Artículos

Personajes de la TV que fueron asesinados porque los actores eran insoportables

Las constantes polémicas en el set de grabación, y fuera de él, llevaron a que estos actores sean despedidos y sus personajes asesinados en la ficción

En un reciente artículo les comentábamos de esas ocasiones en las que un personaje era eliminado (o reducido a nada) en una película porque su presencia era insoportable y provocaba una gran cantidad de odio por parte de los fans. Ahora, la situación es similar: nos referiremos a un nuevo grupo de personajes que fueron eliminados de la televisión (en realidad asesinados) porque no había quien pueda soportar a los actores que los interpretaban.

No te lo pierdas: Series de televisión que se convirtieron en películas

Mientras hay muchos personajes que son asesinados por el propósito de una historia, siendo ellos de quien más duele despedirse en una producción televisiva, hay también diversos motivos para decir adiós a sus actores. Esto puede ser porque no se desea renovar un contrato, ya sea porque es demasiado costoso o por alguna otra razón, pero es más controvertido cuando esto se da porque no logran llevarse bien con su compañeros de trabajo o porque no pueden alejarse de los problemas, que a su vez le dan una mala imagen al relato que protagonizan.

Algunos nombres los dejarán sorprendidos porque la pantalla chica no necesariamente transmite la mala reputación o la actitud negativa de sus actores y todo el drama que ocasionan en la vida real, incluyendo las disputas con el resto del elenco que terminan en la “muerte” de alguno de ellos para evitar que todo vaya de mal a peor y sea más gente la que quiera renunciar por no poder soportar a ciertas celebridades. A continuación, un repaso por varios casos interesantes y que probablemente desconocían sobre actores insoportables cuyos personajes fueron asesinados para no tener que volver a verlos.

Estos son los casos más polémicos:

Shannen Doherty

Muchos recordarán aún las aventuras de las hermanas Hallwell, que durante ocho temporadas usaron el “poder de tres” para proteger a inocentes de fuerzas malignas que solían materializarse como demonios. Sin embargo, los problemas ya seguían a la actriz Shannen Doherty desde sus días en la serie Beverly Hills, 90210, donde se había ganado la reputación de ser una persona alrededor de la cual resultaba difícil trabajar debido a que hubo mucho “drama”, incluyendo una pelea física con uno de sus compañeros del elenco. Fue despedida para el final de la tercera temporada de la famosa historia adolescente y la situación se repitió en Charmed, cuando un demonio la mata en el episodio final de la tercera temporada. En una ocasión declaró a Entertainment Tonight que no se sentía a gusto porque “había mucho drama y menos pasión por el trabajo”.

Te recomendamos: Estudio revela errores en el retrato al sistema judicial y racismo en series de televisión

John Amos

La serie Good Times, protagonizada por una familia afroamericana entre 1974 y 1980 también tuvo sus días difíciles. Su primera temporada tuvo un gran éxito, pero el actor John Amos amenazó con dejar la producción cuando la segunda temporada estaba por empezar, porque el sentía que el retrato a la cultura afroamericana realizado por la cadena CBS no era el más apropiado. Las cosas no terminaron bien y su personaje fue asesinado, y años más tarde reveló a TV Party que él no se fue sino que lo despidieron porque los ejecutivos consideraron que su opinión podría ser un factor disruptivo que amenazaría la buena salud de la serie.

Nicollette Sheridan

Desperate Housewives tuvo tanta polémica dentro de la pantalla chica como fuera de ella. De entre todos los enormes egos que formaron parte del show, podría decirse que Nicollette Sheridan era la mayor diva y nunca se llevó bien con el creador de la producción. Su personaje fue asesinado en uno de los episodios que se emitieron en 2009 y ella procedió inmediatamente a demandar, alegando que recibió un golpe en la cabeza por parte del showrunner y que fue despedida luego de haberse quejado con la cadena ABC. De acuerdo con el juicio, la muerte de su personaje ya se había planeado meses antes y se reveló que la actriz siempre tuvo un mal comportamiento frente a sus compañeros de trabajo.

Charlie Sheen

La salida de Charlie Sheen de Two and a Half Men fue una de las más sonadas en su momento. El actor ya era conocido por escándalos con actrices porno, agresiones a ex parejas y ataques de ira que evidenciaron su poca profesionalidad, pero la gota que derramó el vaso fueron sus comentarios polémicos sobre el creador de la serie que le dio mayor fama. Admitió a TMZ que “odió violentamente” a Chuck Lorre , lo llamó estúpido y lo desafió a una pelea en la que si el creador ganaba él estaría dispuesto a salir del show. Todo terminó con Sheen fuera, Ashton Kutcher dentro y la mención de que Charlie Harper había muerto al ser aplastado por un tren al inicio de la temporada nueve.

John Rhys-Davies

Al actor de Sliders nunca le agradó el equipo de guionistas de la serie de ciencia ficción y en más de una ocasión tuvo un altercado, según lo que reveló Digital Spy, donde interrumpió las actividades de los escritores para reclamar por lo que habían escrito. Parece ser que de acuerdo con su estándar, el guión no estaba a la altura de lo que él podía aportar como actor, y por ese motivo tuvo muchas discusiones y se negó a decir las líneas exactas solo porque no le parecían inteligentes. Él insistió que los escritores no tenían la visión adecuada para el show y en la tercera temporada fue asesinado. Creemos que los guionistas debieron disfrutar el momento.

Isaiah Washington

La creadora de Grey’s Anatomy no está dispuesta a soportar a actores con comportamientos polémicos y también se deshizo de Isaiah Washington, quien tuvo acaloradas discusiones con Patrick Dempsey en el set de rodaje e insultó a otro de sus compañeros de elenco. Su tiempo en pantalla se vio reducido en los siguientes episodios y se despidió dejando plantado en el altar al personaje interpretado por Sandra Oh.

Patrick Dempsey

Grey’s Anatomy es una serie que parece eterna. Actualmente se encuentra en su temporada número 16 y con el paso del tiempo varios de sus personajes han ido y vuelto, pero hay uno en especial que se fue para no regresar. Patrick Dempsey, para muchos un actor querido, pero hay que saber reconocer que siempre tuvo algo que lo hacía ver como una persona insoportable, y no nos equivocamos. Su personaje se despidió luego de un horrible accidente automovilístico en el final de la temporada 11, y resulta que él y la responsable de la serie nunca se llevaron bien. Incluso se dijo que Dempsey siempre exigía más tiempo en pantalla y se quejaba cada vez que no le gustaba algo de la narrativa que le correspondía. Llegó a estar suspendido y aunque no se confirmó que era él, cuando la showrunner confesó que mató un personaje porque su actor era insoportable, es obvio que todos pensamos que se trataba de Patrick Dempsey.

Jay Thomas

El actor interpretó a un jugador de hockey sobre hielo llamado Eddie LeBec en la popular serie Cheers. Allí también hizo de la pareja del personaje de Rhea Perlman, pero una queja en particular le arrebató el trabajo. Resulta que cuando apareció en una estación de radio de Los Angeles se quejó de tener que besar a la actriz al responder a una de las preguntas hechas por el público, en lugar de disimular. Lo siguiente que se supo es que su personaje fue asesinado en un extraño accidente con una pulidora de hielo.

Thomas Gibson

De seguro los fans de Criminal Minds recordarán cómo la serie se deshizo de uno de sus protagonistas. Lo que probablemente no sepan es que su escaso control de la ira y el abuso verbal y físico al que sometió a sus compañeros hizo que fuera despedido de la serie de la cadena CBS. Fue acusado de patear a uno de los productores luego de una discusión sobre uno de los guiones y quienes trabajaron con él siempre lo describieron como una persona que se iba a los extremos cuando se trataba del malhumor y se reveló que asistió a terapia para el control de la ira. Fue despedido y su personaje desapareció rápidamente de la Unidad de Análisis Conductual al decir que prefirió convertirse en padre a tiempo completo. La ironía.

Mandy Patinkin

Otro actor de Criminal Minds que trajo problemas, aunque este solo duró dos temporadas en el proyecto. Según él, fue un error aceptar el trabajo en esa producción ya que no tenía idea que todos los días iba a ser parte de historias de asesinatos y violaciones a mujeres. Aseguró que eso lo destruyó por completo y luego de varias discusiones prefirió dejar de ir. Los showrunners liberaron un comunicado donde se refieren a que nunca han trabajado con un actor que fuera tan intenso como él de forma negativa, y prefirieron deshacerse de su personaje. Patinkin luego admitió que se había comportado “de forma horrible”.

Continúa leyendo: J.J. Abrams está desarrollando películas y series de Justice League Dark

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos