Artículos

Los mejores westerns del siglo XXI según la crítica

Los westerns de este siglo también han funcionado como películas de acción, romance, comedias de terror o thrillers, y pocos han conquistado un lugar como los mejores

Durante décadas, los westerns fueron películas básicas de Hollywood, las más exportadas y las más exitosas en taquilla, sin embargo, el género fue menguando hasta que durante años no se realizaron películas bajo esta denominación. Pero, con el paso del tiempo y quizá por la nostalgia, el género ha estado presente en lo que va del siglo XXI, películas que han revivido las características e historias de éste.

Podría interesarte: Las 10 películas del siglo XXI con la cinematografía más bella

Los westerns no se tratan solo de ver el desierto, los caballos y los sombreros. Las historias ocurren en el extremo más alejado de la sociedad, a lo largo de la frontera donde la ley y el orden son líneas tenues, mientras que los relatos incluyen arquetipos para transmitir de forma más eficaz lo contado. La violencia, aunque no es necesaria, estalla en cualquier momento, además de que hay un compromiso moral. Temas como la vergüenza, el racismo y el sexismo son otros que también se explotan con frecuencia. Pero, más allá de eso, el western es un género altamente fluido. Solo en estas dos últimas décadas, hemos tenido westerns clásicos que también funcionan como películas de acción, thrillers, romance, comedias, películas de terror y más. Esta variedad la podemos ver en la selección que haremos a continuación (vía Collider). En seguida, veremos las mejores películas westerns del siglo XXI.

Secreto en la montaña - 87%

Hermosa, romántica, asombrosamente trágica, Secreto en la Montaña de Ang Lee subvirtió todas las expectativas del género western para contar una historia de amor atemporal entre dos hombres que se unen por completo. Su romance comienza cuando Ennis (Heath Ledger) y Jack (Jake Gyllenhaal) son contratados para cuidar a un rebaño de ovejas. Ang Lee filmó esta película con la dulzura de cualquier historia de amor, dejando el peso al discreto guión que fue reconocido con un premio Óscar. Ledger y Gyllenhaal están sensacionales, mientras que Anne Hathaway y Michelle Williams brillan en sus papeles como las esposas de Ennis y Jack. La película parece estar buscando constantemente lo que no se dice: el romance fue real, pero los sentimientos parecen confundir a todos los involucrados.

3:10 Misión Peligrosa - 89%

Antes de que James Mangold convirtiera a Logan - 93% en una distopía western, hizo otro de un corte más clásico demostrando que entendía el género tan bien como cualquiera. 3:10 Misión Peligrosa, un remake del clásico de la película de 1957 dirigido por Delmer Daves, ambas basadas en una historia corta del gran Elmore Leonard . La película fue protagonizada por Christian Bale como Dan Evans, un vaquero que debido a sus apuros económicos, acepta escolar al proscrito peligroso Ben Wade, interpretado por Russell Crowe, que debe trasladarse de una estación de tren a la prisión. Aunque la historia podría sonar simple, el viaje está lleno de peligros, Bale y Crowe forman una mancuerna que los mantienen vivos, pero la historia se complica. Bale y Crowe son maravillosos y forman un vínculo totalmente creíble, mientras que Ben Foster interpreta al compañero de Wade quien roba escena. Es un clásico de acción western sin lujos, con un gran carácter y una gran cantidad de tiroteos.

El Asesinato de Jesse James por el Cobarde Robert Ford - 76%

Una de las películas más asombrosamente fotografiadas de la década, la película de Andrew Dominik es casi tan detallada y minuciosa como su título. El Asesinato de Jesse James por el Cobarde Robert Ford tiene a Casey Affleck como el cobarde del título que se abre paso en el mundo criminal de Jesse James (Brad Pitt), en busca de aceptación, amistad y una celebración de propio valor. Pero a medida que pasa el tiempo, Ford nunca encuentra lo que está buscando pero sí, el hombre que mató a Jesse James. La película de Dominik dura casi tres horas y es una epopeya western reflexiva e inteligente, y cada fotograma es cortesía del icónico director, Roger Deakins.

Sin Lugar Para los Débiles - 94%

Una historia de amoralidad moderna, un neo-western en molde clásico, Sin Lugar para los Débiles es una película atemporal y el tiempo solo ha solidificado su reclamo de clásica. Basada en una novela policial de Cormac McCarthy , la película es protagonizada por Josh Brolin como Llewelyn Moss, un cazador furtivo que tropieza con una violenta escena de crimen en el desierto. Pero no es un crimen perfecto. Los personajes en esta película están obedeciendo las reglas, pero las propias y no todos las han aceptado. Esta película tiene un tono sombrío que parece recordar que una vez hubo un oeste noble, pero que, probablemente, siempre fue tan sangriento como esta perturbadora película.

Lee también: Las películas más tristes del siglo XXI según la crítica

Petróleo Sangriento - 91%

El oeste americano se construyó sobre sangre, sudor y aceite, Paul Thomas Anderson mezcló esos elementos y creó Petróleo Sangriento, una épica de época que aterriza como un puñetazo en la cara. Daniel Day-Lewis interpreta a un petrolero codicioso cuyos planes para saquear a una ciudad entera de su petróleo es desafiado por un predicador local interpretado por Paul Dano. Pero este “hombre noble” no es un santo, sino que tal vez es tan malvado como nuestro antihéroe.

Petróleo Sangriento, bellamente fotografiada y con una inolvidable banda sonora de Jonny Greenwood, no está interesada en el crimen del oeste americano, sino de las estafas. Anderson adapta libremente una novela de Upton Sinclair y no tiene miedo de acusar al capitalismo y la religión de este descenso a los infiernos. Es amarga, es compleja, es impresionante.

Temple de Acero - 96%

Los hermanos Coen están de regreso en esta lista con un remake de un clásico de Hollywood del mismo título. Temple de Acero es protagonizada por Hailee Steinfeld como una joven cuyo padre es asesinado por un despreciable forajido por lo que contrata a un hombre para matarlo. Ese hombre es Rooster Cogburn, interpretado por Jeff Bridges. Esta película puede darte mucha angustia como las viejas películas westerns, pero también puede conquistar con las bromas más tontas. La película es obviamente un western, pero su estructura es la de una película familiar que subvierte nuestras expectativas sobre el género y la historia que cuenta. Esta versión es una película sangrienta, tonta y peligrosa llena de héroes y villanos que no decepcionan.

Django Sin Cadenas - 87%

El primer western de Quentin Tarantino es una pieza de cine temeraria que utiliza tropos del spaghetti western y del blaxploitation para llevarlos al sur de Estados Unidos. Jamie Foxx interpreta al personaje principal, un esclavo que se convierte en un cazarrecompensas, aprendiz del carismático Christoph Waltz. Cuando se perfeccionan sus habilidades, está listo para rescatar a su esposa, interpretada por Kerry Washington, de las garras viciosas de su sádico “dueño” (Leonardo DiCaprio).

Django sin Cadenas pone el odio, el racismo y la brutal explotación de la época al frente, un fuerte pero importante contraste para que Django desate su venganza. No hay duda de que algunas partes de la película son imperdonablemente horribles y que otras son muy justas. Es un acto de equilibrio increíble, con Waltz y DiCaprio manteniendo los extremos los más fascinantemente posible, y con Jamie Foxx encarnando a uno de los mejores héroes del western.

Revenant: El Renacido - 82%

Uno de los westerns más desgarradores, El Renacido está protagonizada por Leonardo DiCaprio como un trampero llamado Hugh Glass, quien fue mutilado por un oso mientras huía de una incursión violenta del Arikara. Su grupo decide dejarlo cuando piensan que está muerto y, en el proceso, matan a su hijo. Pero, como sugiere el título, nada va a controlar a Hugh, prácticamente se levanta de su tumba y resiste ambientes increíblemente extremos para encontrar a sus traidores y vengarse. Alejandro González Iñárritu ganó un Premio Óscar por su dirección visceral; hermosa fotografía y excelentes actuaciones de DiCaprio y Tom Hardy.

La Balada de Buster Scruggs - 94%

La tercera aparición de los hermanos Coen es este western brillante que demuestra que después de dos exposiciones en el género, los cineastas todavía tienen muchas ideas por explorar en este género. La Balada de Buster Scruggs es una película antológica que cuenta una serie de historias, algunas divertidas y otras tristes sobre vaqueros cantores, ladrones de bancos desafortunados, buscadores solitarios, melancólicos pioneros y pasajeros de carruajes en el viejo oeste. ¿Qué conecta estos extraños relatos? Presta atención al último y podrías encontrar una pista. Esta película no es tan aleatoria como parece y cada uno de sus cuentos gira entorno a un tema específico e ineludible. Incluso se podría argumentar que los cortometrajes representan un microcosmos de la propia obra de los Coen.

También podría interesarte: Las películas más taquilleras del siglo XXI

The Nightingale - 75%

Por lo brutal que es, The Nightingale, dirigida por Jennifer Kent, cuenta la historia de Clare (Aisling Franciosi), una prisionera que pasa por una variedad de torturas por el vil teniente Hawkins (Sam Claflin). Después de The Babadook no debería sorprendernos que Kent sea una maestra para contar historias de traumas emocionales, pero The Nightingale va más allá. El viaje de Clare y Billy (Baykali Ganambarr) es de gran importancia ya que, gradualmente, se dan cuenta de que, a pesar de sus diferencias, cada uno tiene un dolor similar y sufre cosas similares. Granciosi y Ganambarr son actores revelación y Claflin es demasiado plausible como una bestia racista.

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos