Artículos

Razones por las que Guillermo del Toro es tan popular y querido

De fuerza creativa imparable y con un gran corazón, Guillermo del Toro es un cineasta querido por los motivos que compartimos a continuación

Artículos

Razones por las que Guillermo del Toro es tan popular y querido

De fuerza creativa imparable y con un gran corazón, Guillermo del Toro es un cineasta querido por los motivos que compartimos a continuación

POR María Belén Izurieta Barreto -

Que muchos prefieran llamarlo “el buen Guillermo del Toro” es un claro indicador de lo popular y querido que es el director de cine de origen mexicano. Con una interesante carrera que empezó antes de los 30 años, primero haciendo cortometrajes y luego estrenándose como director con su ópera prima Cronos - 89%, se ganó un espacio en la industria del cine que nadie se atrevería a reemplazar. Es famoso por contar historias de fantasía y terror y por su fascinación hacia los monstruos, siendo capaz de encontrar belleza en ellos al contrario de lo que otros verían como grotesco o aterrador.

No te lo pierdas: Guillermo del Toro recibe su estrella en el Paseo de la Fama y pide no creer discursos anti migrantes

Pero también ha sabido ganarse al público gracias a la simpatía que transmite y su carisma, que lo hacen accesible a la vista de propios y extraños. No solo su gran talento e ingenio ha hecho que se gane el corazón de muchos, sino que su lado más altruista lo hace más único de lo que parece, y a eso se suma el hecho de que está orgulloso de ser mexicano y cada vez que puede lo demuestra.

Siempre está con un proyecto nuevo, ayudando al que más lo necesita, o escribiendo en Twitter sobre sus películas favoritas. Es difícil no admirar/amar a Guillermo del Toro y por eso revisaremos algunas de las razones que lo hacen tan especial.

Está orgulloso de ser mexicano

Del Toro es reconocido como un ícono mexicano tanto dentro de su país como fuera de él. Razones sobran para darnos cuenta que siempre lleva el nombre de su país de origen en alto. Ha representado a México en varias ocasiones en los premios Óscar, los reconocimientos más importantes en el mundo del cine, y la última ocasión que lo hizo se robó la noche (y todos los premios) gracias a La Forma Del Agua - 92%, una película romántica y de fantasía que cuenta la historia del romance entre una joven empleada de un laboratorio gubernamental y un anfibio de aspecto humanoide. Además, en el discurso aprovechó para resaltar el trabajo de los inmigrantes mexicanos en Estados Unidos y cuando tiene la oportunidad responde en entrevistas con la frase “porque soy mexicano”. Otro de sus logros fue inmortalizar su nombre en el Paseo de la Fama, donde develó su estrella acompañado de la bandera de México y celebró ser mexicano e inmigrante.

Guillermo del Toro ya no está interesado en hacer películas basadas en cómics debido a Marvel

Su fascinación por los monstruos y su reconocible estilo

¿De dónde viene su pasión por los monstruos? Hay varias hipótesis, pero la verdadera razón la contó en una ocasión a la BBC y se debe a un pacto que realizó cuando era niño. El director contó que a temprana edad siempre soñaba que estaba despierto y que en esos momentos veía monstruos. En uno de esos sueños acordó que siempre escribiría de ellos con la condición de que lo dejaran tranquilo. En sus propias palabras “les pedí permiso de ir al baño porque estaba muy asustado y no quería orinarme”. A partir de ahí se convirtieron en sus aliados y desde entonces no los ha olvidado; para muestra solo hay que volver a ver El Laberinto del Fauno - 95%, El Espinazo del Diablo - 92% o La Cumbre Escarlata - 71%, por citar algunos ejemplos. Además, a estas alturas es fácil distinguir una película de del Toro gracias a su fuerza creativa imparable y un estilo visual y narrativo que lo ha hecho mundialmente famoso.

Lucha para cumplir sus sueños

Cronos - 89% es una película de gran valor para el cineasta porque fue el primer largometraje que realizó en su carrera tras haber trabajado en varios cortometrajes. Del Toro siempre tuvo claro a qué quería dedicarse y cuando supo que la producción costaría alrededor de US$2 millones no dudó en hipotecar su casa para poder pagarla, ya que por la temática no pudo asegurar su financiamiento y distribución. Ahora se encuentra trabajando en una versión oscura de Pinocho para Netflix, que finalmente estrenará luego de haber pasado 10 años tratando de concretar el proyecto.

No teme mostrar su niño interior

Cuando era niño se quedaba fascinado mirando en la pantalla del televisor cómo unas bestias gigantes, conocidas como kaijus, se peleaban en las películas de animación japonesas. Su debilidad por esas criaturas y ese estilo de producciones solo creció con el paso del tiempo hasta que pudo trasladar su creación a la pantalla grande, con su característico enfoque, dando como resultado una historia de enormes alienígenas que invaden la Tierra y robots gigantes comandados por pilotos que conocemos como Titanes del Pacífico - 71%.

Siempre está dispuesto a ayudar a los demás y usa su influencia si es necesario

No cabe duda que Guillermo del Toro parece ser la mejor persona del mundo y su gran corazón lo demuestra. Se ofreció a cubrir los boletos de avión de todo un equipo de Olimpiadas Matemáticas a Sudáfrica, salvó al equipo de Hockey Femenil que no tuvo el apoyo de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) para su participación en un torneo en Japón, ha concedido becas de animación y hará lo mismo con jóvenes que quieren estudiar cine. También usa su influencia a través de Twitter, donde apoya a sus seguidores que siempre acuden a él, ya sea con donaciones o retuits que dan mayor visibilidad a las buenas causas.

Continúa leyendo: Guillermo del Toro: "no soy fanático de los superhéroes"

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos