Artículos

Pésimos actores que han entregado actuaciones memorables

Algunos de estos actores son conocidos por ser pésimos histriones, pero cuando se han arriesgado, han dejado interpretaciones memorables

A veces, las mejores cosas pueden llegar en empaques defectuosos. Si bien puede ser increíblemente fácil descartar una película solamente por su póster o tráiler, lo cierto es que nunca sabremos cuál es la calidad de una producción hasta que realmente la veamos y, en muchas ocasiones, nos encontramos con gratas sorpresas. Siempre existe la posibilidad de salir de la sala de cine con una sonrisa de oreja a oreja sin importar lo dudosa que haya parecido la película en primera instancia. Esta máxima también se aplica a determinados actores, en especial, aquellos que han demostrado un talento limitado o bien, ser malos.

Podría interesarte: Directores de cine que también son grandes actores

Una de las principales razones por las cuales las personas se alejan de determinadas películas se debe al protagonista, ya sea una actriz o un actor cuyas interpretaciones no sean sorprendentes, siguen recibiendo un pago por un trabajo que cualquier otro actor, con un poco más de talento, podría hacer a la perfección. De hecho, hay muchas estrellas del cine que tienen la reputación suficiente para hacer que el público abandone la sala tan pronto como aparecen en su primera escena.

Pero, en el siguiente artículo hablaremos de aquellas ocasiones en que algunos actores con mala reputación han desafiado sus debilidades para recordarnos que se pueden tener resultados exquisitos cuando se busca reivindicar su lugar en la industria. Estos actores demuestran que no se debe juzgar al libro por su portada (vía We Got this Covered).

Andrew Dice Clay - Jazmín Azul - 91%

Algunos podrían argumentar que Andrew Dice Clay apenas merece tener un lugar en cualquier escenario, pero, por desgracia, su programa de comedia consiguió trascender en forma de película para el cine en la cinta llamada Dice Rules. La reacción crítica de la película hizo que se redujera el tiempo de proyección de la película en las salas de cine, pero cuando los críticos lo vieron en la película Jazmín Azul, hubo pocas cejas levantadas ya que ésta fue una grata sorpresa. ¡Clay en una película de Woody Allen!

En esta película, el actor da vida a Augie, un hombre de clase trabajadora cuyo negocio se ve arruinado después de asociarse con Jazmín (Cate Blanchett), la hermana de su esposa. Si bien Augie es un personaje bien escrito, Andrew Dice Cay logró proporcionarle un rango sorprendente de profundidad. El momento en que se topa con Jazmín en las calles de San Francisco es una verdadera joya. Es una actuación tan sutil y genuina que amenaza a sus mejores interpretaciones en comedias de la década de 1990.

Lee también: Las mejores actuaciones en películas de superhéroes

Adam Sandler - Embriagado de Amor - 79%

Adam Sandler parece ser un hombre humilde y genuino, pero cuando se trata de verlo en pantalla grande hay una fealdad que hierve debajo de cada actuación, algo que se hace insoportable cuando eso se canaliza a través de la bufonada. Sin embargo, Embriagado de Amor es una prueba más que fehaciente que el director Paul Thomas Anderson saca lo mejor de sus actores: utiliza la rabia que persiste en cada gesto de Sandler y la canaliza en un drama oscuro y poco convencional.

Sandler interpreta a Barry Egan, un hombre que posee una compañía de productos de limpieza de inodoros. Pero, en lugar de sumergirse en el humor escatológico y en un aluvión de chistes irritantes, el actor muestra una gran disciplina, construyendo magníficamente a un personaje solitario que irrumpe en escenas de violencia cuando nadie está cerca. Este es un papel difícil de interpretar, pero Sandler lo hace de forma maravillosa, y Embriagado de Amor sigue siendo una de sus mejores películas.

Marlon Wayans - Réquiem por un Sueño - 78%

Ya sea atrás o delante de la cámara, Marlon Wayans ha desarrollado una reputación como intérprete de un solo éxito. Marlon y su hermano Shawn han tenido algunos éxitos como guionistas en películas como Una Película de Miedo, con momentos tontos y humorísticos, pero la mayoría de su filmografía se caracteriza por comedias pueriles. La fórmula que siguen estas películas es bastante simple: las mordazas desagradables se intercalan entre sí por chillidos incesantes. Sin embargo, sus gritos adquirieron un significado completamente nuevo en la película de Darren Aronofsky, Réquiem por un Sueño, donde interpretó a un adicto a la heroína llamado Tyrone.

Wayans es deslumbrante en este papel, logrando un personaje extremadamente convincente que pasa de la desesperación a la ingenuidad con admirable aplomo cuando la película lo requiere. También se muestra sorprendentemente moderado en las primeras escenas, antes de que su mundo se derrumbe.

Jennifer Aniston - Cake - 48%

La mayor parte de la carrera de Jennifer Aniston ha estado marcada por la comedia, además, ha elegido roles seguros que le hacen ganar un poco de dinero y, aunque eso es agradable, la actriz casi nunca parece salir del piloto automático. Después de asegurarle al público que seguía tan sexy como en su juventud en la película ¿Quién *&$%! son los Miller? - 47%, y tras dar vida a una ninfómana en la película Quiero Matar a Mi Jefe - 68%, Aniston finalmente llegó a Cake, una película que nos recuerda que es capaz de llegar a un nivel más alto que la comedia.

Desde Una Buena Chica - 81%, Aniston no se arriesgaba tanto hasta que llegó a Cake, representando una digresión digna de la triste monotonía de la comedia de situación a la que nos tenía acostumbrados. La actriz da vida a Claire, una mujer mordaz y ácida, plagada de cicatrices que, continuamente, es perseguida por un trágico incidente de su pasado. Aniston es simplemente impresionante.

También podría interesarte: 10 actores que han dirigido y protagonizado sus propias películas

Burt Reynolds - Boogie Nights: Juegos de Placer - 92%

De alguna manera, Burt Reynolds es como el Nicolas Cage de los actores de su generación: por cada buena película, tiene 5 o 6 malas entre ellas. Tras dos décadas sombrías (1980 y 1990) en las que entregó actuaciones vergonzosas en Cannonball Run, Stroke Ace y Cop and a Half, la carrera de Reynolds parecía estar casi muerta, pero en 1997, participó en una pequeña película llamada Boogie Nights: Juegos de Placer, y mostró a todo el mundo lo bueno que podía llegar a ser.

Reynolds tocó las notas correctas para dar vida a Jack Horner, un director de películas porno de los años 70 que busca reclutar al prometedor Dirk Diggler (Mark Wahlberg). Hay una gran cantidad de personajes ricamente dibujados en esta película de Paul Thomas Anderson, pero de todos ellos destaca este director de películas y Reynolds lo interpreta de la manera correcta. Este trabajo sigue siendo uno de los mejores en la carrera del actor.

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos