Artículos

Películas de horror que trastornaron a sus actores

El cine de terror no solo causa estragos en el público que disfruta ser asustado, sino que también le ha pasado factura a algunos actores involucrados en el género. En este artículo mencionamos los casos más horripilantes dentro de la industria

¿Alguna vez te preguntaste si en realidad hay algo aterrador en el proceso de filmación de una película de terror? Este género en el ámbito cinematográfico se caracteriza por su interés de provocar en el espectador sensaciones de miedo, disgusto, incomodidad, repugnancia y preocupación. Mientras que algunas películas solo buscan cumplir con la cuota de sustos, otras usan el género para llevar a la pantalla grande temas de importancia disfrazados como para solo tener que lanzarlas al público en forma de metáforas.

No te lo pierdas: Remake de Child's Play presenta su primer tráiler

En cuanto a los actores, la mayoría logra desligar su vida personal de la profesional y hay quienes afirman que la experiencia de actuar en una cinta de este género fue algo divertido y que volverían a intentar; los recuerdos que guardan de la filmación son para nada espeluznantes. Sin embargo, no podemos decir que todos han tenido grandes experiencias de sus participaciones en estas cintas y algunos sí pasaron por un verdadero infierno, durante y después de su trabajo, que todavía les ha dejado pesadillas.

A rasgos generales, no debe ser fácil para el equipo que realiza la película pasar meses de rodaje en una de estas producciones, sobre todo si incluye la presencia de terroríficas criaturas o personas enmascaradas cargando sierras eléctricas. Sin duda, son muchas las anécdotas que quedan luego de la filmación de una aterradora historia y, aunque pueda parecer un invento, son situaciones reales que llevaron a algunos de estos intérpretes a nunca volver a trabajar en una de estas cintas.

Varios clásicos de terror han sido víctimas de “maldiciones” durante el proceso de realización y uno de los más famosos es la maldición de la película Juegos Diabólicos - 88%. Hubo un total de cuatro muertes en la trilogía: Heather O'Rourke -que interpretó a Carol Anne en la saga- a los doce años, Dominique Dunne -que dio vida a Dana, la hermana mayor- fue estrangulada por su pareja, Julian Beck -personificó al Reverendo Kane y murió de cáncer durante el rodaje- y por último Will Sampson, por complicaciones en un transplante.

Te puede interesar: Remake de Cementerio de Mascotas presenta nuevo y escalofriante tráiler

Aunque no todas las películas estuvieron malditas, sí hay varias anécdotas en cuanto a los actores que las protagonizaron. Así pasó con Ryan Reynolds en el rodaje de Terror en Amityville - 23%, que confirmó la fama de la historia del hombre que asesinó a su familia por orden de Satanás, que había también metido en extrañas situaciones a James Brolin en la película de 1979 El Horror de Amityville - 24%. A continuación, compartimos los casos reales de diez actores que tuvieron que vivir situaciones extrañas durante el rodaje de películas de terror:

Bill Skarsgård – Eso

Capturar la esencia de las obras de Stephen King es algo en lo que no todas las producciones salen bien paradas, y si se trata de interpretar al malvado payaso Pennywise la tarea es aún más difícil, sobre todo cuando se tiene la versión del gran Tim Curry que continúa aterrando a generación tras generación. En It (Eso) - 85%, se sabe que Bill Skarsgård ha aterrado por completo a sus compañeros de reparto, él mismo contó a Entertainment Weekly que pasar tiempo en el personaje es como una relación destructiva que lo había llevado a tener extraños y vívidos sueños con el payaso, además de que las personas cercanas a él le temían.

Kyle Richards – Halloween

Antes de convertirse en una estrella de TV, Kyle Richards fue la niña actriz del clásico del género Halloween - 94% del cineasta John Carpenter. Luego de su participación en la película quedó con tal trauma que durmió acompañada de su madre cada noche hasta que cumplió quince años. Luego de eso no volvió a aparecer en una película de terror y es entendible, debió creer que alguien aparecería debajo de su cama o detrás de la puerta de su habitación cada noche durante esos años.

Tippi Hedren – Los Pájaros

Mientras Tippi Hedren trabajó en Los Pájaros sufrió de abusos de varias clases, algunos obsesivos y otros de índole sexual. Uno de los más sonados fue cuando el director Alfred Hitchcock le mintió sobre el uso de pájaros reales para las escenas; él le había jurado que sólo se usarían aves mecánicas construidas específicamente para la película, pero para su sorpresa más de una era real y sí, estaban tan locas como en el metraje final. Hedren terminó con numerosas heridas además de los sustos por esa experiencia.

Maika Monroe – Está Detrás de Ti

Está Detrás de Ti - 97%, la película del director y guionista David Robert Mitchell, fue aclamada por la crítica por su innovadora historia que sigue a un grupo de adolescentes perseguidos por una maldición que se contagia como enfermedad de transmisión sexual, siendo el sexo la forma de liberarse de ella para que pase a perseguir a otra persona. Maika Monroe se sintió atraída hacia la historia por ser diferente, pero no esperaba el cansancio físico y mental luego del rodaje, además que considera que cada día en el set era extremadamente difícil por todo lo que debía llorar, gritar y correr. No sin antes recordar las extrañas locaciones que le traían malas vibras; algo que difícilmente buscará repetir.

Janet Leigh – Psycho

La clásica escena de la mujer apuñalada en la ducha es una de las más recordadas de la filmografía de Alfred Hitchcock y de la historia del cine. Asusta ver cómo una mujer es perseguida hasta ser víctima de un hombre con desórdenes mentales y ciertamente la actriz Janet Leigh nunca fue la misma luego de trabajar en Psicosis - 96%. Ella quedó traumatizada luego de filmar esa escena y trataba de tomar una ducha solamente cuando era necesario, pero prefería las tinas. Seguramente no fue la única que quedó afectada por esta película.

Gregory Peck – La Profecía

La Profecía - 86% es otra de esas cintas de terror consideradas malditas. El actor Gregory Peck que interpretaría a un atormentado padre se llevó una gran tajada de la mala suerte de este proyecto: su hijo se suicidó dos meses antes de que empezara la producción y el avión donde viajaba fue alcanzado por un rayo. Así mismo, el vuelo que iba a tomar con destino a Israel se estrelló durante el trayecto y todos los pasajeros murieron. Peck se salvó porque había cancelado el viaje.

Jodie Foster – El Silencio de los Inocentes

No fuimos los únicos que nos sentimos incómodos al tener que ver a Anthony Hopkins haciendo de un brillante asesino en serie. Su interpretación como Hannibal Lecter le valió un premio Óscar y resultó muy intimidante para la actriz Jodie Foster, que prácticamente le huía. Durante una lectura de guion, mucho antes de empezar la película, Hopkins y Foster se habían reunido para repasar las líneas, pero ella se asustó tanto que no le habló al actor más allá de cuando las cámaras estaban encendidas. Nunca mantuvieron una conversación real hasta después de terminada la película.

Ryan Reynolds – Terror en Amityville

James Brolin no fue el único que la pasó mal durante el rodaje de El Horror de Amityville, puesto que en el remake de 2005 también pasaron cosas extrañas que probablemente Ryan Reynolds aún recuerde. Para comenzar, el equipo de producción había encontrado el cadáver de un pescador en la ribera de la locación, pero el actor canadiense contó a MovieWeb que durante el rodaje él se despertaba todos los días a las 3:15 de la mañana, que era la hora en la que habían sucedido los ataques en la casa. Según él, lo recuerda como algo del subconsciente: “estaba leyendo el guión y de repente había despertado a las 3:15”.

Amanda Wyss – Pesadilla en la Calle del Infierno

Una de las icónicas cintas de Wes Craven, Pesadilla en la Calle del Infierno - 94%, aún es la pesadilla de muchas generaciones debido al horroroso Freddy Kruger y sus inesperadas apariciones. La escena de la muerte de Tina Gray (Amanda Wyss) es algo que la actriz nunca olvidará, y afirma que grabar la escena del inicio fue una pesadilla para ella por varios motivos. La escena fue filmada en una prisión cuyo ambiente se sentía lleno de malas vibras, pero lo que la aterraba era el momento en el que Robert Englund iba tras ella, porque el actor lo hacía de una forma diferente en cada toma que se grababa. Wyss asegura que durante la muerte de su personaje, al menos el 75% del terror que siente -y se muestra- fue real.

Shelley Duvall – El Resplandor

Stanley Kubrick destrozó por completo a la actriz Shelley Duvall. El rodaje de El Resplandor - 92% se convirtió en una verdadera pesadilla para ella, pues el trato que le daba el director era pésimo y se dice que prohibió al resto del reparto y equipo simpatizar con ella cuando debía dedicarle todo su tiempo a la cinta. Duvall afirma que debido al estrés se enfermó varias veces y que Kubrick le exigía más y más; considera ese rol como el más difícil de su carrera. La película se filmó en orden cronológico, por lo que para el final se puede apreciar el verdadero cansancio de la actriz.

Continúa leyendo: The Curse of La Llorona presenta nuevo tráiler

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos