la comunidad LGBT con los brazos abiertos.

The Walt Disney Company ha sido uno de los principales estudios de cine y animación durante casi nueve décadas. Sus películas reinventaron los cuentos de hadas y las historias de leyendas y la literatura clásica. Como una de las principales compañías en su campo, los fanáticos, los críticos y el público buscan liderazgo en Disney para tratar ciertos temas, examinan lo que dicen sus películas y elogian o critican a la compañía por cómo refleja el mundo. Entre los puntos de interés se encuentra cómo se representan las personas y las preocupaciones de la comunidad LGBT. Siguiendo los tiempos, y en algunos casos ejerciendo el liderazgo, Disney ha tenido personajes en sus películas que el público ha percibido como parte de la comunidad queer.

No te lo pierdas: Suscríbete aquí a Disney Plus

Algunas de estas representaciones han sido más avanzadas que otras, pero la realidad es que a pesar de que las personas se den cuenta de que sus películas últimamente tienen subtextos, la compañía no está siendo más frontal al momento de retratar a la comunidad en sus proyectos, pero eso no ha impedido que sus fans encuentren en los personajes que protagonizan sus historias a íconos que han pasado a formar parte de sus vidas desde que tuvieron su primer acercamiento a las películas de Disney. Después de todo, le ha dado a generaciones de niños tantas cosas como lecciones de vida, personajes de todas formas y colores, algunos con poderes y otros con castillos tenebrosos, que resulta inevitable que no se puedan identificar con alguno de ellos.

Pero también nos han dado una tonelada de personajes extravagantes, un poco menos que aparentemente heterosexuales que, intencionalmente o no, son íconos gay increíbles (aunque a veces con demasiados defectos) para los espectadores que están ansiosos de ver más. Si bien, obviamente, no hay una sola forma de "saber" si pertenecen a esta comunidad, algunos de los personajes supuestamente heterosexuales en las películas de Disney definitivamente podrían pasar por personas LGBT de bajo perfil si realmente lo piensas (y sí, usa algunos de los más obvios clichés para darte cuenta).

Los personajes que mencionaremos a continuación se han convertido en íconos LGBT y las personas creen a menudo que también forman parte de la comunidad a pesar de que es claro que The Walt Disney Company no los confirmará como tal.

Te recomendamos: Los mejores príncipes de Disney y los más tóxicos

Capitán Garfio

Hay pocos personajes tan atrevidos como el Capitán Garfio, un hombre cuya peluca, gorro de plumas y estilo atrevido de lenguaje corporal tienen sus raíces en los estereotipos de personas gay. También vive con su compañero de vida del mismo sexo, el Sr. Smee. Desde los rizos de su bigote encerado hasta su icónico gancho, nada en el villano de Peter Pan - 75% es recto. También está obsesionado con capturar a un niño, Peter Pan, lo cual puede llevarnos a un tema problemático dependiendo de la forma en que se lo analice.

Elsa

Dado el temor de Disney de alienar a los padres, o de países que censuran películas porque no son tolerantes con los temas LGBTQ+ en el entretenimiento infantil, no es sorprendente que el estudio no haya convertido a Elsa en gay en Frozen 2 - 80% después de que los fans aseguraron que la protagonista de estas exitosas películas pertenece a la comunidad. Pero conociendo la -probable- razón detrás de esto, no impidió a los fanáticos LGBTQ+ identificarse con Elsa desde que apareció por primera vez en la pantalla grande con Frozen: Una Aventura Congelada - 89%, a quien se considera un ícono por su historia dentro de las películas y además por la interpretación que una parte del público ha encontrado en sus canciones.

Gastón

Cuando sientes la necesidad de dedicar una canción entera a lo masculino que eres, como en el caso de la famosa escena del número musical de Gastón en La Bella y La Bestia - 93%, básicamente terminas convirtiéndote en uno de los personajes más icónicos para la comunidad LGBT además de que su canción es un himno. Gastón hace un buen trabajo al mostrarle a la gente que los hombres (homosexuales en este caso) pueden ser súper masculinos y fuertes.

Li Shang

Li Shang es uno de los personajes más populares en la animación original Mulán - 86%. Este personaje complejo representa una desviación de los intereses amorosos huecos de los que se habían enamorado las princesas de Disney del pasado. Era mucho más interesante, por ejemplo, que cualquiera de los príncipes intercambiables en otros clásicos del mismo estudio y gracias a que Mulán se atrevió a ser diferente con Li Shang, nos dejó un personaje completamente desarrollado con sus propios deseos y dificultades.Sin embargo, lo que realmente hizo que su personaje destacara y hasta el día de hoy se haya ganado el amor de los fans fue que era bisexual. Puede que no se declare abiertamente, pero su relación con Mulán sugiere fuertemente que sí; se siente atraído por la protagonista mientras ella todavía está disfrazada de Ping, un soldado.

Maléfica

Los villanos de Disney suelen ser todos íconos LGBT, pero en esta ocasión destacaremos más a la versión live-action que se vio en Maléfica - 50% que a la de la cinta animada. Sabemos que Maléfica es una figura especial y temida; una persona que, aunque celebrada por sus talentos queer entre su propia gente, está sujeta a prejuicios e incluso violencia física una vez que va más allá de las fronteras de su "espacio seguro" en donde habitan las hadas. También hay una especie de narrativa clásica de "enamorarse del chico heterosexual" en su condenada relación con el joven Stefan, pero es igual de impresionante la exploración de Maléfica en el sentido de la familia queer, ya que la historia transmite la noción de que las familias que elegimos, a menudo por necesidad, son más importantes que aquellas en las que nacemos.

Scar

Scar es el villano de El Rey León - 91%, y con su acento suave y sarcástico, ciertamente suena lo suficientemente gay como para notarlo. Más concretamente, Scar es un personaje que lucha por seres ajenos a la sociedad y en general, representa un desafío para el estándar de masculinidad en el cine de Disney, donde sabemos que se suele usar el queer coding en sus villanos. El remake de acción real decidió evitar que el personaje esté relacionado con lo queer porque posiblemente era la opción más segura pero, en última instancia, menos valiente.

Sebastian

Ese cangrejo es tanto un ícono desde la película como desde la obra musical. Sebastian es interpretado por muchos como el mejor amigo gay de Ariel y dedica todo su tiempo generosamente a tratar de ayudar a la protagonista a conseguir todo lo que quiere y siempre se preocupa por sus mejores intereses, a pesar de que ella es demasiado joven y un poco tonta. Él actúa en muchas ocasiones como un hermano mayor y casi se mata (cocina) tratando de ayudarla porque la quiere tanto.

Terk/Terkina

Tarzán - 88% es una película que nos muestra la importancia de abrazar las diferencias de los demás para poder centrarnos en las similitudes. No importa quién eres o quién es tu familia, todos tenemos derecho a amar y existir. En una coincidencia, vale la pena señalar que Rosie O'Donnell, la actriz que da voz a este gorila amigo de Tarzán se declaró lesbiana públicamente en 2002, tres años después del estreno de Tarzán. Puede ser reconfortante establecer paralelismos entre su papel en una película que trata esencialmente sobre una adopción poco convencional y su activismo en la vida real por los derechos de adopción de padres del mismo sexo.

Úrsula

No hay que darle muchas vueltas a esta bruja del mar que fue creada por Disney con un gran parecido a la drag queen Divine, quien aparece en la cinta de culto Pink Flamingos. Sus momentos musicales en La Sirenita - 92% parecen salidos de un cruce entre RuPaul's Drag Race y Bette Midler. Ella es estridente, transmite un lenguaje positivo para el cuerpo y sabe lo que tiene que hacer para lucir su cabello blanco y corto. Además, incluso parece jugar con las ideas de fluidez de género cuando se transforma en Vanessa para intentar detener a Ariel de estar con el príncipe Eric.

Continúa leyendo: Las peores enseñanzas de las princesas Disney

Comentarios

  • Tomatazos (2)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos