Artículos

Películas de anime que se merecían una nominación al Óscar

La gran fiesta del cine en Hollywood es conocida por ignorar propuestas de cierto corte y estilo

Un votante anónimo, miembro de la Academia de Artes Cinematográficas de Hollywood reveló recientemente algo que no debería sorprender a nadie: las votaciones del Óscar de este año (y otros años) están regidas por la corrección política, la holgazanería y el voto fácil y seguro. Se busca premiar no a lo mejor del séptimo arte, sino a cintas que cubran cuotas políticas de diversidad, que hagan ver a la academia como lo que no es: un verdadero recinto dedicado a promover el arte cinematográfico en todas sus facetas. A pesar de repetir una y otra vez la palabra diversidad, ésta brilla por su ausencia en la variedad de historias de las cintas nominadas. Se trata entonces de ser artificialmente “correctos” al nominar cintas basadas en la raza o sexo de los realizadores y no en sus logros. Esto es un insulto para dichos cineastas, porque ni Jordan Peele ni Greta Gerwig necesitan ayuda o favores para sobresalir.

Lee también: Jordan Peele: Consejos para jóvenes cineastas

Cuando se trata de nominar cintas en categorías como mejor largometraje extranjero o mejor largometraje animado lo predecible también impera. En este último rubro hay claras omisiones e inclusiones sumamente cuestionables. Se ha señalado que la animación japonesa en particular (descrita como “monos chinos que a nadie le importan” por otro miembro anónimo de la academia) no destaca en este rubro, salvo que sea alguna cinta de Hayao Miyazaki o el estudio Ghibli. A continuación, algunas cintas de anime que debieron recibir un reconocimiento para la cada vez menos creíble Academia del Óscar.

Lee también: Películas de anime amadas por la crítica

Tu Nombre - 98%

En este caso no habría que explicar demasiado: la película de anime más exitosa en la historia de Japón y un éxito a nivel mundial tanto de crítica como de taquilla. La historia de una chica y un chico que intercambian cuerpos cautivó a las audiencias de todo el mundo debido a su azucarada pero sincera historia de amor marcado por el destino, ese amor mágico que todo mundo sueña en algún momento. Nada de esto motivó a la academia a nominar a la cinta en la categoría de largometraje animado. Una omisión grosera y cínica de parte de Hollywood.

Ernesto Diezmartínez, Cine Vertigo:

Inicia como hilarante pero convencional comedia adolescente para transformarse, poco a poco, en algo mucho más imprevisible e inteligente.

En Este Rincón del Mundo - 98%

La misma academia que prefirió nominar a Un Jefe en Pañales - 52% para el Óscar de este año no tuvo problema en ignorar a este emotivo drama anti-bélico. La historia de una joven y la familia de su esposo durante los ataques de los aliados en la Segunda Guerra Mundial logra el difícil arte de balancear el lúgubre escenario de la guerra con escenas llenas de humanidad y calidez. Una vez más, el Óscar demostró lo increíblemente miope que puede ser a la hora de evaluar el cine que se hace en el resto del mundo.

Shane Slater, AwardsCircuit.com:

El subyacente optimismo de la historia y su discreta protagonista te dejarán inspirado y profundamente conmovido.

Una Voz Silenciosa - 91%

Otro caso reciente de una laureada cinta animada de Japón fue el de Una Voz Silenciosa, cinta que gira en torno al espinoso tema del bullying y la discriminación a personas con capacidades diferentes. La historia en cuestión busca explorar ambos lados de la ecuación con tacto y humanidad. Suena a algo que le podría interesar al Óscar y sin embargo ese no fue el caso. Una raya más al tigre de la apatía de Hollywood hacia la animación nipona.

Alex Osborn, IGN Movies:

El brillante ritmo de la película y su narrativa realizada de manera experta ofrecen una historia de empoderamiento que se quedará contigo después de que salgan los créditos.

Tokyo Godfathers - Héroes al rescate - 89%

A pesar de lo breve de su trayectoria, con tan solo cuatro largometrajes, Satoshi Kon se convirtió en un referente obligado en la historia de la animación japonesa. Sus historias buscaron explorar la complicada naturaleza humana desde distintos ángulos y en varios géneros. Este drama, inspirado en un western de los 40 protagonizado por John Wayne y Pedro Armendáriz, es por igual conmovedor que crudo. La academia no es muy tolerante de historias con tintes demasiado oscuros, así que a pesar del tono optimista eso podría explicar por qué la historia de tres vagabundos que salvan a un bebé no logró ser nominada.

J. R. Jones, Chicago Reader:

El animador japonés Satoshi Kon tiene un sentido sorprendente de la composición, pero estoy más impresionado por sus habilidades narrativas.

La Chica que Saltaba a Través del Tiempo - 87%

Mamoru Hosoda es uno de los realizadores más importantes en el ámbito de la animación contemporánea y sin embargo la academia lo ha ignorado una y otra vez. Este largometraje comparte mucho de su ADN con Tu Nombre, una cálida y dulce historia en la que una joven tendrá que aprender a hacer lo correcto en la vida.

Ty Burr, Boston Globe:

Su ritmo contemplativo y sus increíbles imágenes hacen de la cinta una experiencia única.

Lee también: Las mejores películas de anime de 2017

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos