Artículos

Razones por las que necesitamos una secuela de Alita: Battle Angel

La cyborg adolescente cautivó al público gracias a Battle Angel: La Última Guerrera y desde allí el público ha pedido una secuela. En este artículo les contamos las razones por las que necesitamos que eso suceda.

En 2019 llegó a cines Battle Angel: La Última Guerrera - 55%, una película cyberpunk de acción que tiene como protagonista a la heroína que da su nombre a la historia, la cual surge como una adaptación del manga Gunnm, también conocido como Battle Angel Alita, que fue creado por Yukito Kishiro y publicado entre 1990 y 1995. El filme dirigido por Robert Rodriguez, producido por James Cameron y escrito por él junto con Laeta Kalogridis tiene en el papel principal a Rosa Salazar, la actriz que con ayuda de la captura de movimiento da vida a Alita, una cyborg que se despierta en un cuerpo diferente sin recordar su pasado, por lo que su misión personal desde ese punto es descubrir quién es y encontrar su destino.

No te lo pierdas: Películas de ciencia ficción que fracasaron en taquilla y merecen un remake

La película estuvo muchos años en desarrollo. El proyecto había sido anunciado como tal en 2003, pero fue el trabajo del propio Cameron en Avatar - 83% y todas sus secuelas lo que obligó a que se retrasara. Tuvieron que pasar 13 años para que se anuncie a Rodriguez como el director y 16 en total para llegue a la pantalla grande. Quizás por lo involucrado que estaba Cameron en Avatar fue que no recibió mayor atención de la que le dio, pero de cualquier forma esta adaptación consiguió ganarse el corazón del público desde que hizo su debut en cines. En cuanto a su desempeño en taquilla, el amor de los fans hacia Alita no la volvió un éxito indiscutible ya que de un presupuesto de entre US$150 millones a US$200 millones solo recaudó US$405 millones en todo el mundo, pero no se ha dejado de hablar de esta película porque muchos ruegan por ver una secuela.

El debate sobre si esta película fue rentable o no es constantemente opacado por el pedido de las personas en Internet que desean que Alita continúe su travesía con Rosa Salazar en el papel. En 2019, su año de estreno, Cameron y Rodriguez habían mencionado que tenían planes de hacer una Alita: Battle Angel 2 y el casting que se hizo a Edward Norton, así como los cameos de otros actores como Michelle Rodriguez y Jai Courtney fueron planteados como parte de un papel más grande para la secuela, pero un año después el actor Christoph Waltz dijo que no había escuchado algo al respecto. Además, la adquisición de Fox por parte de Disney también tuvo mucho que ver, ya que el estudio se deshizo de algunas de las producciones que no le interesaban y en vista de que la película de Alita no fue precisamente un blockbuster, el futuro de esta es incierto.

Ahora, con la llegada del streaming y la necesidad que tiene Disney de lanzar más contenido para ganar suscriptores o mantener felices a los que ya tiene y estar un paso adelante en la competencia, una secuela de Battle Angel: La Última Guerrera - 55% puede suceder. Sin embargo, esto es algo que al parecer no será anunciado pronto, pero si los fans lograron que La Liga de la Justicia de Zack Snyder - 82% se convierta en una realidad (que gracias al streaming puede verse una y otra vez), con el relato de la popular Cyborg cualquier cosa puede pasar. Las razones por las que necesitamos una secuela de su película sobran, y a continuación les mencionaremos algunas muy importantes.

Te recomendamos: Secuelas que son completamente diferentes a las películas originales

La aparición de Nova

Como les mencionamos al principio, la aparición de Edward Norton es una de las principales razones por las que Battle Angel: La Última Guerrera - 55% debería continuar. Nova es una de las personas privilegiadas que aún vive en Zalem y es una de las personas más poderosas allí. Es un científico que tiene el control de quién puede y quién no puede llegar. La única forma de llegar a Zalem es convirtiéndose en el campeón de motorball en Iron City, pero también gracias la recolección de partes del cuerpo, ya sean humanas o cyborg. Sin embargo, esto es una mentira. Los avances de tecnología conseguidos por este personaje nunca son claros y gracias al cliffhanger de la película, queda establecido como el villano más grande de la historia. La película establece eso y le da una razón a la protagonista para ir a buscarlo y pelear contra él cuando mata a Hugo, el hombre que la protagonista amaba. Esa es la razón por la que ella sigue practicando motorball, con la intención de llegar hacia Nova.

El cliffhanger deja el espacio perfecto para una continuación

Hollywood sabe muy bien qué producción podría convertirse en la primera de una serie de películas cuando deja inconcluso el final de una historia. Battle Angel: La Última Guerrera - 55% se configura perfectamente como la primera entrega de lo que podría ser una trilogía y dejó a la audiencia con ganas de más. Para cuando llegas al final, quieres ver a Alita llevar su pelea a Zalem y ser testigo de cómo destruye a Nova, el gran villano. La mayoría de las películas desearían tener un final tan poderoso como el que tiene esta cinta; sin embargo, no todos lo consiguen. Por supuesto, el tiempo dirá si todo esto es solo una pérdida de tiempo o si el estudio querrá apostar por Alita.

La producción de una secuela podría ser menos costosa

¿Cómo es posible que una película como Battle Angel: La Última Guerrera - 55%, que requiere de muchos elementos creados por computadora, podría ahorrarse unos cuantos dólares? Pues la primera película costó lo que costó (US$150 millones a US$200 millones) porque se tuvo que construir absolutamente todo desde cero y para una secuela todos los elementos básicos de este mundo ya están construidos. Con Robert Rodriguez todavía conservando los decorados físicos utilizados en la película, y las construcciones digitales para cualquier cosa que no fue diseñada físicamente también en espera, no debería costar tanto regresar a un mundo que ya ha sido construido. Además, con una audiencia más familiarizada con el potencial de entretenimiento del filme, incluso el gasto en marketing podría reducirse, a fin de ahorrar algo de espacio en el presupuesto para todos y cada uno de los mundos nuevos que conquistar en una segunda parte. Tampoco estamos diciendo que debería ser una película barata, pero sí que es posible que el estudio tenga que desembolsar menos dinero.

Aún hay cabos sueltos en la historia

Algunas tramas de la película se cerraron, pero aún hay muchas interrogantes. La principal pregunta tiene que ver con la protagonista justamente: ¿Por qué alguien construiría una cyborg de apariencia adolescente que podría servir como un robot militar? Hay mucho de Alita que no conocemos y es como si la película misma rogara por una secuela, y eso sin mencionar el final que nos deja la historia, el cual también pide una continuación. Una segunda parte podría explorar más del pasado de la cyborg además de seguir adelante en el relato, ya que en esa ocasión estaba decidida a convertirse en la mejor en el motorball para llegar hacia el villano Nova, quien se encuentra en Zalem.

El público quiere una secuela

Muchas veces ocurre en la industria del cine que los estudios hacen una secuela por lo fácil que resulta vender una, especialmente cuando la primera película tiene una gran base de fans. Hay público para una secuela de Battle Angel: La Última Guerrera - 55%, y es uno de los más apasionados que hemos encontrado en los últimos años, además de que, afortunadamente, no han llegado a extremos incómodos como otros fans. Si bien esta ha hecho un esfuerzo sólido para convertirse en un éxito de taquilla, todavía no es un gran éxito al nivel de algo así como una película de Marvel Studios. Sin embargo, si busca en Internet, no hay escasez de personas que quieran hacer un viaje de regreso al mundo de Iron City. Cada cierto tiempo, la película se vuelve tendencia en Twitter debido a la intención de los fans de conseguir que el personaje vuelva pronto a la pantalla, y con una base de fans en mercados extranjeros que está ansiosa por obtener más material, cuanto más rápido se pueda hacer una secuela potencial de la adaptación del manga dirigido por Robert Rodriguez, significará una mejor oportunidad de retener este gran número de seguidores y a la vez conseguir nuevos con la llegada de la otra parte de la aventura de Alita.

Continúa leyendo: Las mejores y peores secuelas tardías según la crítica

Comentarios

  • Tomatazos (1)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos