Artículos

La verdadera historia que inspiró Gambito de Dama

Anya Taylor-Joy protagoniza el reciente éxito de Netflix en el papel de Beth Harmon, una prodigiosa ajedrecista, en una historia que toma muchos elementos reales a su favor.

En el universo del streaming que está en constante expansión, hay series de televisión que te hacen reír, aquellas que te dan un susto de muerte y aquellas que te inspiran con los increíbles logros de su protagonista y te hacen sentir agradecido por la relativa estabilidad de tu vida. El más reciente ejemplo en este último apartado es The Queen's Gambit, conocida como Gambito de Dama - 93% en nuestro idioma, que se lanzó a Netflix en octubre y está protagonizada por Anya Taylor-Joy (Fragmentado - 75%, La Bruja - 91%, Emma. - 90%) como una prodigio del ajedrez huérfana que lucha contra la adicción a las sustancias.

No te lo pierdas: Gambito de Dama: campeona de ajedrez revela qué tan realista es la serie

Los siete episodios de la miniserie siguen casi una década y media de la vida de Beth Harmon con Taylor-Joy en el papel. Su historia comienza en un orfanato, donde todos los días le dan tranquilizantes y pronto desarrolla una adicción a las drogas, pero también descubre un talento oculto mientras aprende a jugar al ajedrez con el conserje de la instalación. Con el tiempo, debe lidiar con su adicción mientras persigue su sueño de convertirse en una gran maestra de ajedrez. Con esta marca particular de lograr grandes cosas frente a la adversidad, además de que es frecuente encontrar niños genios en el juego, es prácticamente imposible no preguntarse si Gambito de Dama - 93% está, de hecho, basada en una historia real.

La búsqueda de Beth para convertirse en una gran maestra de ajedrez no se basa en una historia de la vida real literalmente hablando. Sin embargo, tiene un material fuente bastante sorprendente y sí se inspira en casos reales en el mundo del ajedrez (y de los niños prodigio en general). La serie está basada en la novela de Walter Tevis de 1983 del mismo nombre. A principios de la década de 2000, el guionista Jesse Kornbluth y el fallecido actor Heath Ledger, quien también era un gran fanático del ajedrez, estaban desarrollando una película basada en el libro antes de la prematura muerte del actor de Batman: El Caballero de La Noche - 94% en 2008 y Ellen Page era la actriz que iba a protagonizar el relato.

Aunque ha pasado más de una década desde la muerte de Ledger, no fue hasta 2019 cuando Netflix entró y se asoció con el co-creador, Allan Scott , quien posee los derechos del libro de Tevis desde 1992. Juntos pudieron traer la miniserie a la vida con Scott Frank (Logan - 93%) como guionista y director.

Te recomendamos: Películas para amar el básquetbol

La inteligencia de Beth Harmon, muy presente en ella desde niña, junto con la autodestrucción a causa de las drogas, son una clara representación de los problemas por los que suelen atravesar los niños genios. Es cierto que muchos terminan refugiándose en las drogas como una vía de escape de la presión, puesto que el hallazgo de un superdotado suele despertar en otras personas la insistencia de querer explotar su conocimiento, pero no siempre son las mismas consecuencias y tampoco es exclusivo del ajedrez.

Gambito de Dama surge al basarse en una experiencia personal de Walter Tevis, el escritor de la novela, de su tiempo como jugador de ajedrez de Clase C. En una entrevista con The New York Times contó de dónde vino la inspiración para escribir la historia de Beth:

Primero comencé a jugar al ajedrez con mi hermana y los niños de mi cuadra. Una vez gané un premio de US$250 y me convertí en un jugador de Clase C. Ahora juego contra una computadora para no tener que enfrentarme a un oponente de la vida real que se burla de mí; siempre puedo desconectarme. He jugado lo suficientemente bien como para saber qué es un buen juego. Puedo vencer a la persona promedio, pero tengo miedo de jugar contra esos tipos que montan tablas en la calle de Broadway.

Sobre la dependencia a las drogas que presenta la protagonista, que suele tomar una o varias dosis de tranquilizantes, especialmente antes de una partida de ajedrez, Tevis también contó que eso está inspirado en la realidad, por otra de las experiencias que vivió:

Cuando era joven, me diagnosticaron un corazón reumático y me administraron dosis elevadas de medicamentos en un hospital. De ahí es de donde proviene la dependencia de Beth a las drogas en la novela. Escribir sobre ella fue purgante. Hubo algo de dolor, soñé mucho mientras escribía esa parte de la historia. Pero artísticamente, no me permití ser autoindulgente.

Si bien Gambito de Dama está basada en una novela que a su vez se basó en experiencias personales de su escritor, gran parte de ellas relacionadas con el juego, se puede decir que también es clara cierta inspiración en la leyenda del ajedrez Bobby Fischer, quien fue un gran maestro de ajedrez y campeón del mundo entre 1972 y 1975, escribiendo su nombre en la historia al ser el primer estadounidense (y el único hasta ahora) en lograrlo, puesto que el terreno es ampliamente dominado por los europeos, sobre todo los rusos como se puede ver en la adaptación de Netflix. Beth Harmon siempre se muestra aterrorizada ante la idea de enfrentar a Vasily Borgov (Marcin Dorocinski), el actual campeón del mundo y su rival más difícil. La carrera de Fischer terminó de forma abrupta luego de una competición oficial sin una explicación oficial.

Se cree que fue el temor del estadounidense a perder, además de varios indicios de obsesión y desequilibrio mental que ya había presentado, lo que ocasionó que desapareciera del mapa del ajedrez. Cuando le tocó defender el título ante un nuevo oponente, intentó obligar a la FIDE (Federación Internacional de Ajedrez) para que se cambiara el esquema con el que se elegía al ganador, y con eso trató de retener el título incluso con un empate, lo cual no fue aceptado a medias por las autoridades, que finalmente no cedieron a las exigencias de Fischer y él, completamente decepcionado, abandonó el juego y desapareció de la vida pública.

Aunque Fischer no aparece ni es mencionado, sí es conocido dentro de Hollywood. La película de 2015 La Jugada Maestra - 72%, retrató al ajedrecista en el tiempo del famoso evento conocido como “La Jugada del Siglo” con Tobey Maguire en el papel de Fischer. El filme de Edward Zwick sigue su preparación para el enfrentamiento contra el campeón ruso Boris Spassky que se disputó en 1972. Esta cinta también tomó como parte del conflicto a la Guerra Fría al poner a dos ajedrecistas de las potencias enfrentadas, ganando la atención de todo el mundo.

La serie de Netflix también usa este recurso al poner a Beth Harmon como la representante de Estados Unidos ante un “ejército” de ajedrecistas rusos quienes además son los mejores del mundo en esa actividad, y además menciona mucho la “batalla” de los cristianos contra el comunismo cuando a la protagonista se le da la oportunidad de que una organización cristiana la envíe a Rusia con todos los gastos pagados con la condición de que se muestre en contra de los comunistas. Gambito de Dama también nos recuerda otra película sobre una niña genio ugandesa, Phiona Mutesi, que pudimos ver en Reina de Katwe - 93%, y los casos en que, hablando de prodigios en otras áreas fuera de este juego, nos encontramos a niños actores que no logran superar la fama y se les dificulta continuar en la actuación siendo adultos. En su momento, Jodie Foster fue vista como una niña genio, pero no solo por lo que hizo como actriz desde temprana edad y todos los premios que ha ganado, sino porque también se ha comprobado que posee un elevado coeficiente intelectual, lo que se suma a su doctorado en literatura inglesa, el cual obtuvo con los más altos honores.

Aunque su transición a la adultez y su niñez como una persona brillante parecieron cosa fácil, para muchos resulta un infierno y nos referimos a situaciones de la vida real. Eso lo demostró Beth Harmon en la ficción, pero no podría haber sido posible llevarlo a cabo de no ser porque es un tema tan común en el caso de los prodigios, precisamente como ocurrió con Bobby Fischer y muchas figuras más, solo que en cuanto al ajedrez es posible que no haya otro mejor referente para la historia de la plataforma de streaming que la vida de quien fue campeón del mundo en el "Juego Real".

Continúa leyendo: Los mejores dúos de directores y actores en el cine

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos