Artículos

Los mejores príncipes de Disney y los más tóxicos

En algunos casos, los príncipes solo fueron creados para rellenar una historia, pero en otros existe un mejor desarrollo. En este artículo les contamos cuáles son los mejores y peores hasta ahora.

Por mucho que odiemos admitirlo, muchos de nosotros crecimos con Cenicienta, Bella y otras princesas, admirando sus vestidos de princesa y soñando con sus encantadores príncipes. Los numerosos defectos de las princesas de Disney se han discutido en profundidad porque al menos las historias de sus clásicos contienen demasiadas malas enseñanzas, pero ¿qué hay de sus príncipes? Hemos encontrado una gran variedad a lo largo del tiempo, y van desde monstruos hasta los que prácticamente están dispuestos a besar cadáveres, y tampoco podemos olvidar que, si nos podemos a hacer cálculos, las princesas son en su mayoría, si es que no todas, menores de edad mientras que ellos son mucho más mayores.

No te lo pierdas: Aprovecha la prueba de suscripción gratis a DISNEY PLUS aquí

Cuando se trata de recordar las acciones de los personajes, los príncipes de Disney simplemente no están al mismo nivel que las princesas de la misma compañía. No son ni de lejos tan populares o memorables, en gran parte debido al hecho de que tienden a estar como personajes en papeles que son más inferiores (y algunos de ellos casi ni se ven). Es solo en los últimos años donde los príncipes de Disney han comenzado a convertirse en figuras más tridimensionales junto a las princesas, quizás por la época y/o porque los guionistas y el estudio se dieron cuenta que un mayor desarrollo en ellos les podría permitir contar historias más ricas.

Aún es muy pronto para saber cómo será el futuro del estudio que continúa creando princesas para llegar a las nuevas generaciones de niños, pero como resultado, algunos de los primeros príncipes de Disney pueden parecer bastante tontos e incluso abusivos. Al pasar la mayor parte de la película sin hacer casi nada, esperando hasta que haya alguien a quien salvar (a quien quizás ni siquiera terminan salvando), es difícil establecer una personalidad convincente para ellos. Los personajes femeninos se están deshaciendo del tropo de damisela en peligro con cada nuevo estreno al mismo tiempo que los príncipes dejan mucho que desear, a pesar de que hay algunos pocos que valen mencionarse como los mejores aunque en realidad solo son decentes.

En este artículo les contaremos más sobre cuáles son los mejores y peores príncipes que nos ha dejado Disney hasta ahora. Quizás en el futuro los niños tendrán mejores ejemplos para identificarse con ellos en cuanto vean las películas animadas de The Walt Disney Company, aunque por ahora parece mucho pedir, porque son más los casos de personajes tóxicos que los buenos en este caso.

Te recomendamos: Las peores enseñanzas de las princesas Disney

Mejor: Flynn Ryder (Enredados)

Flynn Rider es uno de los personajes mejor escritos de Disney y el príncipe con más matices. Es agradable, encantador, tonto, brillante y astuto. No siempre está en una posición de poder pero tampoco es un incompetente. Flynn es la otra mitad de Rapunzel de una manera que pocos otros príncipes de Disney lo son, y esto se debe principalmente a la evolución que presenta el estudio gracias a la historia de Enredados - 90%. Se complementan temáticamente, narrativamente y como personajes y trabajar juntos solo hace que Flynn parezca más inteligente, incluso si carece de una educación convencional.

Tóxico: Príncipe Florian (Blancanieves y los Siete Enanos)

Conocido también como "El Príncipe", fue el salvador de Blancanieves en Blancanieves y los Siete Enanos - 98%. Era principalmente un personaje que la trama necesitaba para un único fin, y solo debía aparecer cuando fuera conveniente. Debido a que esta historia se basó en un cuento de hadas, se suponía que los personajes eran bidimensionales, por lo que no fue un gran problema. El problema era que él pensó que estaba bien besar a Blancanieves mientras ella básicamente estaba muerta. No en la frente, no en la mejilla, sino en la boca. Es extraño y asqueroso y habría sido muy diferente si se trataba de su novia muerta, aunque también allí habría sido extraño.

Mejor: John Smith (Pocahontas)

Pocahontas - 56% nos dio a una de las princesas de Disney más feministas, pero también a uno de los mejores príncipes. La protagonista se enamora del joven colono John Smith después de criticarlo por sus creencias racistas. Smith y Pocahontas terminan conspirando juntos para traer la paz a sus pueblos cuando son descubiertos por el celoso admirador de Pocahontas, Kocoum. Cuando Thomas mata a Kocoum, Smith asume la culpa desinteresadamente y casi es ejecutado por ello. Pocahontas detiene la ejecución a tiempo, pero el jefe de Smith intenta dispararle a su padre. Afortunadamente, el joven y valiente capitán recibe la bala. Smith sobrevive pero debe volver a Inglaterra para su tratamiento médico y le pide a Pocahontas que regrese con él, pero ella se niega, porque su destino está con su gente. Aunque no terminaron juntos, merece ser reconocido como uno de los mejores.

Tóxico: Príncipe Encantador (La Cenicienta)

En Cenicienta - 97%, vemos cómo la protagonista tiene que soportar la crueldad a diario pero nunca deja que rompan su espíritu. Con un poco de ingenio y un hada madrina se las arregló. El príncipe, por otro lado, le permite a su padre tomar el control de su futuro al presionarlo para que siente cabeza y se case. Luego envía a alguien más a buscar a la chica que le gustó porque perdió uno de sus zapatos, en lugar de ir él mismo. Su padre es propenso a ataques de rabia en los que trata de decapitar a cortesanos de alto rango, así que quién sabe qué tipo de locura puede haber pasado por la línea familiar. Quién sabe cómo será exactamente la vida de la princesa al lado de este insípido personaje.

Mejor: Li Shang (Mulán)

Aunque el nepotismo le otorgó un papel de alto rango dentro del ejército chino, es difícil ignorar el estatus de Li Shang como general y sus antecedentes en el filme Mulán - 86%. Es uno de los príncipes de Disney más competentes, posiblemente el único que puede defenderse de manera realista. Es un poco plano, pero tiene su encanto. No solo eso, tiene la decencia de al menos perdonar a Mulán cuando se entera de la verdad sobre su género, y teniendo en cuenta la época, este es un gran movimiento por parte de Li Shang, que demuestra haber comprendido la contribución de Mulán.

Tóxico: Príncipe Phillip (La Bella Durmiente)

Aurora, la protagonista de La Bella Durmiente - 92%, no es particularmente interesante. Bendecida con los dones de la "belleza" y la "canción", la princesa vive una vida de felicidad ignorante hasta que Maléfica la atrae para pincharse el dedo en ese huso. El príncipe Phillip, sin embargo, se enamora locamente de ella una tarde y le dice a su padre que se va a casar con una campesina, es encarcelado y luego arrestado por tres hadas, para luego pelear con un feroz dragón. Parece un buen partido, aunque probablemente debería haber pensado en todo el asunto del amor a primera vista. Es posible que Aurora haya sido bendecida con la belleza, pero seguro que no fue bendecida con el desarrollo de personaje. Uno se pregunta qué podría resultar de una relación con un hombre desconocido que de la nada jura estar enamorado.

Mejor: La Bestia (La Bella Y La Bestia)

Es posible que algunos lo conozcan con el nombre de príncipe Adam, pero nunca recibió ningún nombre de manera oficial en la película así que nos referiremos a él como Bestia, el protagonista del clásico animado La Bella y La Bestia - 93%. Este príncipe está lejos de ser perfecto ya que en primer lugar recibió una maldición por su arrogancia y después encerró a Bella en su castillo. Es más complejo, Bestia salva a Bella de una manada de lobos salvajes, entabla amistad con ella, le muestra su increíble biblioteca y le permite volver a casa para cuidar de su padre. Tiene poder sobre ella, pero se niega a usarlo. Finalmente, en un cambio refrescante del tropo de damisela en apuros, ella lo salva. Al comienzo es más malo que bueno, pero al final termina como un príncipe más que decente.

Mejor: Aladdín (Aladdín)

Jasmín y Aladdín se hacen amigos después de conocerse en el mercado. Después de una aventura que culminó en la batalla contra Jafar para liberar a la princesa y al sultán, Aladdín cumple su promesa al Genio y utiliza su último deseo de liberarlo. Finalmente, dándose cuenta de que no puede fingir ser algo que no es, Aladdin renuncia a sus sueños de convertirse en príncipe para estar con Jasmín. Una demostración tan noble de altruismo inspira al sultán a cambiar las leyes para que ellos puedan casarse. Aladdin tuvo que ganarse su lugar al lado de Jasmín. Ambos forman una amistad a lo largo de la película, en lugar de ser víctimas del poder del amor a primera vista. Por llegar a conocer a la chica antes de casarse con ella, ser un buen amigo y darse cuenta de que no debe fingir, sino ser él mismo, Aladdín merece ser considerado como uno de los mejores.

Continúa leyendo: Mejores y peores modelos a seguir en las princesas Disney

Comentarios

  • Tomatazos (2)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos