Artículos

Amor. Boda. Azar ya tiene calificación de la crítica

Amor. Boda. Azar no ha pasado la prueba con los críticos de cine que encuentran esta propuesta poco inspirada y nada refrescante

Tras el éxito de El Stand de los Besos - 45% y A Todos los Chicos de los que me Enamoré - 95%, Netflix continúa apostando por la comedia romántica, aunque los resultados no sean tan buenos. Si bien aquellas están dirigidas al público adolescente, los fans del subgénero las consumen sin importar que se trate de una historia juvenil o madura, lo importante es disfrutar un contenido ligero en el que el amor siempre triunfa. Con eso en mente, la plataforma estrenó Amor. Boda. Azar - 40%, una romcom dirigida por Dean Craig.

Podría interesarte: Amor. Boda. Azar, la nueva comedia romántica de Netflix que el público ha detestado

Con un elenco lleno de caras jóvenes y conocidas liderado por Sam Claflin, Amor. Boda. Azar no ha pasado la prueba con los críticos de cine, y aunque ha inspirado comentarios positivos, la mayoría de ellos encuentra esta propuesta nada divertida ni refrescante para tratarse del remake de la francesa Plan de Table, o de la película que se ha atrevido a referenciar la querida Cuatro Bodas y un Funeral - 95%.

Una exnovia enfadada. Un invitado no deseado. Un secreto. Una pastilla que no está donde debería. El gran amor que se escapó. Dos versiones alternativas de una misma boda en las que Jack (Sam Claflin), hermano de la novia, tendrá que lidiar con una exnovia un poco alterada (Freida Pinto), un invitado no deseado que guarda un secreto, una pastilla para dormir en el lugar incorrecto y la chica que lo plantó (Olivia Munn). Cada una con un final distinto...

El mayor descontento de los críticos ante Amor. Boda. Azar es que no se avergüenza de ser una copia barata de Cuatro Bodas y Un Funeral, perdiendo así la oportunidad de reinventar las líneas narrativa de la comedia dirigida por Mike Newell, en lugar de ello se ha conformado con ser una película del montón, sin chispa y presuntuosa al añadir la temática del bucle temporal, en este sentido, la crítica indica que si lo que se busca es una comedia romántica de viajes en el tiempo, la mejor opción es Cuestión de Tiempo - 69% o Hechizo del Tiempo - 96%.

Con todo, están las voces más animosas que, aunque reconocen que es una película ordinaria, afirman que funciona como entretenimiento sin estar a la altura del sorpresivo encanto de A Todos los Chicos de los que me Enamoré - 95% y de Always Be My Maybe.

Pero la lista de aspectos negativos es larga, y quizás el mayor de ellos sea un reparto desperdiciado, así como una inexistente química entre Claflin y Munn, pero ha sido el primero el que se ha recibido las críticas más duras ya que hay críticos que no han duda en subrayar que el actor no es Hugh Grant. En seguida, compartimos algunas de las reseñas que ha obtenido Amor. Boda. Azar - 40%:

Lee también: A todos los chicos: P.D. Todavía te quiero ya tiene calificación de la crítica

Mikel Zorrilla de Espinof:

‘Amor. Boda. Azar’ es una adición al creciente catálogo de comedias románticas originales de Netflix que se queda lejos de alcanzar el nivel de propuestas estimables como ‘A todos los chicos de los que me enamoré’ o ‘Quizás para siempre’…

Ian Freer de Empire:

… Amor. Boda. Azar. no puede hacer que su presunción de bucle de tiempo funcione (quédate con Cuestión de Tiempo).

Peter Travers de Rolling Stone:

En lugar de una fresca versión de ‘Four Weddings and a Funeral’, Craig ofrece una copia desvergonzada de aquel clásico de la comedia romántica, sin nada de su chispa.

Molly Freeman de Screen Rant:

Demasiado embarazosa para ser divertida; no logra hacer funcionar su premisa sobre múltiples líneas temporales.

David Rooney de Hollywood Reporter:

Claflin es agradable, pero no es Hugh Grant.

Monica Castillo de RogerEbert.com:

… una película muy perezosa llena de clichés y humor de escuela secundaria, (…) El chiste es para cualquiera que confunda esta película con entretenimiento.

Quim Casas de El Periódico:

El resultado es liviano y evanescente. Los personajes dan un juego limitado pero el relato coral cumple su función. Las bodas pueden ser muy divertidas o un completo desastre.

John Serba de Decider:

No rompe el molde de las comedias románticas, pero francamente, nuestra expectativa en relación a estas películas nunca debería ser especialmente alta.

Diana Mangas de LosInterrogantes.com:

Amor boda, azar de Netflix se convierte en esa típica comedia ligera que ni molesta ni engancha. Una película más que no dejará huella.

También podría interesarte: Ya está en marcha una secuela de la cinta de Netflix: Amor. Boda. Azar.

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos