Artículos

RESEÑA: Las Brujas | El verdadero horror es Anne Hathaway

El remake del clásico noventero regresa con una versión completamente desenfocada y acabada con una de las peores interpretaciones del año

Entre la pandemia, las protestas sociales y la incertidumbre económica, la distracción o escape del cine puede ser uno de los pocos gustos que nos quedan para salir del estrés de este terrible año. Lamentablemente, la contingencia ha afectado a la industria, pero lo que menos hacía falta era una obra tan espantosa, y no en el buen sentido por las fechas de terror que se aproximan, como Las brujas - 45%, el más reciente remake en ser estruendosamente malo.

No te pierdas: Anne Hathaway defiende Las Brujas y asegura que Del Toro y Cuarón son sinónimo de calidad

Dirigido por Robert Zemeckis, quien en algún momento nos dio clásicos como la trilogía de Volver Al Futuro - 96%, Las Brujas es una nueva adaptación de la novela de Roald Dahl . Cuenta la historia de un niño, cuyo nombre no se revela en la película, que es convertido en ratón cuando, por accidente, es descubierto por un grupo de hechiceras con un malévolo plan para deshacerse de todos los niños del mundo, mismo que el protagonista deberá evitar con ayuda de dos de sus amigos y su abuela (Octavia Spencer).

Si ustedes recuerdan la primera película porque la vieron de pequeños, lo más probable es que encuentren a la nueva cinta, exasperante, y es que desafortunadamente, incluso si uno se abstiene de hacer comparaciones no hay absolutamente nada a favor de este remake que no aporta nada nuevo y sí carece de imaginación en su desarrollo narrativo, ¡vaya, ni siquiera tiene decentes efectos especiales!. Pero vayamos por partes sobre los horrores de Las brujas - 45%.

El elefante en la habitación es Anne Hathaway, la actriz ganadora del Óscar, quien entrega una de las peores actuaciones del año. Esto quizá no parezca mucho dados los pocos filmes que hemos visto en 2020, pero para una intérprete que ha sorprendido y encantado en el pasado es verdaderamente impactante lo desastrosa y poco cuidada que es su versión de la Gran Bruja. Una mezcla indistinguible de acentos que es también mitad imitación de la grandiosa Anjelica Huston en la cinta original, y un híbrido entre lagartija y gato enojado, es lo que logra la principal antagonista. Cuando digo que Hathaway podría ganar su primer Razzie por esta película no exagero.

La catastrófica interpretación no puede sólo atribuirse a ella, pues parece que Zemeckis (Forrest Gump - 72%, ¿Quién engañó a Roger Rabbit? - 97%, Náufrago - 90%) estaba dormido cuando rodó las escenas que no solo fracasan al intentar infundir terror, superan el límite de lo ridículo, es más, provocan pena ajena. Sumemos a esto el pobre rediseño de las brujas, a través de notorios efectos digitales, que resulta insípido en el mejor de los casos e increíble cuando pensamos que el guión fue escrito por Guillermo del Toro.

Te recomendamos: Las Brujas: Nuevo adelanto de Anne Hathaway como la Gran Bruja divide a las redes sociales

Las Brujas también carece de emoción y desarrollo narrativo. Hacia el final de la película se vuelve evidente que la cinta quería contar el viaje de un niño tímido, traumatizado por la muerte de sus padres, hasta convertirse en un héroe valiente (el personaje es incluso referido en los créditos como “hero boy”) que hace frente a un aquelarre. Pero esa transformación sucede de una escena a otra, no se ven ni se sugieren los obstáculos, de ese modo parece que nada en la trama lo empuja a esa realización y que solo necesita su determinación para encarar al mal. Esto resulta desconcertante cuando en determinado momento, deja de ser el introvertido pequeño que se nos presentó y se vuelve un temerario ratón. Por otro lado, jamás se siente que el protagonista esté en peligro, lo que trunca la función básica del filme como una fábula sobre los peligros de aceptar dulces de extraños.

Además, el relato de Las brujas - 45% está enmarcado por una narración de una versión futura del personaje en voz en off que no tiene ningún propósito más que adelantar que todo saldrá bien y, al contrario, desacelera el ritmo del filme. La sobre-explicación de la trama es otro de sus mayores pecados, y hace que los primeros 30 minutos de la película se sientan eternos. Es como si Zemeckis no confiara en que el público infantil o adulto, podrá entender lo que está mostrando.

La única actuación coherente es la de Octavia Spencer, como la abuela del protagonista. Stanley Tuccii, como el gerente del hotel, está totalmente desperdiciado en un par de escenas en las que no hay oportunidad de lucir su talento cómico.

Las brujas - 45% es otro remake desalmado que infunde miedo no por su realización, sino por el descaro con el que Hollywood cree que puede venderle al público un filme terrible sólo a partir de la nostalgia. Los ingredientes para logra un buen hechizo con la película estaban ahí, pero parece que Zemeckis no supo aterrizar la receta, y acabó con una cacerola podrida, y tiene de bruja lo que el 2020 tiene de un gran año para el cine.

Continúa leyendo: Jóvenes Brujas: Nueva Hermandad ya tiene primeras críticas

Comentarios

  • Tomatazos (2)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos