Artículos

RESEÑA: Maiden: Ellas contra la marea | Cuando una mujer revolucionó el deporte en el mar

Si bien Maiden: Ellas contra la marea es un documental poco innovador en la forma, su grandeza radica en el relato y en su figura central, Tracy Edwards

Es raro el documental deportivo que no conmueva e inspire, de hecho, el género tiene sus exponentes más notables en aquellos que se han aproximado a la actividad física, a sus figuras y sus hazañas. Senna - 92% o Free Solo - 100% son algunos de los títulos que han conmocionado al público sean o no conocedores o admiradores del piloto de la Fórmula Uno, Ayrton Senna, o del escalador Alex Honnold, respectivamente. Sucede que cintas como esas trascienden el personaje para relatar historias que merecen ser conocidas, y entregar obras audaces, apasionantes… algo atípico para un género que aboga por el naturalismo, la realidad, el retrato biográfico.

Podría interesarte: Las mejores películas feministas dirigidas por mujeres

Si bien Maiden: Ellas Contra la Marea - 100% no está a la altura de las obras antes mencionadas, ya que es un documental bastante estándar en su forma, su grandeza radica en el relato y en su figura central, Tracy Edwards. Una hazaña deportiva que merecía ser contada en el cine no sólo para homenajear a la protagonista, sino, y lo más rico de todo esto, es por su repercusión en la sociedad actual. Iremos explicando esto.

El largometraje presenta a Tracy Edwards, una mujer cuyo interés por el mar la llevó a integrarse como cocinera a una tripulación de hombres que compitió en el circuito de vela Whitbread Round The World Race, una importante y desafiante carrera de vela que recorre más de 33,000 millas, dando la vuelta al mundo. Entonces, las mujeres estaban excluidas de cualquier actividad marina (obviamente, también lo estaban de dicha competencia), sin embargo, Tracy se sobrepuso a los prejuicios para liderar al primer equipo compuesto totalmente por mujeres, quienes compitieron y ganaron el Whitbread Round The World Race de 1989.

Dirigida por Alex Holmes, Maiden es de las pocas películas que son rebautizadas al español con un título acertado: Ellas contra la marea, y es que sí, ya sea en el sentido figurado o literal, estas mujeres navegaron en contra de la marea (el océano, los prejuicios…) a pesar, e incluso, de las abiertas burlas de varios periodistas.

Lee también: Películas feministas aclamadas por la crítica

Aunque se relata la trascendencia del triunfo de Tracy para el género femenino, la cinta no es una película feminista en el sentido de que no establece su narrativa bajo sus tropos, de hecho, es un documental feminista sin proponerselo. Es la emotiva y emocionante remembranza en voz de la propia Tracy Edwards lo que eleva y lo direcciona hacia debates como el de la equidad de género, el deporte y la fortaleza de la condición humana, repercutiendo así en una escala social. Es, por lo tanto, una aproximación más a los seres humanos enfrentados a la naturaleza, no es gratuita la secuencia inicial en la que unas enfurecidas olas chocan contra las rocas en pleno mar mientras escuchar decir a la ganadora: “El océano intentaba matarte”.

Ya lo adelantamos, Maiden: Ellas Contra la Marea es en su forma, un documental de manual, ese que sigue la estructura del relato biográfico, y al que no le faltan las entrevistas al sujeto central y a las personas que lo rodean. Si bien conocemos la historia personal de Tracy, aquí el contexto se torna particularmente interesante, ya que resulta necesario conocer el clima que rodeaba no sólo a la protagonista, sino al deporte en sí mismo. Esto, combinado con las imágenes de archivo granuladas y borrosas, hacen que la lucha de Tracy resuene con mayor ímpetu en la actualidad.

De esta forma, el discurso y el embriagante relato en viva voz de una inspiradora Tracy Edwards hacen de Maiden: Ellas Contra la Marea una película valiosa y necesaria. Todo lo que le falta de innovación y arriesgue cinematográfico lo compensa con una historia que se antoja no sólo actual, sino atemporal. Es tal la riqueza de este suceso que cuando el largometraje llega a su fin resulta innevitable no quedarnos con ganas de seguir escuchando a estas mujeres.

El tono íntimo que consigue Alex Holmes es digno de destacar, y es que, es precisamente este tono el que nos hace crear una fuerte conexión con la película.

Maiden: Ellas Contra la Marea - 100% es, sin duda, la muestra perfecta de que cuando se tiene una historia bien contada, las deficiencias técnicas no son una limitación para entregar una película memorable.

También podría interesarte: Razones por las que Aliens es la mejor película de terror feminista de la historia

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos