Artículos

Entrevista: Asfixia, abordar la discriminación desde otra perspectiva

La directora de este largometraje nos habló acerca de las distintas maneras de visibilizar la discriminación a través del cine

Artículos

Entrevista: Asfixia, abordar la discriminación desde otra perspectiva

La directora de este largometraje nos habló acerca de las distintas maneras de visibilizar la discriminación a través del cine

POR Kevin de León -

Esta semana llega a la cartelera mexicana una película diferente, en el mejor sentido. Una propuesta de autor que retrata la discriminación con distintos niveles de complejidad, también toca temas como el amor y la libertad. Sin embargo, lo que convierte a esta entrega en una gran apuesta, es que aborda un tópico del que pocas veces se hablado en la ficción, el albinismo. Se trata de Asfixia - 90%, segundo largometraje de la directora Kenya Marquez. Tomatazos tuvo la oportunidad de platicar con la realizadora y el elenco principal de esta película, donde nos revelaron detalles importantes acerca de sus procesos creativos.

Te recomendamos leer: RESEÑA: Asfixia | Los múltiples rostros de la discriminación

Después de salir de la cárcel donde aprendió a cuidar a los enfermos, Alma, una mujer albina, decide recuperar algo mucho más importante que su propia libertad. Para hacerlo, Alma se ve obligada a cuidar a Clemente (un hipocondríaco con un TOC para evitar una muerte súbita) por la noche. La relación entre ellos pasará de la sospecha y el miedo a la ternura y el amor.

La directora y guionista comentó a este medio, que el guion tomó un largo proceso de escritura, el cual comenzó en el año 2012 y significó un gran reto para ella, pues después de su película Fecha de Caducidad, fue necesario aparatarse de su ópera prima, para asumir que ahora quería contar una historia a partir de un género más dramático:

Aunque tuviera tintes de humor negro, siempre me costó mucho asumir que quería contarla desde ese lugar, porque todos mis trabajos habían sido de humor negro. Entonces como tener esa frialdad o esa inocencia de tomarlo desde ese punto, fue un gran reto y algo muy complejo. También construir estos personajes tan particulares me llevó un largo camino.

Márquez, nos contó que el tema de la discriminación es algo que le interesa mucho retratar en la pantalla, pues considera que es un sentimiento sumamente desagradable por parte del ser humano y le causa una total indignación. Tal como ella nos cuenta y se aprecia en su obra, lo lleva de una manera muy estratégica a la ficción:

Hay muchas formas de discriminación, en todos los sentidos, sin que las esté restregando todo el tiempo en el espectador, pero están ahí. Quería que el espectador reconociera sus propias formas de discriminar, que evidentemente, verlas en pantalla te provoque algo y seas consiente de lo que piensas tú.

La cineasta, reveló que durante el proceso de preparación de esta película, se dieron a la tarea de visitar reclusorios en Jalisco, una experiencia que le resultó muy fuerte, pero finalmente conocer y escuchar a estar personas, le ayudó mucho en la construcción de sus personajes:

Eso me ayudó a construir a Concha y Alma, para poder darles consistencia en todos sus hechos en el guion. Para mí fue muy revelador como estás mujeres se quedan solas. Por ser mujer te juzgan más, eso es terrible. La mujer es más etiquetada. Además, también pude sentir el miedo de salir de la cárcel y el miedo de que la sociedad te acepte parar empezar de nuevo.

La directora, afirma que existe una gran ignorancia en torno al albinismo, lo que lleva a un extremo de discriminación tremenda o de morbo y muchas veces los demás no se dan cuenta. Por tal razón, también se propuso trabajar el tema desde otro punto de vista:

En algún camino del guion lo había trabajado como muy documental, como muy pensando, así son los albinos, así viven, así miran y luego me di cuenta que eso no era lo importante, que estaba cayendo en el mismo lugar que caemos todos cuando los vemos y que lo que tenía que plantear era una historia de una persona que busca a su hija por todos lados y que busca reinsertase a la sociedad, fuera blanca morena, negra, del color que fuera.

Finalmente, cuestionamos a la directora respecto al panorama de la mujer en la industria del cine, a lo que Márquez nos respondió:

Es muy halagüeño, yo me acuerdo que hace 20 años que empecé era muy difícil. Era otra cosa totalmente distinta. Me acuerdo que cuando yo hice mi primer corto, de mi generación, había dos, tres cineastas. Era muy difícil que te apoyaran. Era un camino complejo. Del 98 a acá, yo veo otro panorama distinto. Ahora, hay una visión de que las mujeres sí podemos contar las cosas desde otro lugar y eso nos está dando oportunidades para dirigir otros proyectos

Podría interesarte: METE CRÍTICA | El justo protagonismo de la mujer en el FICM

También tuvimos la oportunidad de platicar con parte del elenco de esta película, Enrique Arreola (Temporada de Patos - 90%), ganador al Premio Ariel como Mejor Actor, Monica del Carmen (Año Bisiesto - 96%), ganadora al Premio Ariel como Mejor Actriz y Johana Fragoso, quién hace un excelente trabajo de interpretación en este largometraje que es su debut cinematográfico. Johana, quien es además es psicóloga de profesión, nos reveló el proceso de construcción de su personaje:

Con Alma tuvimos mucho trabajo de mesa con Kenya, fue muy vivencial en el sentido de que visitamos cárceles y platicamos con mujeres que habían salido de la cárcel. No podía ver a mis amigos, a mi novio, cualquier cosa que me recordara quien fuera yo. Fuimos a La Merced y ahí me pusieron a vender en un puesto todo el día. Fue salirme de mi contexto para entrar en el contexto de Alma, hasta que me adueñe del personaje.

Del Carmen, cuenta haber tenido la oportunidad de leer varios tratamientos del guion de Kenya Marquez y afirma que el papel de Concha le rondó bastantes veces por la cabeza y el alma. A sí mismo, cuenta cómo fue que resolvió las dificultades a las que se enfrentó en la creación de su personaje:

Creo que lo más difícil que me tocó hacer es, entender a esta mujer desde esa obsesión que parece un poco exacerbada. De pronto no lo puedes creer y piensas cómo hago esto realista de modo que sea creíble. En qué puntos puedo hacerlo más sutil. Sí, fue un trabajo de no juzgarla y crearla desde la empatía para poder entender sus motivaciones.

Arreola, analiza y encuentra ciertas similitudes con Clemente, un personaje hipocondríaco. El actor considera que todos somos muy hipocondríacos en algún momento, además esto de alguna manera lo llevó a conectar mucho más con la historia:

Justamente parte de este humor negro que me deja la película, es como todos de repente nos creamos historias, enfermedades del alma, del espíritu, más allá de las físicas. Todos llevamos parte de eso en nuestras historias personales. Leer un guion así de inteligente y complejo, me hizo tener elementos para construir este personaje. Para los actores la vida está en el guion y cuando uno descubre un guion de esta dimensión hay mucho trecho ya avanzado.

Asfixia - 90% es una película del cine mexicano que vale la pena ver por todo el abanico de temas tan complejos que aborda en su trama. Tiene unos personajes entrañables que están interpretados por un elenco de primer nivel. Además de una dirección bastante acertada que logra llevarse tu respiración durante ciertas escenas. Una película que en cuanto a calidad, está por encima de muchas otras propuestas del cine nacional.

No te vayas sin leer: Festival de Los Cabos 2019 presenta su Selección Oficial

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos