Artículos

Guerra de los Mundos, de Steven Spielberg, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

El remake de La guerra de los mundos y a la vez adaptación de la famosa novela de ciencia ficción, que fue dirigido por Steven Spielberg, se conserva bien a pesar de los años que han pasado desde su estreno

Después de aventurarse con La Terminal - 61%, una comedia romántica donde intervinieron Tom Hanks, Catherine Zeta-Jones y Diego Luna, a la que la crítica recibió de forma tibia, Steven Spielberg decidió tomar el camino opuesto con una historia sobre invasiones extraterrestres y la supervivencia de los humanos a través de los ojos de una familia estadounidense. Este filme, que se estrenó en 2005, tiene como punto de partida la novela homónima de H.G. Wells publicada en 1898, una de las obras más influyentes en el género de ciencia ficción que tuvo en una de sus primeras adaptaciones al programa de radio de Orson Welles donde causó gran alarma social por la ingenuidad de la gente y el hecho de que se modificaron algunos detalles para que la historia sea más real.

No te lo pierdas: Ofertas de la semana: Star Wars, Marvel y Studio Ghibli (15 de junio)

Guerra de los Mundos - 74% llegó a la pantalla grande para tomarnos a todos por sorpresa porque supuso un remake a la adaptación de 1953 que dirigió Byron Haskin llamada La Guerra de los Mundos - 85%, que aunque tiene mejor calificación de la crítica no se compara con el sentido de aventura y ficción que Spielberg imprime a sus películas, siendo esta el mejor ejemplo de cómo el cineasta fusiona su lado comercial con su instinto creativo, sino que además esta versión moderna es superior y llegó, por fortuna, en un tiempo donde se siente más adecuada. Apenas fueron necesarios un par de meses para su desarrollo y otro par más para su rodaje, lo que nos hace pensar que siempre tuvo claro cómo iba a abordar la historia de la novela y cómo la iba a trasladar a la pantalla grande.

La película inicia con una narración de la novela realizada por Morgan Freeman donde se reflexiona sobre el hecho de que la humanidad estaba tan ocupada en otras cosas que no se había dado cuenta que extraterrestres la observaban con intenciones no del todo buenas. Tom Cruise interpreta a Ray Ferrier, un hombre que trabaja en un puerto de Nueva Jersey que recibe la visita de su ex esposa Mary Ann (Miranda Otto), quien está embarazada de Tim, su nuevo esposo, para dejar a sus hijos Rachel (Dakota Fanning) y Robbie (Justin Chatwin) ya que ellos viajarán a Boston. Al poco tiempo, cuando Ray sale a buscar a sus hijos, encuentra a sus vecinos fuera y uno de ellos le pregunta si alguna vez ha visto un fenómeno similar, refiriéndose a una extraña nube negra.

Lo que parece una tormenta se convierte en caos cuando unas pulsaciones electromagnéticas, de las cuales se cuentan unas 26 en total, que provocan que los dispositivos electrónicos dejen de funcionar en la zona. El suceso toma un giro inesperado cuando la tierra se rasga y aparece una máquina larga de tres patas similar a un trípode que empieza a evaporar a la gente. De acuerdo con la trama, estas máquinas estaban bajo la tierra desde hace mucho tiempo y esto es revelado mientras la familia huye en un vehículo por la carretera que termina en ellos teniendo aterradoras experiencias con los extraterrestres vigilando muy de cerca, la destrucción del lugar y los trípodes derribados aunque según el narrador la muerte de los visitantes se debió a su escasa inmunidad a los microbios del planeta.

Te recomendamos: Los personajes más memorables de Steven Spielberg

Más allá de su atractiva historia, cuyo crédito de la idea de que los alienígenas estaban bajo tierra desde hace años va para Spielberg, es también un alarde de secuencias de acción notables y precisas, como de escenas mucho más íntimas en la que prima el detalle. Sin duda destaca su elenco, especialmente los jóvenes Chatwin y Fanning que interpretan a los hijos de Ray con gran convicción, además de la relación entre padre e hijos, donde el joven lo desafía continuamente, lo desprecia y se refiere a él por su nombre, mientras que la menor que, aunque tiene roces con él, demuestra que no le ha perdido el aprecio y a ratos parece más sabia que su propio padre, dando lugar a una singular familia por la que es fácil preocuparnos ante la adversidad.

Guerra de los Mundos es una de las mejores aventuras dentro de la filmografía de Steven Spielberg y podría decirse que incluso es superior a otros productos como los que tratan sobre parques jurásicos. Su inspiración esta vez fue mayor y se tradujo en un éxito de taquilla del que pocos se han olvidado a pesar de los años que han pasado de su estreno. A continuación les dejamos la opinión de la crítica:

Jessica Winter de Time Out:

La película tiene éxito al ser pura sensación, una exigente destilación del miedo.

Scott Tobias de AV Club:

Probablemente no habrá una película más emocionante este año que Guerra de los Mundos de Spielberg, que en su mejor momento se desliza como si fuera una coreografía con una cámara, analizando lentamente la información mientras envuelve el resto en sombras y sugerencias.

Ken Tucker de New York Magazine/Vulture:

Guerra de los mundos de Steven Spielberg es enorme y aterradora, conmovedora y divertida: otro capítulo de una carrera que parece una sucesión interminable de cautivaciones.

Jonathan Rosenbaum de Chicago Reader:

Los cálculos de Spielberg resultan ser más prominentes que cualquier efecto que puedan producir, y la versión menos pretenciosa de 1953 del productor George Pal resulta más agradable.

Allison Rose de FlickDirect:

Spielberg siempre ofrece un producto de calidad y al asociarlo con Cruise resulta en una versión moderna y bien hecha de esta historia clásica.

Matthew Lucas de The Dispatch (Lexington, NC):

Se mueve de una pieza de acción a otra, viendo todo solo a través de los ojos de sus personajes principales, y al hacerlo evita muchos clichés de ciencia ficción.

Micheal Compton de Bowling Green Daily News:

Spielberg hace un trabajo magistral al desarrollar la tensión y crear un thriller de ciencia ficción efectivo.

Geoffrey O'Brien de The New York Review of Books:

Por un lado, la película es un juego, una exhibición consciente ... del dominio técnico de Spielberg; por el otro, llega a lo que podría ser profecía, o alegoría apasionada, o exhortación a la atención plena del sufrimiento humano real.

Andrew Sarris de Observer:

En general, la película carece de sentimientos para proporcionar una experiencia humana reconocible.

Continúa leyendo: Steven Spielberg admite que el final de La Guerra de los Mundos es pésimo

Comentarios

  • Tomatazos (2)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos