Artículos

RESEÑA: Last Christmas: Otra oportunidad para amar | Promesas navideñas que no se cumplen del todo

Aunque tiene un inicio promisorio, la nueva película de Paul Feig termina por decantarse por los lugares comunes de la comedia romántica y de temporada

La navidad esta a la vuelta de la esquina, y su inminente llegada viene precedida de la esperada avalancha de películas que buscan capitalizar el sentimentalismo propio de esta temporada. Last Christmas: Otra oportunidad para amar - 53% para amar forma parte de dicha avalancha. Sin embargo, el nuevo largometraje de Paul Feig incluía ciertos elementos que prometían hacer de ella algo notable: la participación de Emilia Clarke como protagonista principal, un guión elaborado por Emma Thompson (Sensatez y Sentimientos - 98%, Orgullo y Prejuicio - 85%, El regreso de la nana mágica) y un vínculo estrecho con la música de George Michael. Pero solo uno de esos elementos termina por cuajar bien.

Puede interesarte: Last Christmas ya tiene calificación de la crítica

La trama gira en torno de Kate (Clarke), una joven quien tras haber atravesado por una experiencia cercana a la muerte, ha adoptado una postura desencantada y cínica en lo que respecta a su vida personal, la cual ha tomado un rumbo un tanto errático: bebe en exceso; sostiene espontáneas relaciones sexuales con desconocidos; no tiene buena relación con sus padres; y su proceder imprudente, egoísta y descuidado la ha distanciado de sus amistades y puesto en aprietos con Santa (Michelle Yeoh), su jefa y propietaria del establecimiento donde ella labora ataviada como elfo navideño, cuyo giro comercial es la venta de todo tipo de adornos y accesorios propios de esa época del año. Kate ve dicho trabajo (y su situación en general) como algo transitorio, que cambiará cuando logré conseguir un papel en alguna obra musical, y para lograrlo audiciona por todos lados, pero sin éxito.

Esas son las circunstancias en la que se encuentra cuando un día, por casualidad ve a través de los aparadores del local a Tom (Henry Golding), un muchacho de apariencia agradable, al cual se aproxima para hacerle plática, y quien se muestra amable con ella y empieza a mostrarle las pequeñas cosas mágicas albergadas por la ciudad, que solo basta con mirar hacia arriba para descubrirlas. Y así, los dos inician una serie de encuentros a través de los cuales nace entre ellos una relación profunda e intima, una conexión muy particular. Y es precisamente la naturaleza de dicha conexión (y la verdadera identidad de Tom) uno de los hilos conductores de la historia, así como su gran giro argumental.

Y entre cada encuentro, Kate poco a poco comienza a hacer las paces con su familia y con los amigos a quienes su irresponsabilidad terminó afectando, pero sobre todo, la lleva a hacer las paces con la vida misma. Y la chispa de bondad que aún reside en ella comienza a brillar con mayor fuerza, como si de una estrella de la navidad se tratase, calentando el corazón de todos aquellos que le rodean, y haciéndole llevar a cabo todo tipo de buenas acciones, incluyendo jugar a ser el cupido de su jefa, o cantar en la vía pública y juntar así dinero destinado a un comedor para personas en situación de calle.

Continúa leyendo: Emilia Clarke se molesta con los que intentan arruinar el giro en la trama de Last Christmas

En ese sentido, la interpretación de Emilia Clarke es el punto más fuerte de Last Christmas: Otra oportunidad para amar - 53% para amar, al concebir una protagonista deliciosamente cáustica e irónica pero también sensible y conmovedora, mostrando en pantalla además una vena cómica bastante agradable, la cual ya había manifestado con anterioridad en un trabajo previo: Yo Antes de Ti - 58%.

Pero es en su guión y en su desarrollo donde la película se tambalea. Además de la trama central, el argumento desarrollado por Thompson (quien además interpreta a la madre de Kate) intenta abarcar otros temas como la creciente xenofobia en Europa, la brecha generacional, la intolerancia, la comprensión, la compasión y el perdón por mencionar algunos. Pero todos estos temas solo logran articularse como meras anécdotas que son dejadas a un lado por priorizar el romance central, o terminan conduciendo a un callejón sin salida.

Del mismo modo, la trama intenta combinar diversos subgéneros como el dramedy, la comedia romántica, el melodrama y el comentario social, pero no logra que estos se integren bien, y da más la impresión de estar saltando de uno a otro indiscriminadamente. E incluso la tónica del filme se transforma en su segunda mitad: de ser una comedia ácida (las escenas donde se burlan de lo grotesco que pueden ser los adornos navideños de procedencia china son hilarantes) pasa a ser -con todo y la vuelta de tuerca- una versión femenina de El Grinch - 51% en clave de rom-com sensibilero, con un desenlace complaciente y un tanto aleccionador.

Si duda, uno de los grandes desatinos de Last Christmas: Otra oportunidad para amar - 53% para amar es prometer cosas que luego no puede cumplir a cabalidad. Incluso, la manera en la cual el trailer la promociona es errónea, al hacer pensar al espectador que podría estar frente a una historia donde la música del ya fallecido cantautor George Michael jugase un rol activo en la existencia de Kate, como le pasaba al protagonista de La Música de mi Vida - 89% de Gurinder Chadha con las composiciones de Bruce Springsteen.

Desafortunadamente (al igual que muchos otros temas tocados por el guión) termina reducido a nivel anecdótico o empleado como vistoso adorno, o mero pretexto para incluir varios temas del artista pop en el soundtrack de la cinta. De ese modo, Feig desperdicia la oportunidad de oro de ofrecer una comedia original, irreverente y memorable con la navidad de trasfondo; presentando en su lugar un trabajo entretenido pero desigual, que termina avasallado por los convencionalismos y la cursilería de los cuales el mismo filme se mofa en su primera parte; quedando solo como vistoso e inocuo entretenimiento de temporada o de fin de semana.

También puede interesarte: Game of Thrones: Emilia Clarke se sintió presionada al realizar las secuencias de desnudos y sexo

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos