Artículos

RESEÑA: Ema, de Pablo Larraín | Caos y pasión a ritmo de reguetón

Dentro del marco del Festival Internacional de Cine de la UNAM se presentó en función especial, Ema, el más reciente largometraje de Pablo Larraín, una cinta acerca de los nuevos modelos familiares

El cine de Pablo Larraín siempre consigue hacer ruido. El cineasta chileno se ha interesado por trabajar argumentos que resultan transgresores y poco convencionales. Su cine es capaz de incomodar a muchos, en especial a los más conservadores. Desde su primera cinta, Fuga, pasando por Neruda - 94%, hasta llegar a Jackie - 88%, este director se distingue por abordar temáticas oscuras, contemporáneas, políticas y sociales. Larraín no duda al hablar sobre la muerte, la dictadura militar, los abusos de Pinochet en Chile, la pederastia de la religión católica y ahora del reguetón en Ema - 93%

Te recomendamos leer: Pablo Larraín dirigirá la adaptación de La Historia de Lisey de Stephen King

Ema es una película que habla de una generación actual. El guion escrito por Guillermo Calderón y Alejandro Moreno cuenta la historia de Ema (Mariana di Girolamo) y Gastón (Gael García Bernal), una pareja que decide separarse luego de dar en adopción a Polo, el hijo que habían adoptado y que no pudieron criar juntos. Ema es bailarina, después de la ruptura comienza a buscar el amor en distintos rincones, pero en esa búsqueda aparece el arrepentimiento y una gran intención de revertir sus decisiones.

Larraín trabaja con un personaje fuerte, Ema lo es, ella no conoce puntos medios, aunque siente dolor y quizá por momentos se arrepiente, nunca duda de sus decisiones ni se deja romper por las circunstancias que la rodean. La inteligencia kinestésica de ella la llevan a manifestar sus emociones a través de la danza con la que celebra su libertad, su feminidad, su cuerpo, su sexualidad y su espíritu anarquista. Ema no intenta conseguir la empatía de otros personajes ni del espectador y quizá es lo que a muchos incomoda, pero a momentos también logramos reconocernos en sus errores y hasta entender las razones de sus locuras.

También lee: Jackie: top de críticas, reseñas y calificaciones

Mariana, realiza un excelente trabajo de interpretación y bajo sus hombros sostiene un drama que le exige matizar sus emociones todo el tiempo. Cumple a la perfección con el nivel de expresión corporal que demanda el personaje y el ritmo tan explosivo de la película. Las expresiones de la actriz transmiten desde carisma hasta miradas frías y llenas de misterio. García Bernal representa esa figura conservadora, resistente al cambio y a la evolución de sí mismo y de los demás. El actor entrega todo lo que la película necesita a través de una actuación contenida que se desborda en el momento en que se trata de hablar de reguetón y hacer una crítica hacía este género musical. El actor da una de sus mejores interpretaciones en esta película.

La fotografía de Sergio Armostrong, colaborador recurrente de Larraín, convierte a Ema - 93% en un exquisito deleite visual que provoca querer verla más de una vez. Los encuadres nos colocan en el punto exacto desde donde se debe apreciar cada escena y entre algunos movimientos de cámara, Armostrong, nos acerca a la intimidad emocional de los personajes. La paleta de colores es un gran acierto. Tonalidades vibrantes y colores que contrastan al igual que los deseos de Ema. En cuanto a la iluminación, el director se apoya en juegos de luces que seducen la mirada del espectador y que resaltan las simbologías que están presentes a lo largo de toda la historia. La música a cargo de Nicolas Jaar, provoca un ritmo que hace danzar a las secuencias entre caos y pasión.

Ema - 93%, es una película que amas u odias, pero no deja a nadie en un punto medio. Pablo Larraín se las arregla en esta película para incendiar lo convencional, lo tradicional y también para enchinarnos la piel con un guion que sorprende todo el tiempo con giros de tuerca y diálogos sublimes e inteligentes. Todos los elementos de este filme son gasolina pura para incendiar los sentidos. Así es el cine de Larraín y el cineasta confirma su espíritu provocador con esta cinta.

El FICUNAM continúa con sus actividades hasta el 15 de Marzo. Te recomendamos consultar los horarios de sus funciones y actividades en la página web del festival.

Continúa leyendo: No, de Pablo Larraín, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos