Artículos

Cómo crear villanos memorables según Tom Hardy

Especialista en interpretar a villanos memorables, Tom Hardy ha aprovechado diversos espacios para compartir sus secretos durante la creación de sus personajes

Desde 2001, Tom Hardy se ha convertido en uno de los actores esenciales de su generación y uno de los especialistas en interpretar a villanos memorables. Actor polifacético, gran parte de su carrera la ha dedicado a explorar las diferentes capas de la maldad a través de personajes atormentados en trabajos introspectivos como Locke - 91% o La Entrega - 89% o bien, obras más explosivas y grandilocuentes como Mad Max: Furia En El Camino - 97% o El Caballero de la Noche Asciende - 87%. Cierto es que sus villanos lo preceden, sin embargo, el actor británico también ha dado vida a personajes humanos con grandes ambigüedades como ocurrió en Crímenes Ocultos - 26%, Leyenda: La Profesión de la Violencia - 61% o Dunkerque - 92%.

Podría interesarte: Tom Hardy: sus mejores películas según la crítica

Al margen de su predilección por interpretar personajes no heroicos, Hardy se ha librado del encasillamiento lo cual reafirma su técnica actoral ya que, dicho sea de paso, no hay rol con el que el antagonista de Revenant: El Renacido - 82% no haya provocado una fuerte impresión en el público. Ahora que Tom Hardy llega nuevamente a la gran pantalla con Venom - 35%, resulta ser un buen momento para acercarnos justamente a eso, a la técnica que ha conformado su estilo y que el actor ha compartido en diversas entrevistas (Vulture / Entertainment Tonight). En seguida dejamos algunos de los consejos de actuación de este sorprende actor.

1. El placer de interpretar villanos

A lo largo de su carrera, el nominado al Óscar por Revenant: El Renacido - 82% ha dado vida a una variedad de personajes que podrían tener como denominador común una tendencia a la maldad. De acuerdo con las declaraciones de Hardy, ser el villano no es algo que se haya propuesto de forma premeditada, sino que se debe a que los roles de “chicos malos” le son más atractivos ya que le han permitido llegar a cotas dramáticas profundas:

El atractivo que encuentro al momento de interpretar a villanos, tipos malos o como quieras llamarles, es que, a menudo, hay muchos más elementos en el camino de las sutilezas, complejidades y paradojas de la condición humana con los que puedes jugar que los que existen con un personaje recto.

Lee también: Venom | Por qué no es tan mala como dicen

El villano es más activo en escena

El protagonista de El Prisionero Más Peligroso - 76% continúo su exposición comentando:

Las cosas les pasan a ellos. Hay una característica en la narración de los relatos que consiste en que se presenta al personaje como un lienzo en blanco sometido a muchos estímulos y, simplemente, se sigue ese lienzo en blanco a través de varias salas donde nos encontramos con personajes realmente interesantes. Pero si tienes a tu protagonista enfrascado en la ambigüedad e hipocresía, así como en la paradoja atroz de la verdadera injusticia, combinada con una nobleza innata, bueno, eso es más interesante de ver.

2. Crea una imagen física memorable para tus personajes

Tom Hardy comentó en la entrevista con Vulture que una parte fundamental durante la construcción de sus personajes consiste en diseñarles una imagen física memorable, es decir, que el aspecto deje una impresión duradera entre los espectadores:

Uno tiene que pensar en una silueta, ¿sabes? Por ejemplo, si estoy interpretando a Elton John, tú sabes cómo se ve, lo mismo a Al Capone, sabes cómo se veía. Pero, ¿qué hay de los personajes que se construyen desde cero, de quienes no sabemos cómo se ven? También tienes que diseñarles una imagen memorable.

No lo dejes pasar: Tom Hardy ha considerado retirarse de la actuación

3. Encuentra un factor que dé identidad a tu personaje más allá del aspecto físico

Además del aspecto físico y psicológico, para Tom Hardy un personaje también necesita una cualidad intangible que lo identifique, algo que irradie su procedencia o características particulares:

Cuando estaba en la escuela me dijeron: ‘Tom, cuando interpretes a un príncipe o a un rey, quiero ver a un rey caminando en el escenario antes de que incluso abras la boca. ¿Cómo se tiene que ver eso?’ ¿Lo haces, literalmente, con un disfraz o con la interpretación corporal? ¿Cómo ves inmediatamente al rey? ¿Con corona? ¿Con batas? Tengo que encontrar un factor de identidad, una figura que de inmediato irradie algo para mí. Recuerda, no necesariamente se sabrá que es un rey por su ropa. Puedes andar con el atuendo de un desamparado sin hogar, pero hay algo en ellos que irradia nobleza, algo que hace pensar: ‘esta persona es un rey’.

4. Utiliza tu experiencia de vida para intensificar las emociones del personaje

En cuanto a la construcción psicológica, Tom Hardy ha expresado que para lograr que un personaje se sienta real es fundamental tratarlo como tal, es decir, un ser vivo a quien le aportarás tus experiencias de vida:

Sea cual sea el personaje que interpretes recuerda que siempre está haciendo algo. No sólo habla: está vivo, dirigiéndose a una trama en la que pasará por algún tipo de experiencia humana dramática. Palabras claves: vivo y experiencia. Es tu trabajo traerlos a la realidad. Cualquier cosa que hagas en el escenario o frenta a la cámara tiene una relación directa con algo que ya has experimentado de una forma u otra en la vida real. Utiliza tu imaginación para intensificar o reducir esa sensación.

También podría interesarte: Venom: filtran la primera escena post-créditos y es increíble

5. Escucha los consejos de tus allegados o familiares

El actor comentó que para dar vida al villano/antihéroe de los cómics Eddie Brock/Venom en la película Venom - 35%, escuchó los consejos que le dio su hijo Louis. Hardy reveló en una entrevista para Entertainment Tonight que sin esa guía su personaje no había sido el mismo:

La verdad es que [mi hijo] ha estado situado en el asiento del conductor durante buena parte de este viaje y le he estado utilizando como mi experto personal en antología y mitología sobre el personaje. (…) Me decía con total sinceridad lo que estaba haciendo mal, y créeme que al principio cometía más fallos que cosas hacía bien. Para mí ha sido toda una ventaja eso de que los niños sean profundamente honestos.

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos