Artículos

Gauguin: Viaje a Tahití | Top de críticas, reseñas y calificaciones

Ni su cuidada manufactura visual, mucho menos la esmerada actuación de Vincent Cassel en el rol protagónico con su interpretación de Paul Gauguin, consiguen rescatar a Gauguin: Viaje a Tahití de las críticas negativas

Basta con observar el tráiler de Gauguin: Viaje a Tahití - 39% para descubrir la belleza visual que su director, Edouard Deluc, imprimió en ella, así como la comprometida actuación de Vincent Cassel en su interpretación de Paul Gauguin. No obstante, sus méritos no llegan a más gracias a un guión que no hace más que redundar en muchos de los aspectos ya conocidos del famoso pintor francés.

Podría interesarte: Van Gogh en la Puerta de la Eternidad | La eternidad capturada en un cuadro

En esta visión fílmica del pintor pos timpresionista, Edouard Deluc nos hace partícipes de un momento determinante en la vida del pintor francés: aquel en el cual, cansado de la civilizada Europa (de sus normas y códigos morales), decide buscar su fuente de inspiración en los agrestes terrenos selváticos de Tahití. Además de lograr su objetivo, en aquel paraíso conocerá también la pobreza, la soledad y a Tehura (Tuheï Adams), una nativa que plasmará en muchas de sus obras y por quien desarrollará un amor profundo.

Su lentitud narrativa es uno más de los apartados responsables de conseguir su elevado número de críticas negativas. Cabe precisar que aun cuando el filme no carece de momentos altos, estos son notablemente desaprovechados, con lo cual su incapacidad de mantener la atención de sus espectadores resulta igualmente notable, no obstante la destacada actuación de Cassel.

Lee también: Sin Dejar Huellas | Top de críticas, reseñas y calificaciones

Posicionada como un filme bastante irregular, Gauguin: Viaje a Tahití, resulta una oportunidad desaprovechada de retratar este interesante pasaje en la vida de un artista que sólo conseguiría el reconocimiento hasta después de su muerte.

Ni su cuidada manufactura visual, mucho menos la esmerada actuación de Vincent Cassel en el rol protagónico con su interpretación de Paul Gauguin, consiguen rescatar a Gauguin: Viaje a Tahití - 39% de las críticas negativas. Lenta, cansada e incapaz de mantener la atención de sus espectadores, son algunos de los adjetivos puestos a un filme que no consigue alejarse lo suficiente de la figura mítica del famoso pintor francés.

En seguida compartimos unas cuantas opiniones surgidas en torno a este filme:

Rex Reed de Observer señala:

La película tiene una hermosa cinematografía y picos ocasionales de alto dramatismo, pero carece del tipo de tempo significativo necesario para mantener el interés suficiente del espectador durante casi dos horas.

Carlos Gomez Iniesta de SensaCine argumenta:

… encontramos una falta de pericia en el texto y la dirección que deja la sensación de tener poca idea de hacia dónde quería llevar esta historia.

En cambio, para Simon Abrams de Village Voice:

El carisma de Vincent Cassel salva a Gauguin: Viaje a Tahití.

Peter Rainer de Christian Science Monitor resalta:

Se trata de una película sobre Gauguin que, al final, trata menos de su arte que de su voraz sensibilidad, de su deseo de abrirse paso hacia una nueva forma de ver.

Ben Kinigsberg del New York Times considera:

Contento de ser otro biopic de un gran hombre, la película preferiría desinfectar que probar.

Vicky Roach de Daily Telegraph (Australia) comenta:

A pesar de la comprometida actuación de Cassell, Gauguin realmente no añade mucho (o resta) a un mito ya de por sí desgastado.

En tanto que, Matthew Roe de Under the Radar escribe:

Gauguin: Viaje a Tahití es una experiencia emocional mixta que sobresale mucho en algunas áreas, aunque en última instancia no llega tan lejos como debería.

Gary Goldstein de Los Angeles Times destaca:

El conmovedor retrato de Vincent Cassel propulsa la vívida Gauguin: Viaje a Tahití.

Para Maximiliano Curcio de Cinescondite:

La cuidada fotografía y la música son rubros técnicos inmejorables que colaboran a ambientar la historia, mediante secuencias que parecen auténticos cuadros.

Y en cambio, para CJ Johnson de ABC Radio (Australia):

El guión debe haber tenido mucho espacio en blanco. Esta es una película realmente aburrida en la que casi no pasa nada.

También podría interesarte: Pintar una película: Loving Vincent y sus 65,000 cuadros

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos