Artículos

RESEÑA | Cuties: el instante de ser niña

Doucouré expone de manera brillante y sensible el breve y caótico instante de ser niña, mientras retrata lo complicado que es descubrir la feminidad en un mundo que no te lo permite

Un estudio profundo y sensible sobre lo poco que dura ser niña en un contexto marcado por contenidos en internet de mujeres hipersexualizadas (de todas las edades) y fuerzas religiosas que siempre han dictado el comportamiento, así debería ser descrita Cuties - 90%, la ópera prima de la francesa Maïmouna Doucouré. A pesar de la polémica que se desató en redes sociales por el póster inadecuado de Netflix, el filme francés, que fue aplaudido en el Festival de Sundance, tiene una fuerte crítica social, a la vez que celebra el autodescubrimiento de la feminidad.

Te puede interesar: Cuties ya tiene calificación de la crítica

La historia de Cuties - 90% sigue a Amy (Fathia Youssouf), una niña inmigrante de once años, originaria de Senegal, que se muda con su madre Mariam (Maïmouna Gueye) y sus dos hermanos menores a un apartamento ubicado en uno de los barrios más pobres de París. La familia está esperando la llegada del padre, quien acababa de contraer matrimonio con otra mujer y ahora tendrán que vivir todos juntos.

Amy se ve envuelta en un choque de culturas desde su llegada, pues se siente atraída hacia la vida de una de sus vecinas, Angélica (Médina El Aidi-Azouni), una niña de su misma edad que practica twerking junto con sus amigas, quienes tienen un grupo llamado Mignonnes (lindas), y esperan ganar un concurso de baile. Rápidamente, la protagonista se vuelve consciente de su creciente feminidad, lo que trastorna a su madre y sus valores inculcados por la religión musulmana.

La película fue criticada antes de su estreno en Netflix, debido a que el gigante digital hizo una pésima promoción del filme, con un póster que hipersexualizaba a las niñas, cambiaba por completo el tono de la cinta y daba a entender, para algunos, que el objetivo de Cuties era justificar este tipo de contenidos. La misma Doucouré fue acosada en redes y recibió amenazas de muerte. Sin embargo, su largometraje es más que necesario, pues presenta un retrato muy real de la niñez moderna y de lo poco que dura este periodo, sobre todo en las mujeres.

Uno de los aspectos más valiosos de la cinta es que expone que no solo el impacto de las redes sociales y los contenidos de mujeres hipersexualizadas alteran el desarrollo de las niñas, sino también la familia y la religión, pues desde muy temprano dictan cómo tiene que ser el comportamiento de la mujer para ser considerada ‘buena’. Incluso hay un diálogo en el que la tía de Amy le cuenta que a su edad ya estaba casada y sabía cuál era su lugar en el mundo. Es en este contexto, que la protagonista de Cuties - 90%, así como muchas niñas en el mundo real, lucha por encontrarse; no es algo fácil.

En una entrevista con Deadline, Doucouré explicó que en esta difícil etapa en la que aún eres niña, pero comienzas a descubrir que pronto serás mujer, las niñas deberían formar su feminidad a partir de lo que ellas quieran tomar de la cultura del país en el que viven y de lo que les enseñan en casa, tanto su familia como su religión. En Cuties se puede ver que si no se es consciente de que puedes elegir cómo ser, desde edades muy tempranas, el crecer es más complicado, confuso y un proceso lleno de angustia.

Te recomendamos: Cuties: Gobierno de Turquía bloquea la película antes de su estreno en Netflix

Conviene decir que no, Cuties no busca enaltecer la hipersexualización infantil, al contrario, expone que existe y es algo de todos los días. Para hacer la película, Doucouré ha contado que entrevistó a niñas para saber cómo descubrieron su feminidad y muchas lo hicieron a partir de las redes sociales, en las que se puede ver que ‘si muestras más piel, recibes más likes’.

Lo anterior queda plasmado en la cinta y el gran problema es que si las niñas no han tenido la oportunidad de construir su seguridad y confianza no solo por su apariencia y no se les ha enseñado que su cuerpo es solo de ellas, entonces harán lo que sea por encajar en este mundo, sin importar las consecuencias. Si a esto se le suma el aspecto condenatorio de la religión y las familias conservadoras, el proceso de crecimiento, perfectamente retratado en Cuties - 90%, es caótico y está lleno de ansiedad.

En su primer largometraje, Doucouré expone de manera brillante y sensible el breve y caótico instante de ser niña en un mundo en el que abundan los contenidos de mujeres hipersexualizadas en internet y en el que la familia y la religión tratan de recuperar el control que han perdido. Es en este contexto, que las niñas tienen que encontrarse y el camino no es nada fácil.

No te vayas sin leer: Directora de Cuties recibió amenazas de muerte después de la reacción violenta que ocasionó el póster inapropiado de Netflix

Comentarios

  • Tomatazos (6)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos