Artículos

Locamente Millonarios | El amor está en chino

Más que un ejercicio en diversidad, la cinta consigue contar un romance tan conmovedor como divertido

Luego del éxito de Pantera Negra - 90% y los más de US$150 millones de dólares que Locamente Millonarios - 93% ha conseguido en Estados Unidos, este año ha probado que la diversidad rinde frutos cuando se conjuga en una verdadera exploración cultural más que el cumplimiento de una cuota. Y ese es el secreto de esta comedia romántica, con un elenco completamente asiático, que estrena en cartelera esta semana.

No te pierdas: Pantera Negra | top de críticas, reseñas y calificaciones

Dirigida por Jon M. Chu, Locamente Millonarios sigue la historia de Rachel Chu (Constance Wu), una profesora de economía que finalmente viaja a Singapur para conocer a la familia de Nick (Henry Golding), su novio. Antes de llegar, él le revela que es el heredero de un imperio hotelero chino y que proviene de una de las familias más acaudaladas de Asia. Al aterrizar deberá enfrentarse a la feroz madre de su pareja (Michelle Yeoh) e impresionar a su abuela para ganarse su respeto y encontrar un lugar entre ellos.

La cinta, aunque tiene algunos detalles, es un gran ejemplo de cómo se puede hacer una comedia que explore una cultura diferente sin recurrir a los estereotipos que suele existir en el cine de occidente sobre la gente de origen asiático. Todo sin perder de vista que en el centro de la cinta es una historia de amor que honra la identidad propia sin dejar a un lado el legado del que somos parte.

Fuera de ciertos arcos argumentales que tienen un conclusión un poco apresurada, Locamente Millonarios - 93%, ve en su guión su mejor virtud. El libreto se preocupa por darle al papel de Wu, su protagonista, un verdadero desarrollo que continuamente pone a prueba su relación con los que la rodean. Las situaciones que la ponen en conflicto con la mamá de su novio son tan efectivas que es fácil sentirse identificado con ella.

Esas secuencias no serían tan efectivas si no fuera por la implacable actuación de Yeoh, quien viste la frialdad de su personaje de una forma tan convincente que es fácil entender porque el resto de la familia le teme. La tensión entre su personaje y la protagonista inviste emoción al filme. Junto a la revelación final, que no les contaremos, estos elementos le dan un poco más de complejidad a la que, sin ellos, sería simplemente otra comedia de bodas.

Te recomendamos: La industria de cine asiático y los escándalos de acoso sexual ocultos

Esto no quiere decir que no haya diversión. La perspectiva de Rachel, una estadounidense de ascendencia china, al adentrarse en las tradiciones de su propia cultura y el choque entre la clase media y la familia millonaria consiguen varios momentos divertidos. Tanto el diseño de producción como las tradiciones asiáticas que se muestran en el filme se convierten en una celebración de la cultura de ese país, incluso pese a que sigue partiendo de una visión muy occidental de una historia más moderna que clásica.

Locamente Millonarios - 93% es esa rara comedia romántica que de hecho se preocupa por hacer de su romance, y de sus personajes, algo entrañable. El relato de Nick y Rachel se siente como un romance que homenajea la tradición de la cultura asiática al mismo tiempo que trata de conciliarla con el retrato de la vida moderna de su protagonista. El amor podrá no ser nada sencillo, mucho menos cuando hay diferencias culturales y de clase social, pero cuando se trata con respeto y cuidado el resultado es una película tan conmovedora como divertida.

Continúa leyendo: Cine de terror asiático que debes conocer

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos