Noticias

James Gunn explica por qué prefiere no hablar sobre las películas que no le gustan

El cineasta recordó cuando un colega le hizo una “crítica constructiva” sobre su trabajo sin que él se lo haya pedido, lo que lo motivó a no criticar el trabajo de sus compañeros

Hoy en día la popularidad de James Gunn está por los cielos gracias al camino que ha establecido en el cine de superhéroes tanto en Marvel como en DC con las películas de Guardianes de la Galaxia - 91% y El escuadrón suicida , sin olvidar su paso como escritor y director de cintas de terror (Criaturas Rastreras - 86%). Pero más allá de ser reconocido y formar parte de grandes franquicias, Gunn no ha dejado atrás su lado cinéfilo.

Suscríbete aquí a Disney Plus

Si algo identifica al cineasta, es la cercanía con sus seguidores y esto lo demuestra cada vez que en sus redes sociales se toma un tiempo para comentar alguna película que le gustó o bien, para que ellos le hagan las preguntas que quieran sobre su proceso y decisiones creativas, quizá pensando en todo lo que a él le hubiera gustado saber sobre sus directores favoritos. Cuando James ha hablado sobre alguna película ajena a él, siempre procura no hacer comentarios negativos.

Según sus palabras, él prefiere no dar opiniones que no le pidieron tomando en cuenta todo lo que pasa un cineasta para poder lanzar una película. La tarde de ayer explicó más a detalle las razones por las que prefiere no comentar las películas que no le gustan como respeto a sus compañeros. Esta pequeña conversación surgió luego de un tuit de Steven C. Miller (Silent Night - 64%) quien también afirma que no le gusta hablar en público de las películas que no le agradan.

Sigue leyendo: Dave Bautista dice que Zack Snyder es más flexible que James Gunn como director

Como regla general, no hablaré públicamente de las películas que no me gustan. Conozco la lucha para lograr que se hagan y respeto el proceso de realización de películas MUCHO como para cagarme en los trabajos [ajenos]. Me resulta más fácil hablar de películas que creo que son emocionantes y divertidas en lugar de sumergirme en las que no funcionan.

Gunn, por su parte, recordó el momento en el que un colega hizo una “crítica constructiva” sobre su trabajo cuando él nunca lo pidió, situación que lo motivó a no cometer el mismo error con sus otros compañeros como forma de respetar el simple hecho de haber realizado una película, cosa que no es nada fácil para ninguno, tomando en cuenta que es el trabajo de todo un equipo donde cada persona deja una parte de sí mismos. Aseguró también que sólo haría comentarios negativos en una cena entre amigos o cuando se trate de cineasta ya fallecidos.

Continúa con: James Gunn cree que es ridículo criticar una película por estar dirigida a los niños

Una vez tuve un amigo director mayor, que había dirigido algunas películas decentes en los años 80 y principios de los 90 y no se podía ver mucho desde entonces, me llamó después de ver una película mía en un cine y revisó punto por punto, lo que él consideraba una 'crítica constructiva'.

A lo largo de todo un hilo en Twitter, James Gunn recordó cómo se sintió en ese momento, pues su película ya estaba en los cines y aunque le dijeran lo que estaba mal ya no podía hacer nada al respecto, sin olvidar que además debía lidiar con las reseñas de los críticos. Recordó lo mucho que le molestó aquel comentario añadiendo que él solo haría esa clase de observaciones a los directores que se lo pregunten directamente.

Uno de sus seguidores le preguntó si no podría tomar aquellas palabras para considerar los errores en futuros proyectos, a lo que Gunn respondió que cada vez que se estrena una película llegan cientos de comentarios y no necesita que un amigo se acerque a plantar sus propias ideas, menos si no resultan de mucha ayuda, asegurando que eso no significa que no pida opiniones durante la realización; sin embargo, las opiniones después de un estreno ya no le parecen de ayuda.

Comentarios

  • Tomatazos

  • Facebook

 
 
  • Mejores

  • Nuevos