Artículos

¿Podrá Denis Villeneuve romper la maldición de Dune en el cine?

Denis Villeneuve ha construido una filmografía impecable y sus dos ejercicios en el género de la ciencia ficción nos hacen pensar que hará justicia a la obra maestra de Frank Herbert

Es fácil imaginar el interés que siempre ha mostrado Hollywood por Dune, la novela de ciencia ficción de Frank Herbert publicada en 1965. Dune es la primera entrega de una saga literaria que su autor concibió como trilogía, sin embargo, terminó desarrollando seis tomos, además, otros escritores se han animado a complementar la saga con dos nuevas trilogías. Desde el primer momento su éxito fue rotundo y es que, además de ser una obra reconocida con el Premio Hugo y el Premio Nébula, conserva el título de ser la novela de ciencia ficción más vendida a la fecha. Si en 2007 se registró un despunte en ventas con más de 12 millones de ejemplares vendidos, este año y el próximo podría ocurrir lo mismo ante el próximo estreno de la nueva adaptación que en esta ocasión correrá a cargo de Denis Villeneuve.

Podría interesarte: Dune: primera imagen de Timothée Chalamet como Paul Atreides en la cinta de Denis Villeneuve

Dune relata la historia del planeta desértico Arrakis, única fuente de Melange, la especia necesaria para el viaje interestelar y que, además, garantiza longevidad y poderes psíquicos. La administración de Arrakis es transferida por el emperador de la noble casa de Harkonnen a la casa Atreides. Los primeros no quieren abandonar sus privilegios, y a través de traiciones y sabotajes, destierran al joven Duque Paul Atreides al duro entorno del planeta para que muera. Pero Paul podría resultar ser mucho más que un duque al que han usurpado su puesto... Su lucha se encuentra en el epicentro de un nexo de poderosas personas e importantes sucesos, y las repercusiones se dejarán sentir a través del imperio.

Dune ya ha sido llevada al cine y a la televisión en varias ocasiones, sin embargo, son sus adaptaciones cinematográficas las que ahora nos interesan. Llevar a la pantalla grande una trama como ésta no es tarea fácil, quizás por eso Hollywood sintió que era necesario escoger genios inconformistas que se pusieran tras la cámara así, en un primer momento, Universal encomendó la tarea al director chileno Alejandro Jodorowsky en la década de 1970, sin embargo, sus peticiones de elenco y su desbordada imaginación hicieron que el estudio frenara la producción. Fue hasta 1984 que David Lynch entregó la primera adaptación de la obra para la gran pantalla, pero dejó más decepción que encanto.

Con tales precedentes, las expectativas ante la próxima adaptación son altas, y es que traducir la obra maestra de Herbert en película siempre será una idea ambiciosa. El ambiente es favorable ya que Denis Villeneuve ha demostrado ser un director capaz, sólido y propositivo gracias a películas tan distintas como La mujer que cantaba, La Llegada - 94% y Blade Runner 2049 - 88%. Además, en una entrevista para Yahoo… (vía The Guardian) dijo que su versión no se parecerá para nada a la ya existente:

Voy a volver al libro y a las imágenes que me surgieron cuando lo leí. David Lynch es uno de los mejores cineastas vivos, le tengo un gran respeto. Cuando vi su adaptación me impresionó, pero no era lo que había soñado, así que estoy tratando de hacer la adaptación de mis sueños.

El director canadiense también añadió en la misma entrevista que espera que ésta sea la primera de al menos dos películas basadas en la obra de Herbert. Con un elenco de actores aclamados como Timothée Chalamet como Paul Atreides, Rebecca Ferguson como Lady Jessica y Stellan Skarsgård como el barón Harkonnen, se espera que Dune de Villeneuve sea la película que haga justicia a la obra en el cine. En seguida, abordamos los puntos que hacen de Villeneuve que podría romper la maldición de Dune, así como aquellos que condenaron a la malograda versión de Alejandro Jodorowsky y los errores en la de David Lynch (vía The Guardia).

Lee también: Dune: Primeras imágenes revelan a los personajes de Zendaya, Josh Brolin y Jason Momoa

Los aciertos de Denis Villeneuve

Denis Villeneuve ha construido una sólida carrera, y desde que su nombre resonó a escala mundial tras ser nominado al Óscar con su película La mujer que cantaba - 92%, proyectos en Hollywood no le faltaron. Sin embargo, continúo haciendo películas de corte autoral con estrellas de la talla de Hugh Jackman en Jake Gyllenhaal, quienes protagonizaron Intriga - 81%, de hecho, volvió a trabajar con el último en Enemy - 75%, película con la que demostró ser capaz de llevar al cine obras consideradas inadaptables, en este caso, la respetada novela de José Saramago titulada, El hombre duplicado; la crítica calificó el trabajo como una “tensa y peculiar película de suspenso”.

Tras Sicario: Tierra de Nadie - 94%, donde se acercó con éxito al brutal mundo del narcotráfico, por fin llegó la película que le abrió la puerta a la secuela de Blade Runner - 90%: La Llegada - 94%. Con una historia que profundiza en la condición humana enfrentada a criaturas extraterrestres y desarrollada de forma no lineal, el canadiense mostró oficio y un talento excepcional para dirigir textos complejos, ambiciosos e inventivos, un director que no elude temas estimulantes en grandes producciones, desarrollándolos de forma genuinamente afectiva. Lo anterior lo reivindicó con Blade Runner 2049 - 88%, película con la que, además, entregó un satisfactorio e impresionante diseño visual. Por lo tanto, es considerado el director ideal para la nueva adaptación de Dune.

Donde Lynch y Jodorowsky parecían darse gusto al tomar el futurismo trippy de la novela como punto de partida para adentrarse en un mundo aún más extraño, se advierte, a partir de las declaraciones que ha dado el canadiense, quetomará la locura alucinante del material original para llevarlo a imágenes en movimiento.

Errores de la versión de David Lynch

Escrita y dirigida por David Lynch, Dunas - 56% llegó a los cines en 1984, sin embargo, el corte final de dos horas corrió a cargo de Universal lo que hizo enfurecer al director quien exigió que quitaran su nombre de los créditos, y no lo culpamos. Y es que, Dunas fue manipulada por el estudio, por un lado, no ayudaron los terribles diálogos en off pronunciados por la mayoría de los personajes y que se agregaron a la banda sonora en postproducción, aparentemente para ocultar las grietas de una edición confusa. En su defensa el director compartió con IndieWire lo siguiente:

… desde el principio me quitaron la posibilidad de realizar la edición final, además se convirtió en un fracaso comercial, lo que me hizo sentirme doblemente mal.

Aunque tiene momentos maravillosos, resulta difícil negar que Lynch cometió muchos errores como, por ejemplo, reducir la presencia de la hermandad Bene Gesserit, sin mencionar la ridícula escena en la que el barón Harkonnen tiene las pústulas de la cara drenadas.

Si bien, por muchos años se consideró una película autocomplaciente y deslavada, en últimas fechas ha sido revalorada, empezando con la aceberación de que “ojalá todas las películas fallidas estuvieran al nivel de Dunas de David Lynch”.

¿Qué falló en la versión de Alejandro Jodorowsky?

El primer error en la versión de Jodorowsky fue pensar en una película de 15 horas de duración en la que Orson Welles interpretaría al barón Harkonnen, mientras que Salvador Dalí la haría del emperador Shaddam IV, sin embargo, éste aceptaría si el director cumpl. Además de esos grandes nombres para el elenco, el director también pensó en H.R. Giger, el artista suizo que más tarde crearía los xenomorfos para Alien - El Octavo Pasajero - 97%, para que construyera los escenarios, así como en la banda Pink Floys para crear la banda sonora. Naturalmente, nadie quería financiar un proyecto tan caro. Con todo, hay quien califican esta irrealizada producción como “la mejor película que nunca llegó a rodarse”, asegurando que era la versión más significativa e impresionante del bestseller.

En palabras del propio Jodorowsky, con Dune quería crear un “Dios artístico y cinematográfico”: “Cambiar las percepciones del público… cambiar las mentes jóvenes de todo el mundo”, todo ello a través de la mística psicomagia.

Además de los actores antes mencionados, Jodorowsky completaría el elenco con las leyendas Mick Jagger, David Carradine y Udo Kier. De todos ellos, el que puso más exigencias fue Salvador Dalí, quien incluso exigía un inodoro con dos delfines cruzados.

Más allá de las condiciones del elenco, Dune de Jodorowsky llegó a un punto de sofisticación tal que pasó a ser una producción que demandaba un gran presupuesto, fue entonces que el productor Michel Seydoux, quien al principió estuvo dispuesto a financiar cualquier película al director, desconfió de él. Sumado a eso, el estudio quería que la película durara dos horas. Esta malograda producción es otro caso de diferencias creativas. El relato de esta experiencia fallida es el tema del documental Jodorowsky's Dune - 98%.

También podría interesarte: Dune, de Alejandro Jodorowsky, todo lo que sabemos de la película cancelada

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos