Artículos

Reflejos Siniestros ya tiene primeras críticas

Un largometraje ruso que utiliza elementos del cine de terror norteamericano.

Aunque el terror es uno de los géneros más rentables en taquilla, no es un género que se produzca con mucha frecuencia en Rusia, como se hace en otros países. Se tienen registros que a principios del siglo pasado, este género estuvo presente de una manera muy discreta en cintas que posteriormente desaparecieron en la revolución rusa. Satan Triumphant de Yakov Protazanov, es considerada la primera película de terror ruso, una cinta del año 1917, que corresponde a la etapa del cine mudo y se centraba en la historia de un sacerdote, a quien intentar hacer caer en la tentación para engendrar al Anticristo con la esposa de su hermano.

Te recomendamos leer: 30 directores eligen sus películas de terror favoritas: Tarantino, Scorsese, Guillermo del Toro y más

Fue hasta los años sesenta, cuando se produjo uno de los títulos más importantes del cine ruso, El Viyi, cinta dirigida en 1967 por Georgi Kropachyov y Konstantin Ershov. Esta obra se basó en el cuento de Nikolai Gogol, para dar como resultado uno de los filmes más aterradores del país europeo. La historia que también tomó como referencia leyendas urbanas, retrata la brujería en un relato donde un sacerdote debe orar durante tres noches al cuerpo de una bruja, para finalmente descubrir una aterradora verdad.

También lee: Libros de terror que merecen ser llevados a la pantalla grande

La baja producción de terror soviético, en parte corresponde a un tema político, en el que los espectadores tampoco quieren vivir más horror en la ficción, del que ya viven en su vida diaria. Sin embargo, a partir de este siglo, se han incrementado las producciones en el género de terror con directores como Svyatoslav Podgaevskiy y bajo la tendencia de retomar algunos elementos del cine de norteamericano; principalmente de los filmes de James Wan. Podgaevskiy, tiene bajo su dirección Queen of Spades: The Dark Rite, una historia que se centra en un grupo de jóvenes, quienes se enfrentan a una entidad sobrenatural que se aloja entre los espejos.

Este año, como parte de la saga de Queen of Spades: The Dark Rite, llega Reflejos Siniestros (Queen of Spades: The Looking glass), bajo la dirección del joven actor Aleksandr Domogarov. Esta entrega se apoya en la leyenda urbana de la reina de espadas y también utiliza el elemento del espejo para la narración. En esta ocasión, la trama se desarrolla en una antigua mansión que funciona como internado, pero guarda oscuros secretos, ya que en el siglo XIX era un orfanato en el que fueron asesinados varios niños. Ahora, un grupo de adolescentes que habita en el internado, exploran una de las áreas abandonadas de lugar y encuentran un misterioso espejo, a través del cual tienen contacto con el fantasma de la reina de espadas, quien comienza a cumplirles deseos por un precio alto y sangriento.

La película recuerda a leyendas urbanas estadunidenses como Bloody Mary, en la que se convoca a una entidad sobrenatural repitiendo su nombre tres veces frente al espejo. Sin embargo, de donde más toma influencia esta cinta es del cine de terror norteamericano, en especial del universo de las películas de James Wan, como El Conjuro - 86% y La Noche del Demonio - 66%, de las cuales hay claras referencias visuales en sus imágenes. La crítica especializada, no evita hacer comparaciones entre estas películas, pues aseguran que la película de Domogarov recurre no solo al elemento de casas embrujadas, sino también a los movimientos de cámara y otros aspectos narrativos que Wan ha utilizado en su filmografía.

Mientras que algunos críticos consideran las referencias al cine norteamericano como un acierto, a otros les parece un poco cansado que el cine ruso no se atreva a arriesgar con sus propias fórmulas para generar terror y suspenso. De la misma forma, señalan que es una buena película de terror fantástico, que entretiene y genera momentos de tensión, pero que tampoco se preocupa por reflejar los verdaderos temores de la sociedad soviética. La prensa, coincide que la película en sí, no aporta nada nuevo al cine de terror ruso o al género, pero muy aparte de eso, es una cinta que puede disfrutarse como una experiencia visual, por su buen trabajo de fotografía, las locaciones que aportan un plus a la narración y por su retrato al folclor soviético.

A continuación, las primeras impresiones de la crítica sobre esta película:

Angélica, de Panda Ancha, comenta:

…resulta interesante, pues es un acercamiento al folclore eslovaco que muestra un poco de la mitología popular rusa y la creencia en seres demoniacos que ha fascinado a etnógrafos, antropólogos, sociólogos, psicólogos e historiadores
.

Guillermo Sánchez Ferrer, de Cinemagavia, agrega:

Seguimos con terror fantástico que utiliza muchos elementos de la saga The Conjuring para intentar asustar al espectador ruso. Puede que a alguien le interese ver una película que es una simple imitación de las películas norteamericanas pero hecha en ruso.

No te vayas sin leer: Las mejores películas independientes de terror

Comentarios

  • Tomatazos (1)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos