Artículos

Star Wars: Los poderes Jedi que trajo la trilogía de secuelas

Las secuelas de Star Wars producidas por Disney no solo introdujeron nuevos personajes sino que también nos sorprendieron con nuevos poderes en sus protagonistas.

Star Wars ha recorrido un largo camino desde el estreno de Star Wars: Episodio IV - Una Nueva Esperanza - 93%. El potencial de la historia se manifestó desde esta primera entrega que se extendió hasta convertirse en una trilogía. Su popularidad fue tal que George Lucas decidió darle tres precuelas, en las que se exploró más de la mitología de la franquicia y se incluyeron nuevos elementos que la expandieron. Disney hizo lo mismo con la trilogía de secuelas, pero a pasos agigantados cuando introdujo varios nuevos poderes y personajes, en cantidades más grandes que en anteriores películas de la saga de ciencia ficción. En las nuevas películas, la protagonista es Rey, una joven interpretada por Daisy Ridley, que es la clave de la conclusión a la historia de los Skywalker.

No te lo pierdas: Star Wars: Decisiones creativas y subtramas que arruinaron la trilogía de secuelas

Esta joven es el recipiente de un gran poder. Pudimos ver su potencial en Star Wars: El Despertar de la Fuerza - 92%, donde notamos que había algo especial en ella por la forma en la que pudo darle pelea a Kylo Ren en uno de los momentos finales. Para el momento en el que llegamos a Star Wars: el ascenso de Skywalker - 61%, donde se encontraba bajo la tutela de Leia, su poder y su confianza habían incrementado, siendo una evolución lógica debido al entorno que la rodeó además de su propia capacidad para convertirse en una gran Jedi. Pero además de sus habilidades, algunas muy usuales en otros que son como ella, también pudimos observar varias cosas nuevas que de seguro aprendió mientras progresaba en su aprendizaje. Sin embargo, también en el camino fue descubriéndose más a sí misma.

La Fuerza y los poderes que esta puede otorgar son típicos en la mitología de Star Wars. Por varias décadas hemos aprendido de nuevos poderes y habilidades, y las secuelas producidas por Disney no podían ser la excepción. Algunos de estos nuevos “trucos” también aparecieron en otras formas, por ejemplo en los cómics, pero el alcance de las películas hacia un público más grande es superior y por eso es que los filmes dieron mucho de qué hablar en este aspecto, debido a su popularidad y porque resulta más fácil seguirle la pista que a todos los números que se publican y sus diferentes títulos.



A continuación, haremos un repaso por todos los poderes que pudimos conocer en la trilogía de secuelas de Star Wars, y esto es solo el comienzo porque que de seguro aumentarán con la llegada de nuevas películas en el futuro.

Te recomendamos: Star Wars: The Mandalorian es la secuela de El Regreso del Jedi que los fans necesitaban

La Fuerza como método de curación

En realidad, es Grogu de The Mandalorian - 91% quien nos dio nuestra primera probada de la curación por la Fuerza desde una perspectiva de acción real igualmente, cuando agitó sus manitas sobre una de las heridas del cazarrecompensas y la hizo desaparecer. En Star Wars: el ascenso de Skywalker, aprendemos que un Jedi en realidad transfiere parte de su energía de la Fuerza a lo que sea o quien sea que esté curando, renunciando a parte de su vida en el proceso. Primero, vemos a Rey curar una herida en una enorme serpiente mientras coloca su mano sobre ella y restaura el tejido dañado. Luego, después de golpear a Kylo con su propio sable de luz durante su duelo en las ruinas de la Estrella de la Muerte, Rey se siente muy mal y cura su herida. El uso más grande de este poder llega al final de la película cuando Ben se sacrifica transfiriendo toda su energía de la Fuerza para revivir a Rey después de su batalla con Palpatine. Ben recibe un beso y sonríe antes de desaparecer. O quizás ahora reside dentro de Rey.

Drenar con la Fuerza

Es una técnica aparentemente tan antigua como la existencia de los Sith. Así como los Jedi son capaces de dar vida a través de la Fuerza, los Sith son capaces de quitársela. Después de no poder persuadir a Rey para que lo derribara en una ceremonia de sacrificio, Palpatine elige drenar la energía de la Fuerza tanto de ella como de Ben. Los fanáticos del universo expandido de Star Wars de seguro ya estaban familiarizados con la idea de la capacidad de los Sith para poseer seres y objetos, pero esta es la primera vez que se presenta en la pantalla grande. Al hacerlo, descubre que en realidad son una díada en la Fuerza, algo que no se ha visto durante generaciones, y la fuerza de su vínculo es tanta que logra restaurar a Palpatine a todo su potencial maligno.

Una nueva forma de meditación

Un poder que se siente como si hubiera aparecido en otras películas, pero que en realidad debuta en El ascenso de Skywalker, es la meditación flotante donde permite a un usuario de la Fuerza encontrarse en un estado de meditación, levitando del suelo, rodeado de objetos. En Star Wars: Los Últimos Jedi - 91%, se puede ver a Luke flotando en el aire mientras proyecta la Fuerza, aunque esto es más una hazaña de usar la Fuerza a tal tensión que lo hace levitar. Rey, en cambio, lo usa de manera más deliberada. Mientras entrena con Leia, flota en el aire rodeada de rocas mientras medita antes de emprender su misión..

Vínculo en la Fuerza

La relación entre Kylo Ren y Rey es uno de los puntos principales de la trama que conecta a la trilogía de secuelas. En The Last Jedi, pudimos ver por primera vez este vínculo en la Fuerza, un poder que conecta a dos personas sensibles a ella, permitiéndoles compartir visiones y comunicarse entre sí. En esa película, Kylo y Rey comparten esta conexión para discutir sobre Luke y Snoke, y Kylo le muestra a Rey su versión de los eventos la noche en que se volvió hacia el lado oscuro cuando Luke pensó en derribarlo. El poder es una de las mejores partes de la película antes de que se desarrolle más en The Rise Of Skywalker, donde alcanzó un nuevo nivel al ser usado de forma creativa a favor de la historia.

Proyección de la Fuerza

Apareció por primera vez en Star Wars: Los Últimos Jedi, como una habilidad que le permite a su usuario proyectarse a través de la Fuerza e interactuar con el entorno que ellos mismos proyectan también, incluso si físicamente no están allí. Luke lo usa en Ach-To para proyectarse a Crait, interactuar con Leia, enfrentarse a Kylo y la Primera Orden, y ayudar a la Resistencia a escapar del planeta y mantener viva la esperanza. Luego se convierte en uno con la Fuerza, porque este poder se llevó gran parte de su energía y fuerza.

Bloquear la Fuerza

Un poder extraño en el que nunca se ve, ni se ve el proceso, ni parece un poder realmente, dependiendo de la opinión que se tenga sobre lo que debe considerarse como tal. Ya pudimos ver un poco de esto en Star Wars Rebels con Kanan Jarrus. Sin embargo, su primera aparición en una película llega en Star Wars: Los Últimos Jedi con Luke Skywalker. Después de creer que les había fallado a todos con la caída de Ben Solo, y con su momento de debilidad al pensar en tal vez matarlo, cortó su conexión con la Fuerza, impidiéndole estar en contacto con él. Es una habilidad que Luke afirma que es difícil de dominar, especialmente porque la Fuerza todavía intentaba llegar a él.

Continúa leyendo: Star Wars: el ascenso de Skywalker, de J.J. Abrams, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

Comentarios

  • Tomatazos (2)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos