Noticias

Manifestantes católicos protestan contra Benedetta por escenas lésbicas entre monjas

La nueva cinta de Paul Verhoeven sobre una monja lesbiana sigue causando controversia entre el público

Paul Verhoeven no es ajeno a la controversia. Con Bajos Instintos - 54% cambió la carrera de Sharon Stone para siempre, y actualizó lo que significaba ser una femme fatale en el cine, mientras que con Elle: Abuso y Seducción - 90% tocó el tema de la violación de una manera muy peculiar que sólo podía interpretarse bien con alguien como Isabelle Huppert al frente. El director está acostumbrado, y disfruta mucho, contar historias que pongan a prueba la moral del público. En ese sentido, su obra es vista desde los extremos; ya sea como alguien que gusta de provocar sólo porque puede o ya sea que se le perciba como un narrador que obliga a la audiencia a enfrentar su propia hipocresía.

Sigue leyendo: Cannes 2021: Benedetta, de Paul Verhoeven, genera controversia por sexo lésbico entre monjas

Durante la más reciente edición de Cannes, Verhoeven estrenó Benedetta - 85%, una película basada en el libro Immodest Acts de Judith C. Brown. Un Festival de ese calibre siempre recibe este tipo de cintas aunque provoquen escándalo, y eso es justamente lo que sucedió. La crítica especializada la reseñó con calificaciones más o menos buenas, pero la audiencia fue la que enloqueció por mostrar escenas de sexo lésbico entre dos monjas. En su momento, el director comentó sobre cómo le sorprende a él que la gente siga reaccionando mal ante ese tipo de historias.

Más allá de la homofobia, que por desgracia todavía está lejos de desaparecer, la mezcla con el mundo religioso es lo que verdaderamente hace de Benedetta un blanco fácil para los conservadores. Según IndieWire, manifestantes se reunieron para boicotear el estreno de la película protagonizada por Virginie Efira. Esto sucedió en el Licoln Center donde se está llevando a cabo el Festival de Cine de Nueva York y algunos asistentes acudieron a Twitter con imágenes:

Manifestantes católicos altamente ofendidos por las monjas lesbianas en Benedetta y llevaron su protesta afuera del Festival de Nueva York y es mmm muy loco.
Un montón de loquillos protestando contra Benedetta afuera del Alice Tully Hall. Compré mi boleto en cuanto escuché que es una película de monjas sexy. No puedo esperar.

Con pancartas pidiendo “El fin de la Blasfemia” y cuestionando “¿Por qué los interminables insultos contra Jesús?”, el grupo de inconformes también se acompañó de tambores y gaitas para llamar la atención. Paul Verhoeven confirmó a IndieWire que no se trataba de un truco publicitario y ahora se sabe que los protestantes forman parte de un grupo llamado America Needs Fatima que busca promover tradiciones conservadoras como la familia heterosexual clásica.

También te puede interesar: Instagram se disculpa por censurar el póster de Madres Paralelas, la nueva cinta de Pedro Almodóvar

La misma fuente también revela que el grupo comenzó a rezar y a cantar Aves Marías utilizando megáfonos en la que es la primera protesta de corte religioso en el Festival de Cine de Nueva York desde el estreno de Dogma - 67%, dirigida por Kevin Smith, en 1999. Poco antes del estreno, mientras todos estaban en la sala esperando, Dennis Lim (programador del evento) preguntó al público cuántos eran católicos y agradeció la protesta:

Verhoeven no provoca sin un propósito.

Aunque ni el director ni el elenco pudieron estar presentes para el estreno, el guionista David Birke sí, y aprovechó para aclarar que la historia de Benedetta no es una ficción inventada para llamar la atención a lo tonto. La escritora Judith C. Brown es una historiadora que se especializa en analizar la sexualidad y que se tomó mucho tiempo para descubrir y develar este hecho para su libro que fue adaptado por Birke y Verhoeven. Benedetta Carlini en verdad existió y hay archivos sobre su paso por el convento, sus supuestas visiones demoniacas, su relación con otra monja y su eventual juicio.

Desde su estreno, la película ha generado debates sobre si el director se aprovecha de una historia real para mostrar escenas de sexo explícitas o si en verdad se trata de una realidad que vale la pena contar sin censura. Cuando hablamos de religión no es raro que el público se asuste, pues se trata de una moral que les permite dar la cara al mundo, y percibirla tan frágil llega a ser incómodo y aterrador para ellos. Por otra parte está el tema del feminismo y la liberación sexual. Aunque este tipo de historias merecen ser contadas, es cierto que parece existir actualmente una obsesión por mostrar romances lésbicos en cintas de época, y muchos grupos feministas consideran que realmente son sólo una excusa para mostrarlas como objeto de deseo, no muy diferente a las cintas pornográficas. Sea como sea, Benedetta está llamando la atención y eso es todo lo que necesita para que el público se decida a verla.

No te vayas sin leer: Johnny Depp: nadie está a salvo de la injusta cultura de la cancelación

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos