Artículos

Souvenir | Top de críticas, reseñas y calificaciones

La ópera primera de Armond Cohen es un trabajo remarcable que llega en un momento social y político adecuado, invitando a la reflexión sobre la gestación subrogada en México.

Desde la época de oro del cine mexicano, e inclusive antes, han surgido numerosas producciones nacionales que buscan abordar problemáticas sociales desde diferentes perspectivas o géneros cinematográficos como lo son la comedia, drama, suspenso o la sátira. La razón de ser de todos estos proyectos siempre es abogar por un cambio positivo para el país, dando voz a todos aquellos que no son escuchados o denunciando situaciones que transgreden los derechos de los ciudadanos. Algunos ejemplos contemporáneos de esto son: El Infierno (2010), Nosotros los Nobles - 100% (2013), La Dictadura Perfecta - 80% (2014), Un Monstruo de Mil Cabezas - 92% (2015), Güeros - 94% (2015), Roma - 99% (2018), Las Niñas Bien - 90% (2018) y Chicuarotes - 47% (2019). En el caso de Souvenir - 100% (2019), se da apertura a la conversación sobre la gestación subrogada; este procedimiento consiste en un acuerdo por contrato sobre el cual se establecen los términos en los cuales una mujer acepta gestar para otra persona o pareja que tienen la intención de fungir como tutor(es) del producto de dicho embarazo. Este proceso ha sido materia de controversia durante años, siendo criticada tanto social como éticamente. Ahora, adentrándonos en nuestro contexto, la maternidad subrogada no está legislada en México lo cual deja en una posición vulnerable a todos los involucrados, es por esto que el contenido del largometraje nos invita tanto a la reflexión del tema como a romper los estigmas que rodean a esta práctica.

No dejes de leer: RESEÑA: Souvenir | Paternidad y maternidad en los tiempos modernos

Dirigida por Armond Cohen, quien hasta ahora solo había realizado cortometrajes como Mortaja ’85 (2006) o Cierra tus pequeños ojos (2005), llega su ópera prima Souvenir, la cual tardó aproximadamente 7 años en concretar y llevar a la pantalla grande. La premisa de la cinta es la siguiente: para reunirse con su hijo de cuatro años, retenido en Estados Unidos, la enigmática Isabel decide alquilar su vientre para gestar al bebé de una pareja obsesionada con la idea de formar una familia. Cuando una complicación arruina sus planes, Isabel recurre a Bruno, un novelista que le tiene aversión a la paternidad; esta decisión alterará el destino de los involucrados de manera irreversible. La plana protagónica está integrada por Paulina Gaitan (Diablo Guardián, 2015), Marco Pérez (Amores Perros - 92%, 2000), Yuriria del Valle (Casi divas - 60%, 2008) y Flavio Medina (Las Niñas Bien - 90%, 2018). Pero ¿Cuál fue la opinión de la crítica respecto a la cinta? Averigüémoslo.

La crítica se pronunció positivamente sobre las actuaciones ofrecidas por todo el equipo que conforma al cast de la cinta, resaltando su trabajo como uno de los pilares, ya que al ser una película de narrativa dramática, depende completamente de las interpretaciones de sus actores para poder retratar en pantalla los conflictos internos por los que atraviesan sus personajes durante su arco, dotándolos de una profundidad y humanidad particular, logrando así conectar emocionalmente con la audiencia. En primer lugar, tenemos a Paulina Gaitán, quien interpreta al personaje principal del largometraje llamada Isabel; los críticos aplaudieron la forma en que Gaitán se compromete a transmitir las emociones de Isabel al atravesar por los distintos obstáculos que se le presentan a lo largo de los 113 minutos de metraje, partiendo de un contrato de gestación subrogada, cuya retribución podrá utilizar para retomar la custodia de su hijo de 4 años que reside en los Estados Unidos junto con su ex pareja, pero este mismo acuerdo desencadenará una serie de pensamientos ambivalentes dentro de ella, los cuales la llevan por un camino que, acorde a las reseñas, ofrece los momentos más conmovedores del proyecto, enfatizando el importante mensaje sobre la libertad de la mujer para decidir sobre su cuerpo.

Por otra parte, encontramos al matrimonio que contrata el vientre de Isabel para llevar a cabo el proceso de gestación, depositando en ella sus últimas esperanzas de convertirse en padres. Sara, interpretada por Yuriria del Valle, y Joaquín por Flavio Medina, son la sorpresa de la cinta según lo señalan las primeras reseñas emitidas por los críticos, donde mencionan que en conjunto realizan un trabajo esplendido retratando la desesperación que se hace presente en las parejas que no pueden procrear, convirtiéndose más tarde en una obsesión que termina fracturando su asociación con Isabel. Individualmente, la prensa aclamó el desarrollo que tiene el personaje interpretado por Yuriria, pasando de ser una mujer angustiada tanto por no poder ejercer una maternidad a los 40 años como la presión que esto mismo conlleva, a volverse una persona controladora que busca a toda costa convertirse en madre, abriendo la puerta a una serie de momentos de tensión compartidos con Paulina Gaitán que crean una atmosfera de suspenso dentro de la cinta. Las situaciones que se crean alrededor de la dupla son las suficientes para, si bien no empatizar al cien por ciento con ellos, entender el por qué de su impotencia, mostrando en todo momento las dos caras de la moneda, tanto de quien presta su vientre para el procedimiento como el de los involucrados.

Como último protagonista encontramos a Bruno, interpretado por Marco Pérez, el cual solía ser un profesor de literatura en la universidad de Isabel, pero ahora divorciado a causa de su rechazo a la paternidad y sin inspiración para escribir una obra, termina por establecer una relación amorosa con Isabel en medio de su gestación. Las reseñas hacen énfasis en la versatilidad del actor para aportar el alivio cómico en la cinta con sus, así como intensidad dramática en los momentos de fricción en los que se ven envueltos ambos personajes. Señalan también que la voz en off y los flashbacks son elementos bien aprovechados en la construcción de este personaje, los cuales nos permiten ahondar dentro su mente, ayudándonos a conocer las circunstancias que lo llevaron a donde se encuentra, la elección de su controversial estilo de vida e incluso sus temores; generando empatía por su situación en todo momento, además de establecer un importante debate sobre la paternidad en la vida moderna.

Otro punto en el cual la crítica no fue indiferente fue la dirección de Armond Cohen y el guión de Ricardo Aguado. Los expertos señalan que Cohen realiza un trabajo notable enganchando a su audiencia con un tono-ritmo adecuados, donde la tensión se va construyendo lentamente hasta llevarnos al clímax de la historia, cerrando la cinta en el momento adecuado con escenas desgarradoras que dejan con ganas de más. Aplauden también el tratamiento que se le dio a la historia por parte ambos, presentando un argumento donde a los personajes no se les juzga ni se les emiten juicios por las decisiones que toman, manteniendo una imparcialidad durante todo el metraje para invitar a la audiencia a que hagan una reflexión propia sobre todo lo que implica la subrogación, la maternidad, la paternidad, el concepto tradicional de la familia e incluso las leyes en México. La estructura del guión escrito por Ricardo también fue aplaudida por ahondar en los temas de forma perspicaz, enriqueciendo sus personajes, diálogos y escenas con el discurso que buscaba proyectar sin que este se sintiera demasiado intrusivo; creando una historia compleja que evita caer en lugares comunes (clichés).

En el apartado técnico del largometraje, los medios señalan que la fotografía de Sergio Armstrong (El Presidente - 90%, 2020), en conjunto con la edición de Jorge García (La Delgada Línea Amarilla - 88%, 2015) hacen del proyecto un trabajo extraordinario, en donde las escenas se ven beneficiadas por una paleta de colores pastel, que reflejan por momentos el estado mental en que se encuentra el personaje a cuadro; además de dotar a la cinta con un ritmo dinámico incluso en las escenas que tienen un desarrollo lento. También hacen hincapié en como el trabajo de fotografía aprovecha el corte íntimo del proyecto para realizar planos asfixiantes en los cuales el espectador puede llegar a sentirse angustiado, intrigado e incluso afligido por lo que se muestra en pantalla.

Lee también: RESEÑA | FICM 2020 | Sin señas particulares: un México muerto en vida

Finalmente, la cinta de Armond Cohen llegó a México en un momento social y político adecuado, invitando a la reflexión sobre temas que ya no deberían ser tabúes como es el caso de la gestación subrogada. Películas con este compromiso social en el que se abordan sus problemáticas de forma realista siempre son necesarias tanto para contextualizar como para proponer soluciones a ellas. Con el conocimiento de todos los aspectos mencionados previamente, sin lugar a dudas, Souvenir se ha ganado un lugar en la lista de películas indispensables dentro nuestro cine nacional.

A continuación, presentamos una compilación de críticas, reseñas y calificaciones de Souvenir - 100%:

René Sánchez, Cine sin fronteras:

Souvenir sobresale por el fabuloso trabajo de su ensamble actoral.

El Staff de Recnoce:

Destacan entre los distintos elementos cinematográficos, la cuidadosa y asfixiante fotografía y la fina edición. Cohen, además, muestra en este su primer largometraje, una muy buena destreza al momento de dirigir a sus actores.

El Staff de Franglais27 Tales:

Por su naturaleza, Souvenir proporciona una voz poderosa a las mujeres que se encuentran en circunstancias similares.

Rebecca Towers, Film News:

Armond Cohen ha producido un comentario reflexivo y visualmente atractivo sobre la falta de hijos y el deseo humano de procrear.

Anna Mayers, Close Up Culture:

Un drama complejo sobre la subrogación.

También podría interesarte: Las mejores películas mexicanas de 2020 según la crítica

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos