Artículos

Críticos eligen las películas más peligrosas del siglo XXI

Gracias al reciente estreno de la película Guasón, críticos han discutido sobre las películas que consideran más “peligrosas” del siglo XXI

El pasado 4 de octubre por fin tuvo su estreno Guasón - 91%, la película ganadora del León de Oro en el Festival de Venecia. A pesar de que la mayoría de los críticos ha elogiado el trabajo del director Todd Phillips y la actuación de Joaquin Phoenix, existen voces discordantes que más allá de hablar sobre las deficiencias de esta producción, exponen la “peligrosidad” de su exhibición. Por lo tanto, su estreno tuvo un camino polémico debido a que se comenzó a considerar como una película peligrosa para la audiencia ya que podría motivar actos vandálicos y anárquicos. Pronto llegaron los reportes de que en Estados Unidos las proyecciones de medianoche serían vigiladas y contarían con policías encubiertos; el debato no ha parado y todavía se discute en redes sociales.

Podría interesarte: Las películas más tristes del siglo XXI según la crítica

Sin embargo, la idea de que cualquier producción pueda ser peligrosa en sí misma es una idea debatible. Tomando esto como base, un grupo de críticos de la publicación IndieWire se dieron a la tarea de nombrar las películas más peligrosas del siglo XXI. Algunos se opusieron a las películas políticamente deshonestas, otros optaron por señalar los peligros de la mediocridad corporativa, mientras que un crítico destacó los peligros involucrados en hacer una película que una persona necesita ver.

Hillary's America: The Secret History of the Democratic Party - 4%

Para el crítico Clint Worthington, un trabajo fímico que es “peligroso” tiene que abandonar toda pretensión de ser una declaración artística, algo deliberadamente propagandístico para servir a un fin político específico. Para eso, no hay mejor ejemplo que la producción del conservador Dinesh D'Souza, Hillary’s America: The Secret History of the Democratic Party, que fue el combustible de Fox News. En estos trabajos no hay matices, no hay deseo de encontrar la verdad en medio de la controversia. Su peligro se debe a un posicionamiento periodístico.

Los Increíbles - 97%

El arte puede ser peligroso porque proviene de nosotros, y a veces viene cargado de una serie de prejuicios y agendas. Eso hace que en ocasiones se perciba el arte como algo peligroso. Para la crítica Andrea Thompson las películas más peligrosas son aquellas con un mensaje tóxico que es absorbido por una gran cantidad de personas. Así, la película que considera más peligrosa es Los Increíbles. ¿Cómo puede ser que una película destinada al entretenimiento familiar y de animación transmita un mensaje peligroso? De acuerdo a esta crítica, por hacer que la igualdad sea el enemigo.

Guasón - 91%

Para el crítico Daniel Joyaux es Guasón, la película que por primera vez siente que podría ser absolutamente peligrosa. Para este crítico, la película no le pareció peor que cualquier segmento de Fox News con fines de lucro. Intenta apoderarse de un sentimiento colectivo de hombres blancos para convertirlo en un arma en nombre de la línea de fondo de una mega corporación. Como se ha demostrado una y otra vez, la mayoría de las personas se deja influenciar fácilmente por mensajes visuales (o propaganda abierta). La publicidad es una industria global masiva porque manipular a las personas es sorprendentemente fácil y efectivo.

Sin estereotipar la cultura pop y el fandom, muchos de los apasionados fanáticos de Guasón dejarán la película después de haber sito una representación de su personaje favorito en la pantalla. Y habrán visto cómo ese personaje lo maneja y cómo una legión de acólitos lo adora abiertamente por esas acciones. Eso es un conjunto de ideas profundamente malo para poner en la mente de algunas de estas personas.

Minions - 56%

Para el crítico Don Shanahan la película más peligrosa es Minions. Para él, Mi Villano Favorito - 81% fue una idea divertida, mientras que el éxito de su secuela superó a la original y convirtió a las criaturas amarillas en ineludibles estrellas. Cuando obtuvieron su propia película, la pérdida de talento, tiempo, energía, ruido y espacio fue un pico de sobreinflación. Al igual que las caricaturas de Looney Tunes y Tom and Jerry, las bromas de los Minions deberían desarrollarse en cortometrajes. Noventa minutos de esa basura es excesiva.

Rafiki

En el Festival de Cine de Cannes 2018, una película proveniente de Kenia hizo olas, además, tenemos que decir que fue la primera película de Kenia que se proyectó en el festival. Rafiki es la historia de amor de dos mujeres dirigida por Wanuri Kahiu, la cual se realizó en Kenia donde hay leyes que penalizan los actos homosexuales. Por lo tanto, el gobierno prohibió la película. Elegida por Anne McCarthy, esta película fue “peligrosa” en términos de realización. La audiencia, el coraje y la creencia de la cineasta en los derechos humanos básicos hicieron que este peligroso esfuerzo cinematográfico no solo valiera la pena, sino que fuera vital. Rafiki es una de las películas más peligrosas del siglo XXI porque desafió la ley donde se filmó, colocando el arte -y los derechos humanos- por encima de la ley del país.

Lee también: Los mejores westerns del siglo XXI según la crítica

El Aro - 72%

El arte no es culpable de verdaderos actos de terrorismo, y quienes lo sugieren se inclinan hacia una cultura de alarmismo que genera censura. Una cosa es que alguien evite una película porque desencadena recuerdos o sentimientos traumáticos, otra cosa es sugerir que una película debe ser prohibida en la esfera pública. La idea misma de que una película es demasiado perturbadora para ser vista es absurda. Las únicas películas que se acercan a ser “peligrosas” son aquellas que sofocan la creatividad y dificultan la autonomía social como resultado. Conducen a que las masas se habitúen a la irreflexión, inculcan conceptos de normatividad impuestos por el gobierno federal y homogenizan la expresión artística. Las películas en sí no son innatamente problemáticas, peligrosas o malvadas, lo observamos hoy para estudiar las filmes de terror como El Aro.

The Sheik and I

Debido a que es difícil determinar la influencia directa que las películas tienen sobre las personas, algo así como Guasón no es cuantificable de esa manera. Para el crítico Christopher Campbell, cuando piensa en películas peligrosas, piensa en aquello que definitivamente causaron daño, pero cuenta que la única vez que sintió un breve escalofrío mientras veía una película ocurrió en Festival SXSW en 2012 con el documental The Sheik and I, el cual critica el gobierno de los Emiratos Árabes Unidos, gran parte de la audiencia criticó al director por poner en peligro a las personas que aparecen en su película y, posiblemente, a la propia audiencia. El hecho de que el documental fuera eliminado de la programación en otros festivales, así como su falta de distribución resulta evidente que había una preocupación por la película.

Sicario: Tierra de Nadie - 94%

Una película como Sicario: Tierra de Nadie no se considera peligrosa en Estados Unidos. Sin embargo, esa película (y su recepción positiva) provocó una gran conversación en México sobre el consumo y la popularización de películas y series de televisión centradas en narcotraficantes y su impacto en la población. Hay que tener en cuenta que desde 2008, todo el país se convirtió en un campo de batalla abierto entre los carteles de la droga y la policía, así como contra las fuerzas militares mexicanas. Entonces, ¿cuál es la película más peligrosa a nivel universal de este siglo? ¡Quién sabe! Depende en gran medida de a quién se le pregunte y en dónde estén.

3 Anuncios por un Crimen - 93%

3 Anuncios por un Crimen también generó controversia en Estados Unidos, la mayoría de los argumentos a favor de la representación de un violento y racista oficial afirman que las personas deberían tener segundas oportunidades. Sin embargo, el peligro de 3 Anuncios por un Crimen no radica en absolver a un racista o darle una segunda oportunidad a alguien, sino a quién se le dé una segunda oportunidad, en este caso sería a Mildred Hayes (Frances McDormand) y al mismo director Martin McDonagh. Con demasiada frecuencia en la cultura blanca, los protagonistas blancos se esconden detrás del velo del perdón, y es un consenso blanco más amplio quien decide qué castigo es el adecuado.

Inesperado - 50%

La película más “peligrosa” del siglo XXI que eligió el crítico Mike McGranaghan es Inesperado. Esta película descaradamente pro vida suscitó bastante controversia cuando se estrenó en Estados Unidos. Los críticos y expertos que están a favor del aborto la declararon propaganda dañina. Aquellos pro vida afirmaron que el único peligro era que podría “revelar la verdad” de la planeación familiar y, por lo tanto, cambiar de opinión. Cualquiera que sea el lado elegido, Inesperado avivó las llamas de un tema candente que crea emociones extremadamente intensas y, por lo tanto, es difícil discutirlo con calma.

También podría interesarte: Las películas más taquilleras del siglo XXI

La Noche Más Oscura - 92%

Para el crítico Christopher Llewellyn Reed, uno de los pecados cinematográficos más atroces de los últimos 19 años ha sido la demonización de los musulmanes, junto con la noción de que la mejor manera para que Estados Unidos se defienda contra los yihadistas radicales es por cualquier medio. Hablamos de la glorificación de la tortura como una táctica de defensa viable. Si quisiéramos elegir una película de alto perfil que hiciera lo mismo, el crítico escogió La Noche más Oscura de Kathryn Bigelow. La película nos guía a través de la investigación sobre el paradero de Osama Bin Laden y su eventual asesinato extrajudicial. Los agentes de inteligencia, Jessica Chastain y Jason Clarke llenan sus manos de sangre en su búsqueda de respuestas. A pesar del hecho de que la investigación sobre esto también desacredita la teoría de que la tortura proporciona información significativa, el mensaje final es que los fines justifican los medios.

Comentarios

  • Tomatazos (1)

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos